FINA OLIVER

 


Hola amigas/os... 

Os presento a Fina Oliver, un ser entrañable que se incorpora a esta página, para aproximarnos -a través de sus reflexiones y resúmenes de diferentes cursos y conferencias impartidas en su ciudad de residencia-,  la  importante labor de acercamiento a todas estas personas de edad más avanzada que, como ella muy bien define: “quizás necesiten una mayor claridad explicativa para poder entender y comprender el mensaje que en el fondo llevamos dentro para nuestra evolución”. Esta labor la realiza mediante un lenguaje coloquial y  de contacto directo. 

Nos lo irá mostrando, junto algún "Sentir Poético", en esta página a todos los que quieran acercarse a ella, y que por las circunstancias que sean, les sea más compleja la comprensión esotérica de muchos términos. Nos ayudará con sus aportes a este Despertar consciente.

Confieso que no debe ser nada fácil ponerse manos a la obra para conducir-nos hacia otro rumbo y costumbres..., en un entorno aún desfavorable para que este cambio pueda darse. 

Resumiendo diré que, siendo la vida un Viaje desde que nacemos, de aprendizaje en la experiencia continuada y evolutiva,  Fina nos ayudará a vislumbrar que existe un Portal dentro de un umbral mayor. 

Nuestra gratitud Fina por tu aporte en este camino de autoconocimiento...,  que nos llevará a conectar con la realidad Cósmica. 

Recibe un gran abrazo y sé bienvenida.

Emi M.P.

 
 

  índice temático >>>

      Introducción: SEAMOS MÁS ALMA...

  1. SOBRE LA TAREA DEL BUEN SEMBRADOR  
 
 
 
            
 
 









SEAMOS MÁS ALMA...
 
¡Con el alma al desnudo, quisiera verte!

¡Sin esos ropajes de la personalidad,
que tratan de confundir a mi mente!

¡Quisiera ver tu alma al desnudo,
y quedar frente a frente!

¡Y hablar de temas
tan transcendentes...,
que como Ángeles nos sentiremos
en un mundo que muchos
no comprenden!
 

Expreso con este sencillo poema
que seamos cada vez más sencillos,
más coherentes, más alma...

Con AMOR
Fina Oliver






 
 LAS ENERGÍAS DEL PENSAMIENTO
Fina Oliver
 
Un pensamiento indeseable, mísero, ruin, mal intencionado, de envidia, celos rencor, egoísta…, es como un virus, que embrutece y contamina las más nobles intenciones, proyectando cual flechas, hacia el organismo de quienes lo reciben. Pero, la misma persona que los ha generado,  recibe chaparrones de energías negativas que atrae hacia sí misma, como consecuencia de sus proyecciones negativas. La energía conoce a su dueño, regresando a él.
 
Por ello, la persona lanza quejas y lamentaciones por su vida desequilibrada e inarmónica, llena de desastres y tragedias. Es mucha la gente que no se imagina el gran poder que tenemos los humanos con la mente, a la hora de proyectar los pensamientos; ya que somos Creadores en potencia para hacer bien y hacer mal. 
Mucha gente no se imagina la cantidad de peligros que se manifiestan en su entorno, y que los seres de Luz, nos libran de peligros que no vemos. Ya que estamos inmersos en Caóticos Vórtices energéticos provocados por la inconsciencia, la irresponsabilidad y la ignorancia de la masa humana poco evolucionada, que no se preocupa del porqué de cuanto le sucede. 
Todas las energías incontroladas e inarmónicas, se agrupan, formando egregores (como nubes) que afectan sin piedad contra quienes las generan, pero también quedan impregnados los ambientes que  vibran en su sintonía. Salpicando también a quienes están cerca de su radio: entornos, ambientes, compañías indeseables, egoístas, maléficas  y falta de conciencia. 
Las energías de los negativos pensamientos son acumulables por lo que pueden pasar días o temporadas bien, pero que cuando se manifiestan, caen encima de uno, con infinidad de tragedias incontrolables e insospechadas formas de manifestarse; por ser atraídas por quién las creó. Lo que sale de uno, regresa a uno. 
El corazón y la mente, se manifiestan con turbulencias y desasosiego, inquietud y desesperación, por lo que aparece la desazón, la intranquilidad y síntomas de desequilibrio nervioso y psicológico. Alteraciones físicas de todo tipo, apareciendo todas las alarmas del organismo de defensa, frente a sensaciones desconocidas. Por ello, aparece también el miedo, la angustia y la  intranquilidad, el nerviosismo, la irritación, el insomnio e infinidad de reacciones.
Los desastres, y las calamidades nacen de la mala voluntad de la humanidad. NO de la Naturaleza,  ni  del Universo. Mucho menos como castigos del cielo. 
Las lamentaciones no sirven para rebatir las energías indeseables, en el propio destino. Sólo actúan las energías renovadoras, cuando uno recupera el equilibrio, la armonía y la Paz Interior, con el ánimo y la voluntad hacia el bien; por ser las energías de la positividad que emplea el alma para su realización evolutiva. 
Uno puede repeler las energías negativas  con positivos y bellos pensamientos, con acciones nobles de servicio altruista, con buena voluntada por erradicar los incorrectos procederes de los pensamientos, palabras ofensivas, actuaciones que perjudiquen a los demás. Lo que no te guste para ti, no lo hagas a los demás.  
Al mantener la mente y la voluntad en polaridad positiva, se forma una Pantalla que actúa de filtro y de escudo, resguardándonos de las tormentas de energías dañinas indeseables, de las gentes irresponsables e ignorantes de la Ley; Causa Efecto que se  provoca con pensamientos, palabras y acciones negativas. 
Los seres que muestran indiferencia, desden, desprecio y falta de respeto, haciendo daño a los Reinos de la Naturaleza: animales y seres indefensos, que matan y destruyen con frialdad,  rayan entre la inconsciencia del animal; a pesar de tener cuerpo humano. Ya que todavía no llega a ser PERSONA con mayúsculas. Siendo crueles con los demás, permaneciendo el Alma de esos seres  en suspens. 
El nivel de la Consciencia es la base, para determinar el grado de evolución en el que  nos encontramos cada uno. A mayor nivel, mayor grado de responsabilidad y de respeto por TODOS  y TODO cuanto nos rodea de la CREACIÓN. 
El Corazón, no como órgano, sino como CENTRO donde se ASIENTA la Esencia del SER,  la chispa Divina; es el Trono de la Consciencia por donde se manifiesta y expande el alma, con el lenguaje de la INTUICIÓN. Desde ese Centro opera el CORAZÓN, como el propio Juez, de la propia conciencia que determina lo que está bien y lo que perjudica, tanto a uno mismo cómo hacia los demás seres de la Creación. Ello es el primer estado, seguido de cada vez más elevación de la consciencia más Pura, hasta el infinito Universo. 
Actuando el remordimiento. Y es desde ese punto de Poder Divino, que se pone en marcha la LEY de Causa y Efecto Universal. La cual valora y cuantifica,  el daño que has causado y, la repercusión a todos los niveles evolutivos. Por ello, nadie te juzga, nadie te condena. Sólo tu propia consciencia más elevada y Suprema, a la que vamos accediendo con la evolución. Es el propio reconocimiento, al saber y ver, que no has procedido moralmente bien. La moral es de la consciencia del Alma. Es el lenguaje por el cual manifiesta el Alma su sentir. Hasta que pueda controlar efectivamente sus vehículos de expresión humanos, hasta llegar a la total inofensividad. Esos vehículos que corresponden todavía al Reino inferior al humano. 
No existe un Dios justiciero. Es la LEY que opera a nivel planetario y Cósmico, la que regula y pone orden frente a los desacatos de los seres humanos ignorantes, irresponsables y faltos de consciencia. Por ello, opera la LEY  de RESTITUCIÓN, la que actúa. Para que cada uno aprenda a través del dolor y,   resarcir, rectificar y tomar conciencia  de hacer el bien y eliminar  el mal que haya dentro de uno. Ya que el mal es la ignorancia del verdadero SER Superior que opera dentro de SÍ mismo. Ese es el trabajo del Alma. Que deberá trabajar en un vehículo humano.
Es por todo  ello, la máxima importancia del saber, de conocer, de dónde venimos, quienes somos, hacia dónde vamos.  
El Corazón de la humanidad está enfermo, por el egoismo, por la ignorancia del propio SER, la falta de concienciación de SÍ mismo, de las Cualidades del verdadero YO, de sus Poderes, de la magnitud de los misterios de la Creación y la Vida y el destino de toda la humanidad, en este Mundo Material. Toda la Creación se basa en el AMOR   que lo unifica TODO.
 
 
 
 
 

LOS CONDICIONANTES DE LA MENTE INFERIOR

Fina Oliver


El trabajo a realizar para abrirse a una mente más omniabarcante, creativa y positiva es: 

Tratar de no crear asentamientos de ideas fijas.
 
Procurar estar abiertos a cualquier cambio renovador, más allá de las ideas y conceptos  preestablecidos. Mente de libre pensamiento. Ya que la energía VIDA, es renovación constante, fluidez y creación, y va más allá de la mente concreta de pensamientos y sentimientos humanos. 

 


Todo en el Universo está en constante movimiento, no puede haber una parada en las energías que controlan el giro vibratorio de planetas y galaxias. 


Todo en el Universo está  en una constante y renovada vibración de ondas cada vez más abiertas y elevadas en constante movimiento y transformación. 


Nada puede parar, de lo contrario sería el caos del Universo, la desintegración de todos los átomos en su núcleo de  VIDA.


Todo parte de esa Vibración del Fuego Energético del Cosmos,  el motor que mueve y que eclosiona, dando el movimiento, girando sin cesar. Abriéndose hacia los espacios infinitos del Universo, Creando constantemente. 


Es desde esa energía Cósmica en movimiento, que impele a toda la CREACIÓN y a todos los Reinos, a  todo SER, el ÁLITO de la energía VIDA. 


La VIDA  es evolución constante que Marca los  CICLOS, Los RITMOS, Las  ESTACIONES…, es el RELOJ del  TIEMPO   TERRESTRE.

Es por ello  tan trascendente, tan sumamente importante que el individuo esté en constante renovación. No dejándose en el abandono de la inercia, de la pereza o el no saber cómo funcionan las  energías; ya que es como no vivir, y pararse en el tiempo, cristalizándose. (Muertos vivientes.)
Vegetar o no evolucionar. Saber la relación y unión con las energías del Universo que operan al ritmo humano. 

Sólo cuando el ciclo de VIDA  ha culminado la etapa programada por el Alma, es cuando todos los sistemas del cuerpo, comienzan a ralentizarse, preparándose para el desenlace con la Materia, entrando en decadencia física. 
 
Todos los sistemas del organismo van decayendo replegándose  y deteriorando para su transformación y preparación a la Metamorfosis. Como la mariposa en su Crisálida. Ya que no existe la muerte del alma. El Espíritu se repliega a su Esencia Divina más elevada. Hasta la siguiente etapa de vida y aprendizaje. 
En todo, ocurre el mismo proceso, referente a las Formas materiales. Construcción, transformación, renovación; destruir para construir nuevamente, con nuevas energías. 
Todo va quedando caduco, inservible con el tiempo que tenga de Vida cada cosa. Los edificios y todo cuanto puedan construir la humanidad. Todo sigue más pronto o tarde el proceso de  desintegración y renovación. Ya que en este mundo material, estamos sometidos al factor tiempo, a la relatividad de las cosas, a la dualidad. La Naturaleza opera sin resistencia, siguiendo las pautas establecidas por la Ley Universal. Más allá de las leyes y normas de los hombres. 
Pero solamente el hombre, es el que pone resistencia a la Ley Universal y la energía VIDA, en la que se manifiesta toda la Creación. Por la propia ignorancia,  esa ignorancia que le otorga al miedo su flaco favor, al tránsito llamado  muerte. Pero cuando uno sabe el proceso en su más profundo sentido Espiritual, se libera y descubre el misterio. La clave está en el desapego a lo Material. 
Cuando uno se detiene, deja de vibrar al son del ritmo que       marca la renovación y la  transmutación.  Cuando uno se obceca en ideas, formas de pensar y de vivir en el pasado,  pierde el ritmo de la Creación, que  representa el colapso, el freno, la retención y cristalización  de las energías que llamamos VIDA. Apareciendo lo que llamamos Enfermedad. 
Cuando uno no tiene inquietudes por saber la esencia de la VIDA, de la Verdad de las cosas, por descubrir y experimentar conocimientos y explorar nuevos y renovados niveles de conciencia; cae en la cristalización de sus propias formas: mentales, emocionales, conceptos fijos.  Como vivir emparedado en las propias ignorancias y limitaciones  que de otro modo, podría superarlas.
Ello, viene a ser como vivir en una habitación sin Luz, sometido a la oscuridad y densidad de la materia y del mundo que nos rodea. Con las consecuentes limitaciones para el alma. Siendo que, la energía sigue al pensamiento. 
El Espíritu, la Esencia Pura  se manifiesta a través de los infinitos Reinos de la Naturaleza, desciende y se integra en esas energías más densas, para redimirlas, enaltecerlas, transformarla en una más elevada vibración magnética;  a través de más altas vibraciones Radioctivas. Cambiando en infinitas formas de: minerales, vegetales, animales y los seres humanos que habitamos la Tierra.
Ello es, el proceso evolutivo de Mundos de VIDA.
El gran milagro se produce, cuando el individuo toma consciencia de   MISMO, cuando comienza a comprender el sentido de la VIDA y, su papel en este mundo que nos rodea;  en ese Milagro que uno puede provocar con sus actitudes, con sus procederes, con su mente abierta, con la utilización de esas polaridades de energía transformadoras;  que invitan a la elevación y sublimación de lo material en esencia Pura de, ESPÍRITU Puro.   
El YO, Esencia,  se convierte en el Alquimista  de esa materia en la que habita el Alma. Ese yo personal inferior, se transforma en  ese YO  Divino que habita en el cuerpo material y, otros más sutiles. Produciéndose el sacrificio, de la energía  Crística. Del ESPÍRITU, REDIMIENDO, Iluminando la Materia.  Se produce, cuando el alma ha realizado sus experiencias para conseguir la SABIDURÍA, cuando ha completado todos los ciclos correspondientes de liberación y sublimación sobre la Materia. Para poder elevarse y  regresar a la morada del  Padre CREADOR del Universo. La Consciencia PURA. 
En el  CENTRO  del corazón,  la energía CRÍSTICA, muestra el Camino, la Verdad  y la VIDA.  El Corazón expandiendo e irradiando el AMOR Universal   del PADRE  a  la humanidad, para que se libere de la rueda del sufrimiento, del renacimiento, con la transformación y sublimación del  mundo de la materia. 
La Mente Superior, revela los grandes misterios de la VERDAD  de  la  VIDA. La liberación de las Almas. 
El Sacrificio de la  energía  Vertical  es la del ESPÍRITU, que sacrifica su PUREZA para la REDENCIÓN  de la energía  horizontal que es El mundo de la Materia, y que se representa con el símbolo de la cruz.
Cada UNO, deberemos tomar la resolución del camino,   Vertical o el  Horizontal, en el que queremos vivir.  El camino de la liberación o, el del sufrimiento material.
El material es el de las candilejas y cantos de sirenas, de inconsciencia y oscuridad, irresponsabilidad, ignorancia  del verdadero Ser Interno.
El de la LUZ, es el que eleva y libera de la rueda de renacimientos. y sólo , decides TU camino.
 
 
 

 
 
                                                LA MENTE LIBERADORA
                                                   FINA OLIVER
 
Por la inmensa complejidad del ser humano, resulta primordial el tratar de conocer los mecanismos que subyacen dentro de uno, para poder comprender cuanto repercuten dentro y hacia fuera de sí mismo. 
 
Toda expresión: mental, de pensamiento o palabra a la hora de comunicarnos con los demás, toda expresión física hacia los demás seres o entorno que nos rodea, y así como el modo de mirar y conectar con los ojos físicos; DETERMINAN, el correcto o incorrecto uso de nuestros vehículos humanos de expresión.  
Todo ello, tiene un gran significado que repercute en todo el organismo, físico, emocional, mental. Ya que en principio sólo se contemplan y reconocen  los aspectos más elementales del ser humano normal y corriente. “hasta…” descubrir cuanto existe más profundo y omniabarcante de uno mismo. 
El dolor, el sufrimiento, los desengaños, la opresión, la soledad, la desesperación; todo ello es común al conjunto de toda la humanidad. Es por igual, a cualquier raza, creencia, religión ideología, educación… 
Por todo ello, cuando uno se IDENTIFICA  con:   una nación, una raza, una religión, ello genera el conflicto entre los seres humanos, ya que crea separatividad ideológica y muchas veces física entre los pueblos. Generalmente las ideologías nos separan como Almas.  
Todas nuestras reacciones las comparte toda la humanidad, ya que pertenecemos en principio a una mente colectiva. El cerebro puede estar condicionado según el país de nacimiento, la educación recibida, las costumbres impuestas, las tradiciones, la religión que se procese, el propio Dios…, cualquier creencia es producto del pensamiento. 
Cuando se vive en la mente concreta o mente inferior, puede ser un mundo mental y físico básico y de supervivencia. Es desde el fundamento del yo, del mí y lo mío, al pensar que lo conocido es mejor que lo desconocido, ya que ello crea seguridad; pero a la vez crea confusión y conflicto a la hora de tomar decisiones, ya que lo desconocido crea inseguridad, intranquilidad y miedo. 
Pero con la seguridad no puede haber cambio, renovación, transformación, liberación de lo viejo por lo nuevo, nuevas experiencias que favorecen la evolución humana: Liberación de la mente en ideas, conceptos, costumbres caducas, hábitos que hay que romper para liberarse de la mente concreta limitada  por los espejismos, de la falsedad; pudiendo acceder más allá del sufrimiento, de los sentimentalismos que sólo crean dolor y conflictos emocionales. 
La mente concreta trabaja fundamentalmente sobre los pensamientos superficiales y mezquinos, que inducen a una vida sin sentido y mezquina, cargada de conflictos, discusiones, competitividad, peleas, separatismos ideológicos. etc.
En la evolución nada existe que sea fijo, permanente, ni los patrones mentales, los sentimientos…, todo se van rompiendo cuando se cuestionan y se escucha con verdadera objetividad mental. Escuchando el sentir del corazón. Aplicando el discernimiento, cuestionándolo TODO. 
Para conocerse a mismo, en los modos de pensar y los sentimientos al escuchar, al actuar; van surgiendo renovados modos y formas de mayor amplitud y libertad que deben aflorar para todos los cambios más favorables de vida. “Todo nace, Todo debe morir…” para el nuevo renacimiento.
La Mente Liberadora, es la Mente SUPERIOR del YO SOY. 
Es la mente cuyos pensamientos y manifestaciones, a través del ser humano Ya  REALIZADO como PERSONA, ha SUPERADO: la ambición, la separatividad, el odio, la envidia, la mala intención…, ya no se  identifica con el cuerpo, el miedo a la soledad;  siente la UNIDAD con todos los demás seres y el Mundo que le rodea; como parte Integral de mismo. 
Es a medida que se pone la ATENCIÓN sobre cada pensamiento, cada palabra, cada acción, es que se va permitiendo que salga libremente cuanto hay por dentro, y de ese modo sólo la observación hacia SÍ mismo permite eliminar la incoherencia que no da paso a la coherente manifestación del pensamiento, la palabra y la acción Consciente. Todo ello siendo responsable de sus consecuencias, positivas y negativas que operan en la vida de uno y, que repercute hacia los demás.
La mente del YO Soy, ha superado a la mente concreta y a conseguido la identificación con el alma; NO con el cuerpo. Ha conseguido liberarse de los condicionamientos impuestos por colectivos del rebaño, de la masa  que vive al son de las reacciones emocionales, del mundo de las candilejas y los espejismos que impulsan a esa vida sin sentido de los instintos básicos. 
La LIBERTAD puede existir únicamente en la Consumación de lo negativo en uno, NO en la represión, en la obediencia o repetición de un patrón de vida, costumbres preestablecidas etc. 
Lo nuevo no puede existir si no hay Libertad de pensamiento.
Los dogmas religiosos, la opresión, son un atentado a la inteligencia humana y a la VIDA evolutiva del Alma.
El pensamiento viejo, las ideas y conceptos viejos, caducos,  debe dar paso para que lo nuevo salga a la LUZ.
 
LA  MENTE INFERIOR RESPONDE AL EGO  INSTINTIVO DE LA PERSONALIDAD MÁS ELEMENTAL. 
 
El trabajo evolutivo consiste en la Autodependencia a través de la propia LIBERTAD de pensamiento, basándose en el propio discernimiento y la propia consciencia del YO, que es la capacidad de transformarse a Sí mismo y buscar la propia Luz  Interna del verdadero SER, dejando atrás, la naturaleza instintiva animal, la naturaleza emocional (del sufrimiento) y la mentalidad colectiva indiferente, perezosa, inconsciente e irresponsable de su verdadero SER Divino. 
Estas  fuerzas de energía van cambiando con mayor realidad y nobleza en la medida que Uno ejerce los sentimientos de más alta vibración,  más puros, más auténticos, de mayor altruismo y nobleza Interior. Por ello uno va manifestándose, según la vibración que mueve la Intencionalidad y,  según el conocimiento del funcionamiento de las energías que se manejan; uno puede comprender, aceptar y evitar los enfrentamientos con los demás seres que lo ignoran, siendo más comprensivo y tolerante. Aceptar las ignorancias de los demás y las limitaciones a las que estén sometidos por el Karma acumulado. Es comprensión, tolerancia y amor que obliga a comprender que corresponde a la escala evolutiva de la conciencia de cada ser humano; como alma en este mundo Material. 
Las energías que llamamos Amor, son las que están por encima y abarcan desde la compasión al AMOR Incondicional y altruista, ya que lo demás son sentimentalismos emocionales, hasta aprender a amar incondicionalmente; más allá de toda etiqueta puesta por la sociedad: llámese padres, hermanos, amigos, conocidos o vecinos. La escala de este sentir corresponde a los seres de menor vibración evolutiva, ya que atañe al amor condicionado o impuesto desde fuera. El verdadero AMOR corresponde a la Inclusión de TODO, sin etiquetas, formas, ideologías o colores de humanidad. Que realmente surge del Corazón sin límites ni barreras religiosas e  ideológicas. 
Por ello hay que tener en cuenta que cada Uno tenemos un modo distinto de amar. Dependiendo del nivel de consciencia y, del acumulo de energía de más alta vibración con la que el alma trabaja desde el Corazón y, desde la mente Superior. 
El Alma es la que a través de sus experiencias en el mundo material y la conexión con la Esencia de su SER; va tomando Fuerza y elevando la radiación magnética hacia su entorno, llenándolo de Luz y de las más nobles y puras energías del verdadero AMOR. Amando y respetándolo TODO, por sentir y Saber que TODO forma parte de Sí misma. 
Por esa razón tan primordial, Uno deja atrás las candilejas y las banalidades del mundo material, la falsedad, los espejismos mentales y, enfocando la mente y el Corazón hacia la Vida del equilibrio, la Armonía y la PAZ interior, incluyendo a toda la Creación con amor y profundo respeto y adoración a la VIDA. 
Uno puede  escoger el camino de la Serena observación, de la ATENCIÓN puesta en el  objetivo de la mayor y más importante empresa para la realización del Verdadero SER interno; subyugando a la personalidad, aprendiendo a ser realmente el alma en acción. Llegando a este punto, cambias el rumbo de TU propio destino. Ya que eres el que lo construye, bien o mal. Nadie te juzga ni nadie te condena. eres el hacedor, de TU Vida, recta o torcida, de sufrimientos o de felicidad. Las quejas, las culpas son de la propia  ignorancia de no conocer la propia Esencia del auténtico y verdadero SER Interno. El cuerpo es sólo el vehículo por el cual se expresa el Alma en esta vida y Mundo Material; por ello, aquí se queda. 
Si se pretende vivir en la REALIDAD, debemos apartarnos del mundo fantástico de la fenomenología, ya que ello conduce a la irrealidad, al espejismo, al retraso evolutivo del Alma y las vibraciones  más bajas que frenan el fluir de las energías más elevadas. 
Si se pretende estar conectado al Alma y seguir las directrices de la consciencia Universal, habrá que tomar muy seriamente el vivir con SOLEMNIDAD, dignificando todas las facetas  y líneas de los pensamientos de más alta vibración, con la magia creadora de la positividad y la creatividad, consciente de su Magia y Poder. 
Tomar conciencia del Valor, del PODER de la mente unida a la VOLUNTAD  y trascendencia que tienen las Palabras a la hora de pronunciarlas hacia los demás, en  positivo o negativamente, sabiendo las consecuencias en el destino de Uno; por Ley de Causa y Efecto. Todo cuanto sale de TI, de tu mente y de tu corazón, regresa a TI, tanto lo que llamamos bueno cómo lo que llamamos malo que es la   polaridad energética positiva o negativa que sale de tu mente y de la intención de tu corazón. 
Cuando se ha entrado en el sendero evolutivo del Alma, las actuaciones, deben ir acompañadas de consciencia, responsabilidad e inofensividad,  destacando las energías del AMOR más Incondicional. 
En las manifestaciones deberá destacar la humildad, la sencillez, la armonía y la Paz en el Corazón. Irradiando la Luz Interior de Tú SER hacia TODO cuanto te rodea de todos los Reinos de la Naturaleza. 
Con ello, el Alma va tomando todas las riendas de sus vehículos humanos: físico, emocional y mental,  teniendo mayor firmeza y rectitud en el camino  que decidió para evolucionar Espiritualmente.  El camino  Universal que se unifica con su Esencia Divina. El verdadero YO SOY, de la VERDAD Y LA VIDA. Con destino al Infinito Universo.
 
 


  
 
 
 
 
 
EL MIEDO
Fina Oliver
 
 
El miedo incapacita, anula la voluntad, retrae el ánimo para la búsqueda y la investigación del gran misterio de la vida y del Ser humano. 
Por el temor fue la regresión de la humanidad al pasado o la renuncia a proseguir en la búsqueda de la liberación del alma, quedando aferrados a la escasa consistencia del  puente que deberemos formar, de la oscuridad que es  la ignorancia, a la LUZ de la consciencia, de la inconsciencia, a la consciencia del YO  SOY, el verdadero SER Interno. 
Los que no  tuvieron miedo a penetrar en el conocimiento, más allá de las enseñanzas preestablecidas por religiones o sectarismos, no retrocedieron ante la Luz de la nueva conciencia,  y siguieron adelante venciendo el miedo y las indecisiones,  hallaron su recompensa en la Iniciación, el descubrimiento de las verdades Universales; más allá de los dogmas y más allá de la lucha y de los sufrimientos de las batallas sostenidas contra las limitaciones de las costumbres, los conceptos y las críticas o los rechazos de los demás. Muchos fueron torturados y sacrificados. 
Muchos fueron conscientes de un gran despertar espiritual. Realizaron todas  sus aspiraciones de paz, libertad y plenitud, dejando sus huellas, su antorcha encendida y abriendo nuevos caminos de LUZ.  Son los que dieron sus vidas, su Saber, y hoy nos permite encontrar las señales de Los Maestros de SABIDURÍA Universal. Para encontrar el propio camino Espiritual y la liberación del Alma humana. 
De ahí  que el buscador, sea cual sea su grado de integración dentro del destino iniciático del planeta, y su grado de adaptación a las corrientes de vida en aquellas dimensiones descubiertas;  será siempre un Colaborador decidido y testigo ejemplar de aquel  bendito Plan que  los Maestros Conocen y Sirven.  El Mundo del alma, ofrece una recompensa que se halla más allá  del mundo terrenal, y  no ofrece unos cielos quiméricos  ni fantasiosos de descanso, ni de la apacible beatitud de un estado de reposo o de tranquilidad placentera; ya que eso NO es la realidad; más bien es  la actividad infinita de un movimiento eterno, cual es, el de la vida del Corazón Solar, abierto al Universo  y los Mundos infinitos de la Creación de Dios. 
Mundos y Galaxias infinitos de VIDA, Transformación y REALIZACIÓN inimaginables a la mente humana.
Ya que igual que es abajo, el alma deberá trabajar en el proceso evolutivo consciencial y, reconocer: quien es, de dónde viene, hacia dónde va.  Establecer la reconexión con la LUZ del verdadero Ser, y construir el puente que le permita regresar a su Esencia.
Del mismo modo es  arriba, el trabajo evolutivo del SER, es Infinito. Otros Planos o niveles de consciencia que nos permite con el tiempo,  tener claros los camino y, para qué venimos a este mundo. 
Con el trabajo interno, el alma va tomando las riendas de su devenir, de las tareas más eficaces y convenientes para llevar adelante su cometido, y va adquiriendo la habilidad de permanecer constantemente conectada a la fuente energética de su Ser. Abriéndose los velos, y descubriendo los misterios de la vida. 
 
Por ello  los descubre el decidido, el osado, el que no tiene miedo a descubrir nuevos caminos y otros modos de vida, de mentalidad, de renovación constante, yendo al compás y el ritmo del fluir y manifestación de la Vida Creativa. 
La energía VIDA, no obedece al tiempo Material,  su dinamismo, su poder creador rompe todos los parámetros  de  la mente humana. Nosotros los humanos sólo somos cocreadores, imitadores de esa Fuerza y ese Poder Divino. 
Es por ello, que no tiene cabida el  indeciso, ni el miedoso. Éstos quedan rezagados y a merced  de las masas temerosas de los cambios, del apego a las costumbres establecidas; ya que les da seguridad. El ego teme la inseguridad. 
Son los que se suben al tren de la vida, pero sin saber donde les lleva, son los que no se cuestionan a donde les conduce esa vía, dejándose conducir plácidamente, no se plantean su autodependencia, su autodeterminación de consciencia. 
En esos trenes, viven, se mueven y “mueren”, los seres que más se quejan, llenando los ambientes y el espacio de amargas lamentaciones por el sufrimiento, por los fracasos de una vida sin sentido, ya que son los trenes que quedan estancados en vías muertas, faltos de señales, de farolas de Luz que permite ver el terreno que uno pisa y camina. 
Ya que la REALIDAD del vivir, sólo se enfrenta con valentía, y  el proceso del largo y solitario camino ascendente de la escala evolutiva humana, más importante de esta vida en este mundo material es para el  Viajero incansable, desapegado de cuanto le rodea pero, amándolo TODO cuanto la vida le pone en su camino. Aprendiendo de todas las experiencias que surgen en el sendero cada instante. 
Por ello, resulta fundamental la constante remodelación en la mente, en el corazón, el modo de vivir simplificando la existencia, valorando la etapa presente en este mundo terreno, sacando la máxima esencia de cuanto la Madre Naturaleza nos enseña. 
La distinción entre un alma joven y un alma vieja, reside en el acumulo de experiencias adquiridas en muchas encarnaciones; distinguiéndose y destacando  la vieja, por su Sabiduría. 
La VIDA es renovación constante.
Las personas respondemos a las vibraciones que emite nuestra alma más o menos evolucionada.
A mayor vibración, mayor receptividad y conexión con la consciencia cada vez más elevada de Mundos Superiores.
A mayores cualidades y Valores Internos, más facilidades para conseguir la Liberación del Mundo Material y acceder a esos otros Mundos de consciencia infinita… de mayor Luz, Amor, Sabiduría.
La llave de acceso la tenemos cada UNO, con nuestra vibración de Positividad en la mente y el corazón, con la Inofensividad.
TODO depende sólo de UNO mismo, sin imposiciones, sin miedos, sin ataduras al pasado, a todo aquello que anula o limita nuestra LIBERTAD. Atreverse a ser LIBRE es amar la VIDA que fluye a través de UNO.
Tú eres la  m a n i f e s t a c i ó n   de Dios  en este Mundo.
 


 
 


REFLEXIONES  SOBRE LAS  CRISIS
Fina Oliver 
 

Todos participamos de la inquietud, el nerviosismo, la ansiedad, ante la situación de inseguridad. Ello provoca CRISIS, por el miedo a la inseguridad, por no saber si uno será capaz de controlar o salir de ese estado. 

La mente busca y quiere trabajar en los campos de la seguridad, controlarlo todo al máximo. No le gustan las incógnitas del plan que es indefinido. 

Si uno cree en el Alma, se debería pensar que las tan temidas CRISIS, son las asignaturas del programa del Yo Superior,  que comprende, el estar anclado en la Tierra, por el Alma, como paloma mensajera, que sube y baja, de los Planos más sutiles, a la Tierra. Anclando su Aposento, en el Corazón. Para las experiencias que le aportarán, una serie interminable de Crisis, para fortalecer la Voluntad y  para PROBAR, la Resistencia, Adaptabilidad, Estabilidad y Creatividad del individuo, frente a su Destino. 

Los Trabajos de Hércules 


Las Crisis son pruebas para el Alma, la disposición de persistir en el camino de la Luz, y la estabilidad emocional frente a ellas. Siendo lo más importante, los valores que revelan nuestra respuesta a tales situaciones de Crisis: mental, sentimental, emocional, económica, de situación como la enfermedad etc. 

Lo importante es la reacción y postura del comportamiento, que queda después de la Crisis. Las experiencias que uno saca de ellas, percibir para qué le ha servido. Aprovechando el conocimiento y el manejo de la actitud personal ante  las  Crisis. Ya que, no es por casualidad, por castigo de nada ni de nadie. Son las Iniciaciones para la Fortaleza y la autodeterminación en el propio destino del YO SOY. 

A pesar de no gustarle a la personalidad, las Crisis, son una gran oportunidad para avanzar en el camino Espiritual que debe recorrer el Alma, para conseguir el contacto con la Luz que guía hacia el verdadero camino de Realización personal y la Liberación de la rueda del sufrimiento. 

Es la Discriminación, la que conduce a la decisión correcta, el camino más adecuado, eliminación de lo no esencial y, concentrarse en la esencia de lo interno que concierne al Alma y, su relación con los trabajos de la personalidad. Tratando de sacar a la luz las cualidades del verdadero Yo. 

Sacrificio---entrega—renuncia--sencillez—simplicidad en la vida cotidiana, ojo  fijo en la meta de la LUZ del SER. 

El individuo es el ÚNICO Responsable, y Dueño, de las energías que utiliza en cada Acto, en positivo o negativo. Pudiendo RESTABLECER  el orden, el Equilibrio y la  Armonía en la propia vida y destino. 

Las Energías: Saldar, Equilibrar… 

Cada acción ejecutada por el individuo, con el pensamiento, la palabra  y la acción; produce unos efectos. 

Todo individuo es Responsable de la forma en que use sus energías inherentes, a través de sus pensamientos, palabras, sus obras, sus sentimientos y sus emociones. 

La Materia emite una baja vibración. Los pensamientos, las palabras y los actos negativos, son de baja vibración. Esta vibración es la que produce el sufrimiento en el individuo. 

Los pensamientos, las palabras y las acciones positivas, son      de alta vibración, las que unen al individuo hacia la     Consciencia cada vez más elevada. 

El desconocimiento de este PRINCIPIO y, los Preceptos y demás Leyes Naturales Universales, no eximen a nadie, de sus responsabilidades.

Cuanto más conciencia, más responsabilidades. 

Por esta razón, que cada Alma individual, tendrá que encarnar varias veces, hasta que esas Energías distorsionadas, tergiversadas, desvirtuadas, deformadas, usadas en descontrol o, con mala intención;  alcancen nuevamente su equilibrio y armonía natural. Ello lleva sufrimiento que más pronto o tarde, surgirá la Luz. 

Todo ello, no es ningún castigo, ya que será la propia consciencia desde su nivel más elevado, la que considere su rectificación provocado por la ignorancia. 

Es la LEY  de la conservación de la Energía en constante actividad. Ya que la Energía no se destruye, sólo cambia de forma. La oscuridad, la densidad la transforma la LUZ. 

Todo es  Causa, que se produce con las manifestaciones de cada comportamiento humano, y ello,  genera constantes  EFECTOS.

Son los dictados del Alma, para ser ejecutados por el cuerpo, que es sólo su vehículo para poder manifestarse en el mundo Material. 

 El Sentido de la Meditación. 

 
El fin de la Meditación, es calmar, serenar y Purgar la mente de todos los residuos de acumulaciones, de espejismos y descontrol. De negativos pensamientos, incoherencias etc. 

La meditación sirve para liberar la mente de la carga de memoria del tiempo.  Para aplacar al cuerpo emocional, utilizando la mente más elevada y poder ver con objetividad 

El pensamiento es producto del pasado acumulado. La memoria es un obstáculo de aquello que es independiente del tiempo. Por ello el miedo a la inseguridad. 

La memoria psicológica es la que acumula el yo personal, no el recuerdo de los hechos, de la memoria necesaria para desarrollar las técnicas y quehaceres de la vida cotidiana... 

Toda actividad psicológica o educación que condicione la mente por medio del nacionalismo, la identificación con un grupo, una ideología o un dogma, una religión, es un impedimento para la búsqueda de la VERDAD.

El gran trabajo del alma es la Liberación, de todo aquello que limita, ata e impide llegar libremente, al conocimiento, a la Verdad  Una. 

El conocimiento viene, con el cese de todas las actividades de la mente, cuando ella está absolutamente libre, silenciosa, serena. La mente tiene que purgarse de todos los impedimentos que se ha creado,  para que surja, la Suprema Sabiduría.
 
La meditación, es un proceso de expansión del YO.
Mediante la imitación, no habrá entendimiento ni Libertad. 

Ser consciente de SÍ MISMO, la Voluntad es inteligencia Auto-expansiva, ser consciente del proceso del deseo del YO  personal, es experimentar La Verdad, ÚNICO libertador.







                                                                         

LOS RETOS  DEL MOMENTO  PARA

 TODA LA HUMANIDAD.

FINA OLIVER 

 
 

 


TODOS   somos llamados.

El que tenga Ojos  que  VEA.

El que tenga Oídos  que escuche.

Las señales se manifiestan para todo ser humano.

 

¡¡Despierta corazón dormido, alégrate Alma Inquieta, despierta la Inteligencia, que presta está la consciencia!! 


Por tener toda la humanidad el Libre Albedrío, cada Uno, viviremos esta etapa de ‘’crisis’’ en  relación al estado de consciencia Particular. 


Para un colectivo de la gran familia humana, será la Gran oportunidad de cambiar el rumbo del camino, dejando atrás lo caduco, despojándose de todo lo superfluo, el valor y apego a lo material. Ya que somos LUZ. La Materia densa se queda  aquí, en la Tierra. Sólo nos llevamos las experiencias que amplían la consciencia. 


Ha llegado el momento para la humanidad de aflorar la Luz de lo verdadero, ver realmente las caras donde se esconde los oscuros y atractivos engaños, que tanto sufrimiento han repercutido a nivel psicológico y del Corazón a los seres de pequeñas voluntades; dormidos en la inconsciencia. 


Esos seres que se dejan arrastrar por los astutos mercaderes de todos los negocios que, sin ningún escrúpulo, manejan y manipulan a su antojo, las pequeñas voluntades de los seres, sus voluntades, las de poco discernimiento y poca voluntad por aprender y saber dónde está la Verdad y la Mentira que manejan los seres que viven de, y en la oscuridad. 


Ha llegado el Gran momento de Ver la Luz O la Oscuridad que hay dentro de cada Uno. La Verdad O la Mentira dentro de la mente y el Corazón en el que estamos viviendo cada Uno. Más allá de los convencionalismos e ideologías o creencias particulares. Todo es condicionante de la Libertad del Alma. 


La VERDAD es LUZ.  No pertenece a ninguna religión en particular. Es la Naturaleza de nuestra Esencia Divina, más allá del cuerpo humano. Nuestra Esencia es LUZ  por encima de la  Materia.  Espíritu es la Esencia que existe dentro de ella. El PODER de esa LUZ y su transcendencia, es la que vibra en el Corazón, y que llamamos consciencia, unida a la Mente y el Corazón del TODO,  del Universo. 


Hemos sido víctimas de esos seres que en nombre de Dios, y haciéndose decir portadores de la verdad,  han mancillado la Inocencia de las mentes y corazones ignorantes de las escrituras, vedadas al pueblo. Por los que buscan el poder y someten a los demás a su conveniencia. 


Toda la Enseñanza, es Patrimonio de la Humanidad. Nada es propiedad privada para unos pocos y astutos manipuladores, que tergiversan la VERDAD, la LUZ que da el conocimiento de SÍ MISMO. Está escrito. La Verdad os hará LIBRES. 


Vamos a presenciar el resurgimiento del Gran despertar de consciencia, mucha Luz a las mentes y los Corazones, muchas verdades ocultas serán desveladas. VERDADES que harán caer muchos castillos de poderosos, muchas caretas de la falsa hipocresía, edificados con la mentira, la apariencia y la corrupción. La Justicia se establece desde la consciencia más elevada al hombre, a los convencionalismos egoístas y crueles de seres que todavía no conocen el AMOR, no están conectados a su Alma, no viven la unidad, estando limitados al círculo de su propio ombligo egocentrista. 


Tratan de que siga el MIEDO, la ignorancia, el misterio. Ello es un ATENTADO a la inteligencia humana, y ello sólo está en las mentes oscuras, egoístas, maléficas que tratan de impedir el correcto proceso de evolución humano.  


Son tiempos de ALEGRÍA, de esperanza en ese camino que nos libera de todas las ataduras limitadoras de los verdaderos Valores y Cualidades del Verdadero SER. Si uno quiere saber, aprender y conocerse a mismo, como parte del TODO. 


Somos seres de LUZ, LIBRES  de todos los condicionamientos creados por el egoismo y los intereses  de los hombres.  Tenemos toda la ayuda del Universo, con la promesa del  CRISTO.


Somos esa parte Divina del Gran proyecto  Creador que unifica y eleva los Universos hacia el TODO. 


La confianza, la certeza y la propia convicción, van aflorando en la medida que uno se descubre a SÍ mismo, a su Alma, a su Luz, a su propia consciencia; cuando aprende a escuchar la tímida voz de su Corazón, el sonido de la voz de su Alma. 


Es a través de la quietud mental, del silencio Interno, de prestar mucha ATENCIÓN a todo cuanto nos rodea… La Naturaleza, las personas, los acontecimientos diarios, la gente en sus afanes y problemas etc., viéndose UNO, analizando su propio comportamiento, sus decisiones, sus obligaciones, sus reacciones, y todo aquello que le ata a esa rueda. 


En Uno está la resolución de liberarse de la cadena preestablecida de vida, más bien, de un sin vivir. Tomar las riendas para las resoluciones más importantes de liberación. Ya que ningún gobierno, ninguna religión, ninguna autoridad, nos va a resolver la propia existencia. 


Es el despertar de la propia consciencia, el permitir que nuestra Alma tome el mando, dejarnos llevar por la Luz que guía hacia el verdadero camino Interno; el que podemos acercarnos a las verdades y grandes misterios de nuestra existencia humana y Divina, de paso por la Tierra. 


Sólo en tu Voluntad, en tus decisiones, en querer conocer a TU verdadero SER, están las Claves de Tu destino.


Nada, ni nadie, te juzgan. Nada ni nadie te condena. Todo es AMOR en la CONSCIENCA MÁS ELEVADA.


 




REFLEXIONES DEL  ALMA
      FINA OLIVER

 



 
 
Cuando pierdes la conexión con alma, pierdes el contacto con: tú equilibrio, tú armonía, tú Paz Interior, tú Norte; perdiéndote en el mundo banal que te rodea y los espejismos mentales del colectivo de la humanidad inconsciente e irresponsable de la GRAN transcendencia de su propia VIDA. 

La verdadera quietud es tú armonía Interior, y Tú  Paz Interior es la Paz  que expandes con tu irradiación al mundo que te rodea, desde el Corazón. 

Tú puedes encontrar la solución a las situaciones y conflictos de la vida cotidiana, en cada momento, ya que tú tienes el Poder de la Voluntad y la capacidad de discernimiento. 

Tú puedes armonizar y crear los aspectos más favorables de la convivencia, empleando la inteligencia, irradiando las energías más favorables con tus pensamientos más positivos y creativos. 

Tu alma está por encima de cuantos pensamientos negativos aparezcan en tu mente, estando tu alma más elevada que los problemas y situaciones desagradables que te impiden estar en armonía y equilibrio con tu verdadero SER. 

El alma está más allá del sufrimiento y de los egos del cuerpo. Tú no eres tu cuerpo, y la personalidad son los conductos por donde se expresa  el alma, para sus experiencias en esta vida Material. 

La Esencia de tu auténtico YO,  vive el momento presente, el aquí y ahora. No dejes que los problemas o adversidades te venzan, ya que todo se disuelve, según la importancia que le des, O los dejas pasar. 

TU alma anhela que la escuches para darte la fuerza y el valor y mostrarte el camino de ese mundo mejor, de Luz y amor, que es la liberación. De todas las ideas y conceptos que impiden TU evolución. 

Tú eres el canal por donde fluyen todas las energías del Universo. Eres la promesa VIVA  de ese mundo de Realización Infinita. 

Tu alma es la mejor guía, hermana, amiga y compañera de tú vida aquí en la Tierra. 

No dejes de escucharla, pues ella es Pura y Sabia, y te guiará y te dará la Luz  al entendimiento para ver claros los caminos y, para qué has venido a este mundo. Teniendo la visión y percepción, más allá de todo cuanto dificulta la visión humana. 

En Ti, están todos los dones de la Naturaleza, lo más hermoso y sagrado de la Creación en esta Tierra. Tienes el gran Poder de transformar  y crear tu propio destino. 

Por ello, no sirven las quejas, la culpabilidad ni mirar los conflictos del pasado. Es un mirar hacia delante cada instante, pensando, sintiendo y haciendo, conscientemente; la realización  del Gran Poder de Tú existencia  en el presente. Dignificando Tú VIDA. 

Hoy, estás viviendo, el fruto de las semillas  buenas o malas que sembraste en el ayer.  Hoy, puedes sembrar las semillas más puras, nobles y trascendentes, para un nuevo amanecer en vida.  Teniendo con ello, más plenitud, más armonía, más realización; pudiendo vencer sobre: las amarguras, conflictos y penalidades que amargan la verdadera Vida de ese mundo mejor. eres el CREADOR. El Transformador, para que sea esa Realidad. 

, tienes el Poder de la Transfiguración, en la Crisálida de Tu Interior. 

De convertir una vida más plena de felicidad, derrochando por doquier  mucho Amor. 

Cualidades Divinas hay en TU  SER, para cambiar TU  destino, ya que en Ti están: la LUZ, el AMOR, la SABIDURÍA que comprende toda la CREACIÓN.


 
 

  
 
EL SENTIDO  TRASCENDENTE   DE  LA   autodETERMINACIÓN.
Fina Oliver 
 
 
Uno de los factores más importantes en la vida de la persona es la FACULTAD de la Autodeterminación:
La Decisión Propia.
La Intención propia.
La Voluntad propia.
La utilización del propio discernimiento. 
 
Son muchas las personas que al igual que un virus, se dejan Contagiar  y llevar por senderos de la vida colectiva de la humanidad. Ello hace que las vidas y los destinos se parezcan en lo general; cayendo en los mismos problemas y situaciones del conjunto colectivo, tanto problemas cómo enfermedades. 
 
Es sólo a través de emplear el propio criterio de discriminación, del propio discernimiento, que cada uno dirigimos la orientación del propio Camino Evolutivo. No siendo marionetas abducidas por nadie hacia ningún terreno. Creándose de este modo, el propio y verdadero destino. 
 
Si uno no ejerce la INTENCIÓN propia, la DECISIÓN y la Voluntad propia, los acontecimientos de su vida, se basarán en Repeticiones de cuanto piensan, dicen y hacen los demás.  Al vivir en las ideas y modos de pensar y actuar los demás; ello provoca en uno la desarmonía y el desconcierto para el Alma. 
 
Vivir, pensar y actuar al compás del mundo que le rodea a uno, es permanecer en las corrientes energéticas de vida  del colectivo humano, no desarrollando las propias capacidades creativas, arrastrando con ello, el gran peso Kármico  del colectivo humano. Se llama Karma a las consecuencias de nuestros incorrectos procederes, faltos de Luz, Amor, Sabiduría, por no ejercer la Libertad de la propia Decisión, la propia Responsabilidad de cuanto hace UNO Auto-determinación. Dejando que aflore la propia consciencia. 
 
Ser creativo en el vivir, es ser Original, es ser Autónomo en las decisiones particulares, sin depender de las opiniones de los demás. Tener Personalidad,  obteniendo y sufriendo sólo, las consecuencias que deriven, del propio comportamiento, positivo o negativo. Ser consciente, es ser dueño de Sí mismo.
 
Saber que UNO es la causa que provoca los efectos, positivos o negativos en su propia vida. 
 
Ejercer la voluntad es utilizar la energía Creadora que nutre el Espíritu del SER, por encima de la personalidad. 
 
La vida y la “muerte” son movimientos entre el Espíritu y la Materia, cuya relación se basa en la magia de la CREACIÓN. Todo Es renovación, transformación, Transmutación de la materia  a lo Espiritual:   LA ESENCIA más elevada del verdadero SER. 
 
Quedar atrapado en las sensaciones y pensamientos del pasado, es morir en ese pasado, no viviendo el presente; quedando sometido voluntariamente a la repetición de circunstancias donde quiera que vayas. Participando de las energías ajenas de vibraciones bajas que deben  quedar atrás.       
 
Por ello, la personalidad  limita al alma de la Libertad  del propio desarrollo y, la capacidad de decidir y desarrollar el destino al que ha venido, la propia evolución. Cobijándose en el destino colectivo de la masa humana inconsciente e irresponsable que vive en el espejismo de los placeres y la falsa  felicidad; al compás de las mareas y oleadas de destinos trágicos del conjunto de la humanidad. 
 
Ejercer la Voluntad, la determinación, la autodependencia, es avanzar hacia el futuro más prometedor del verdadero destino. 
 
Se entiende por materialización, aquella energía, invisible que trata de manifestar, la Esencia del SER  Divino más elevado del individuo. Esa energía Suprema y sutil que, a mayor Purificación  y sutilización de las energías, mayor LUZ al entendimiento, para comprender y asimilar la RAZÓN de la VIDA humana aquí en la tierra. Más allá de creencias o dogmas  religiosos, ideas o conceptos preestablecidos. 
 
La gran tarea, la gran transformación que cada uno deberemos realizar para conseguir la INDIVIDUALIZACIÓN, resulta ser primordial para la Liberación del Alma, en los campos de Realización del propio Destino particular y, colectivo, de la gran familia humana. 
 
Por ello, habrá que ir dejando atrás, las influencias psicológicas y emocionales que recibimos a través de: padres, hijos, pareja, amigos y la sociedad que nos rodea; ya que habrá que asimilar que la mayor y más importante influencia y orientación INTERNA es del propio Ser Interno, que habita en nuestra esencia Divina. En nuestro Corazón. 
 
Es a través del Reconocimiento del Potencial Divino que existe en UNO, que se va produciendo la transfiguración y sutilización  de: lo humano a  lo Divino, la Redención de lo Material a lo Espiritual. 
 
El cuerpo, es la materia que sirve de portador y manifestador de las expresiones del alma,  para realizar y experimentar el propósito de su destino de paso  en la tierra; ya que el alma, es la mensajera de la Esencia Divina  que recoge y eleva al infinito, al verdadero YO; la pureza del trabajo de cada experiencia,  elevándose la  Consciencia  de la PERSONA. 
 
Es por ello  tan transcendente la individualización, la autodeterminación, la auto-dependencia en: el propio criterio, el discernimiento objetivo, la no dependencia. La Individualización es necesaria para Crecer, encontrarse a Sí mismo y evolucionar como Alma, como Luz Divina.
 
Debido a que mientras uno esté supeditado a esas dependencias de los entornos, estará limitado, condicionado y participando del Karma colectivo de una humanidad que va arrastrada por oleadas comunes de tragedias, percances, dificultades y conflictos comunes del rebaño, que se apoyan y cobijan al amparo de los demás, sin ejercer los Potenciales de la propia Intuición, la propia consciencia y discriminación, criterio propio, y que más pronto o tarde, habrá que despertar. Ya que ello sólo conlleva más tiempo en la ignorancia  y vueltas en la rueda del sufrimiento humano. 
 
El tránsito, la Redención y Transfiguración de, lo humano a lo Divino, es el gran salto en el destino de la vida de cada Individuo. La aceptación o no de esta realidad Universal será patente a medida que la humanidad vayamos abriéndonos a una consciencia más elevada y con una mente más Lúcida y Omniabarcante. Ya que no estamos condenados a sufrir. Estamos destinados a la manifestación de la consciencia más elevada y en comunión con el inmenso Universo.  
 
La verdadera FELICIDAD es, la plenitud que otorga la ampliación de la consciencia hacia lo más puro y elevado del SER.  La Sabiduría nos libera del sufrimiento humano. 
 
Todas las sensaciones emocionales, sentimentales y demás placeres que la vida nos ofrece, no son más que migajas, del  sentir de plenitud, al conectar con el verdadero SER.  Ello da la razón de la VIDA en cada UNO. Revelándonos sus misterios de: Luz—Amor—Sabiduría; más allá del corto entendimiento humano limitado en la propia ignorancia del SER. 
 
 La razón del drama humano es, la falta de Voluntad, de autocontrol, de responsabilidad en las consecuencias que derivan del propio comportamiento indebido, de la despreocupación por la evolución del SER que va más allá de lo humano. Aprendiendo a SER  LIBRE. De mente y Corazón. 
 
El Conocimiento, la VERDAD, no está supeditada, encerrada y monopolizada por ninguna religión. La religión es un modo de conducir a la masa, al rebaño cómodo, inconsciente del gran proyecto del Alma, y  de facilitar una doctrina para  todos aquellos que les basta cuanto les cuentan, sin cuestionarse nada más.  
 
El buscador de la VERDAD de la Vida y de sí mismo, no se conforma con lo preestablecido, con seguir el sendero del rebaño, de dar por sentados los conceptos, modos de vida, formas del pensamiento colectivo, de ver por los ojos de los demás, ser pensado, en todas y cada una de las facetas internas y externas de la vida, y el papel que uno tiene en ella. 
 
Es el explorador incansable, el investigador y experimentador de las manifestaciones internas y externas del propio SER. 
 
El Ser evolucionado es el dueño de su propio devenir, que camina por el sendero de Luz que guía al verdadero destino.
 
Es coherente consigo mismo, servidor hacia el bien de la humanidad. Se rige por las Leyes Universales, cuya desobediencia va en contra de sí mismo. Siendo testimonio y ejemplo, de cualidades Superiores que sin atar, atrae con su magnetismo, a los que buscan la razón de su vida en este mundo. 
 
Ama la Vida y busca la VERDAD  en todo.
Ama la Naturaleza  y la respeta,  por que es parte de sí mismo.
Mantiene la mente en una polaridad de energía positiva, asertiva y creativa.
Practica la Inofensividad hacia TODO.
 
Disfruta de los regalos que otorga la VIDA. Esas “pequeñas cosas” de apariencia insignificante que dan sabor al verdadero sentido del vivir. 
 
Los ojos, la visión,  están enfocados en todos los aspectos más nobles y bellos de la VIDA, poniendo las bases, para la creación de un mundo mejor. Puesto el objetivo en la máxima superación.
 
Se nutre de: la confianza en  el propio SER, en la Fortaleza de su alma, en la Majestuosidad del propio YO. Llevando la llama encendida en el Corazón, regalando Paz  y  mucho Amor. 
 
No teme a la “muerte” del cuerpo, ya que es sólo, el vehículo para manifestase el alma de paso en la tierra. 
 
Ama la LIBERTAD, dentro de su propio espacio de realización personal, sin atropello al colectivo humano. Practica la Inofensividad hacia Todo cuanto le rodea. 
 
Da testimonio de la LUZ de la Sabiduría con el ejemplo de su VIDA. Dando Sabiduría a quien quiera escuchar. 
 
Solo o acompañado, sigue su propio sendero, en silencio, con confianza en mismo.  Con los pies pisando la Tierra, pero con el Corazón abierto al  devenir de su propio destino. Regresar a la casa del Padre. 
 
La Morada de lo ETERNO.
 
 
 
 
 

EL SENTIDO DE LA VIDA ES 
EVOLUCIÓN CONSTANTE     
    Fina Oliver  
 
 
En un principio la vida del individuo empieza escuchando al ego de la personalidad, diciéndonos que somos el cuerpo que tenemos. Los bienes que poseemos, la posición social etc.
El sentido de la  vida vulgar induce a que tienes que  adquirir  mucho más, competir, no dejando espacio al sosiego ni la tranquilidad interior, y mucho menos al estudio del conocimiento de Sí mismo. 
El ego nos dice que tenemos que triunfar, que hay que destacar. Ello conduce a la separatividad por la competitividad,  al agravio o frustración cuando no se consiguen cosas.  Lo que ve en los demás. Dejarse llevar por esa inclinación del ego, es seguir la corriente de una vida sin base real, sin objetivo de proyecto de realización personal; ya que el ego  es el falso yo.
 
En principio uno responde a los deseos, a la demanda instintiva humana, con comportamientos  de supervivencia nada más. La valoración del  ser corriente común, es acumular dinero, no tomar conciencia del YO verdadero y, es empujado por el instinto de la posesión, del éxito, del poder sobre los demás, motivado por la vida del placer, divertirse al máximo, triunfar en los negocios y demás cometidos. 
 
El cambio se produce a medida que uno toma Conciencia de mismo como PERSONA, portador de Valores  y cualidades Fundamentales. Es un larguísimo tiempo que comprende un sinfín de encarnaciones, y  a medida que va aumentando la resolución por la identificación, la autodependencia y concienciación del verdadero YO, y en las cualidades superiores; que va respondiendo aplicándolas  en la vida cotidiana, hacia todo cuanto le rodea en el mundo: familiar, laboral y social. 
La etapa evolutiva de más valoración sobre las cualidades internas, van determinando la Espiritualidad, la Voluntad hacia el bien común, la honradez de sentimientos, la autoestima, la armonía y el gozo de la plenitud interna. La propia satisfacción de ser respetable por la propia dignidad e integridad HUMANA. 
Las Leyes Universales nos indican que atraemos lo que somos realmente, Internamente, no lo que queremos aparentar.  Ya que la vibración en la que realizamos nuestras intenciones, son las que actúan en    función de esa energía de Intencionalidad, positiva o negativa Interna, en la que nos    manifestamos, con la positividad o la negatividad de la propia  conciencia. En ese grado de conciencia que nos convertimos en buenas personas, aprendemos a eliminar el resentimiento, la malicia, la mala voluntad hacia los demás y el mundo que nos rodea. La Inofensividad es la base del buen uso de nuestras energías. Ya que el mundo, lo Creamos nosotros mismos, desde  dentro, hacia fuera… Desde la Mente  Creativa y positiva y, la buena Intención; apareciendo una nueva conciencia, un sentido más profundo de todo cuanto nos sucede, por estar más pendientes de la observación, la Atención,  de las consecuencias de nuestros actos, de cuanto pensamos, sentimos, hablamos. Somos la Causa de nuestro propio destino, bueno o malo. Nada es por casualidad. Todo tiene su sentido, su razón de ser. Dentro de la Ley Universal. 
Todo ello, permite que fluyan las cosas con naturalidad, dentro de la Ley de la que se rige el ser interno y,  en  CONEXIÓN  con el Universo.   De este modo, el Ser está por encima del ego de la personalidad, permitiendo    expresiones más elevadas y más Puras que salen del Alma. 
En esta etapa de cambios energéticos que actuamos conscientemente y, sabiendo la repercusión de nuestras actitudes; vamos VENCIENDO obstáculos  y ganando BATALLAS; que dejan de amargarnos la vida llena de conflictos y sinsabores emocionales, sentimentales y personales del ego y el mundo que nos rodea. Ya que Todo está interconectado y funciona según la Ley de Causa y Efecto.
Van tomando fuerza las energías del Respeto, de la Bondad, el Amor, el Servicio hacia los demás, desinteresadamente, más incondicionalmente. Teniendo siempre presente que con el Amor, el ego se disuelve.    Ya que el Amor no es posesión, no es pasión, no es atracción, no es dominio.  Debiendo ser altruista, Incondicional. 
Teniendo presente y siendo consciente, que la Palabra tiene Intención, tiene PODER, tanto de construir cómo de destruir hablando con maldad.
Que los conflictos parten del ego de la personalidad y  del poder de los pensamientos. De la mente descontrolada. La negatividad del pensamiento debe inducirse con  la voluntad,  para que  vaya dirigida hacia el bien.    Ello está basado en la LEY  Universal que rige los Universos.   
Según la Ley, mientras exista un , un Yo, - la DUALIDAD -,  existe la separatividad, la guerra, la soledad, el aislamiento, dentro de uno, creándose los conflictos y la oscuridad que es la ignorancia del verdadero SER. La energía del apego a la materia, todo aquello que: anula o esclaviza, deberá desaparecer del sano y correcto vivir; para encontrar la Libertad del alma. Ya que los apegos, son los grilletes que impiden la Libertad  al Alma.     Luz y Sombra, queriendo  manifestarse por el  ego. Habrá que tenerlo claro… Saber con claridad lo que es verdadero o falso, en el caminar por la vida, para evitar sufrimientos innecesarios. 
El trabajo consiste en convertirse en el propio ALQUIMISTA, Redimiendo la Materia a través de  la Luz, en cada pensamiento, en cada palabra, en cada acción, con la energía de la POSITIVIDAD. 
Esas tres energías tienen el máximo Poder de redimir la materia densa y elevar su vibración a través de la buena Intención, de las actuaciones correctas y ejecutando en cada expresión el AMOR. Más allá del propio convencionalismo personal. 
Es de ese modo, que dejamos  fluir y  permitimos el proyecto de realización del Alma, en este mundo Material, consiguiendo introducir el espíritu en la Materia.  La Luz en la oscuridad de la ignorancia. 
El Alma viene a experimentar con la Materia en este mundo Material, pero deberá no apegarse a ella. Salir triunfante después de las experiencias adquiridas. No apegándose al trabajo bien hecho, a los frutos de lo conseguido. Ya que todo, es circunstancial, para el aprendizaje del Alma. 
El Alma ha elegido experimentar en los Mundos Universales del CREADOR.    El Alma es la portadora de la Esencia, no es la Esencia, el cuerpo es el vehículo, por  el cual puede venir a la Tierra.  
El  Espíritu, es la ESENCIA Divina, la  energía más sublime de la LUZ, AMOR, SABIDURÍA  del TODO Creador de los UNIVERSOS. 
Tratar de asimilar, comprender y aplicar en la vida cotidiana estas energías regidas por Leyes Universales, son las claves de nuestra liberación humana; hacia la realidad de nuestro verdadero SER Interior Divino.
La investigación, el interés, más el estudio profundo de nuestra existencia humana, más allá de las limitaciones de los dogmas religiosos o sectarismos, nos pueden dar muchas respuestas a las preguntas: de dónde venimos y hacia donde vamos. 
Investigar en los grandes iluminados  de todos los tiempos sobre la vida evolutiva humana, puede que sirva para que uno particularmente escudriñe los textos de su testimonio e investigación  sobre la evolución de la humanidad… Darwin. Newton, Platón, Aristóteles etc. Y otros tantos sabios de la historia. 
El gran problema de la humanidad puede que esté ubicado en la ignorancia de nosotros mismos, por la propia limitación mental y la incredulidad del propio SER, que va más allá del sentido humano, en proceso de evolución, en no autodescubrir los propios potenciales que nos destacan sobre el Reino animal, valorando la Super inteligencia de la Sabiduría en los campos de: la ciencia y sobre la vida de los mundos y Universos  espaciales.  Creer o no, es cuestión de cada cual bajo los signos de su propia inteligencia y sus propias limitaciones personales.
Se sabe que la peor desgracia de la humanidad es la ignorancia.
Está escrito que el saber nos hace libres. Que la ignorancia frena la evolución del ser humano. Dando paso a las injusticias de los que quieren controlar y dominar a la humanidad; con pequeñas voluntades, sin criterio Propio, abducidos por  mentiras y engañosas promesas de bienestar.

 
 
 
 
 

EL PODER DEL PENSAMIENTO
Y LA VOLUNTAD DE UNO, SOBRE ÉL. 
Fina Oliver 
 
Todo es mente, el Universo es mental.
Todo mundo fenomenal o Universo es una Creación mental del Todo, en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.
En la medida que avanzamos en el sendero evolutivo y tomamos conciencia y reconocimiento de nuestro Ser Interno, comprenderemos que, efectivamente, todas las pequeñas vidas están sujetas al propósito de la VIDA  Una. 
A medida que la conciencia se eleva sobre la pequeña voluntad, que supone: la inercia-la pereza-la indiferencia-la falta de valor, la apatía; van tomando fuerza las cualidades innatas del verdadero Ser. 
Ello, va dando paso  a la apertura de los canales sensoriales más elevados del individuo que facilitan la manifestación del alma, pudiendo ver, sin los velos de las ignorancias que dificultan ver la Luz de la verdad Una. Tanto de sí mismo cómo de cuanto existe y vive en el entorno. 
Es a partir de ejercer la propia voluntad, de poner en movimiento su fuerza y Poder, que el alma va tomando esa fuerza para controlar sus vehículos de expresión: el cuerpo mental, el cuerpo emocional, el cuerpo físico. 
 

La Voluntad, es la llave que arranca el motor del movimiento para poder realizar sus experiencias el alma. 
 
La voluntad es el combustible de fuego fundamental, para que construya o destruya ideas, proyectos, y todo aquello que se pretenda cambiar en nuestras vidas.
El gran trabajo costoso pero imprescindible para la elevación personal evolutiva, es el control sobre la mente inferior, la mente primitiva con que comienza nuestra existencia elemental.
Sabemos que, la energía sigue al pensamiento.
Esa energía en principio, es incontrolada, irreflexiva, irresponsable de sus consecuencias creadoras, con creaciones convencionalistas y egoístas. 
Esa mente quiere ser y estar en todo, su protagonismo anula la voluntad más noble y sincera, si uno no se ha trabajado internamente. Es capaz de absorber toda la atención como el niño malcriado y caprichoso que no deja espacio a nada más. 
Por ello, habrá que actuar del mismo modo que con ese niño indómito y rebelde. No prestarle atención, no darle importancia, no aumentar su fuerza con la energía que se le da. Al no poner la atención sobre los pensamientos éstos se desvanecen, se va disminuyendo su fuerza, su energía dominante.
La clave más eficaz consiste en apartar conscientemente la atención sobre el pensamiento que uno no quiere tener. Cuando llegan los pensamientos incontrolados, no te identifiques con ellos. No los juzgues, ni los interpretes. Sólo obsérvate a ti mismo en tus funciones de, aquí y ahora consciente. 
Con la práctica, uno va tomando mayor fuerza en el control y dominio de la mente inferior, siendo la voluntad la que ejerce y determina, la línea de pensamientos que quiere Crear, y  con ello, la energía más positiva, creativa y constructiva. 
Con la práctica de visualización determinando Luz y Amor en cada pensamiento, en cada palabra y acción, se puede vivir el aquí y ahora que pone en funcionamiento los cambios más
favorables de: equilibrio, armonía y plenitud Interior. Verse sin interferencias de: miedo, dolor, dificultades. Visualizarse y sentirse sano, fuerte, libre de dolencias. Sentir el cuerpo sano, activo energéticamente. 
Visualizar en el aquí y ahora, la VIDA circulando a través de uno, sin impedimentos, sin barreras, poniendo en cada pensamiento, en cada palabra, en cada acción, el máximo Amor a TODO cuanto salga de uno. 
QUÉ SUCEDE CON ELLO. Se están produciendo cambios en nuestros cuerpos más sutiles, con energías de pensamientos y sentimientos cada vez más puros y elevados, que van transmutando los viejos hábitos, por  los nuevos. Se van formando los lazos y vínculos con la mente Superior abstracta. 
Se produce una influencia energética física que transforma nuestro A.D.N. Los sentimientos negativos contraen a nuestro A.D.N. Los pensamientos y sentimientos positivos expanden y energetizan todos los vehículos, para mayor operación elevada del alma. Conectando con energías cada vez más puras y sutiles. 
El trabajo del alma es la experimentación, transmutación, la redención,  y  aflore la LUZ del verdadero Espíritu del SER y, regresar a la morada del PADRE.
 
Pero ello, no quiere decir que nuestra existencia acabe en esos niveles de consciencia, ni que se convierta en un vivir monótono ni placentero. La VIDA es Creación y transformación constante en todos los planos y niveles de la consciencia Cósmica de mundos Infinitos. Por ello, no existe la muerte en ningún sentido.
 
 
 
 



LAS DIVERSAS CAUSAS DE LOS CONFLICTOS

¿POR QUÉ SE DEPRIME UNO?

Fina Oliver



Nosotros somos el conflicto, y para uno, la vida puede ser un conflicto, por la lucha constante y en contradicción, debido a las incoherencias de esas contradicciones y, por la causa real que supone  la  repercusión de la propia ignorancia. 


Para descubrir la verdadera raíz de este conflicto humano, habrá que buscar la Verdad que subyace en el interior de la mente y el corazón de cada individuo. 


Para ello, hace falta honestidad y una mente clara, si se pretende un resultado. Ya que de lo contrario, se engaña uno mismo. 


Uno de los requisitos fundamentales es la sinceridad y no justificar-se. Las justificaciones son la trampa que emplea el ego de la personalidad para no admitir nada. 


La verdad de los conflictos sólo se pueden descubrir cuando uno no está atado o limitado a la opinión de: religión, sectarismos, autoridad impuesta por ideología o leyes de cada país, a nadie que se haya adjudicado el monopolio de la verdad, sobre el saber de la consciencia de la humanidad.  


La verdad, actúa en uno, en la propia consciencia, cuando aprende a tener una mente absolutamente abierta y de libre pensamiento. 


Cuando uno es capaz de liberarse de ideas, conceptos y costumbres de la masa humana. Cuando uno consigue su autodeterminación, su auto-conciencia. La plena confianza en sí mismo y en su propia auto-estima. Ello es el mejor modo de ser realmente Libre. 


Estos posos, nos van mostrando el verdadero sentido de la vida y el papel que cada uno deberemos realizar, para desvincularnos de la rueda del sufrimiento, de los conflictos, desengaños, y penalidades que amargan la existencia. 


No existen medicinas que hagan este trabajo por uno, no existen remedios que eximan a uno de descubrir-se, a sí mismo y, la raíz de todos los conflictos y sufrimientos que arrastramos la humanidad. 


Para estos trabajos es esencial el conocimiento de sí mismo, la lectura constructiva y todo aquello que uno pueda aprender sin que le ate ni ser convencido por nada ni nadie, abriendo la propia consciencia, el propio discernimiento y la propia intuición. 


El resto saldrá por añadidura, a la voluntad que uno ponga en su empeño y firme decisión por descubrir la verdad y ser Libre. 


El miedo es la primera atadura al pasado oscuro de la propia ignorancia, a ser distinto al rebaño humano, a romper con esas ataduras cómodas que arropan y uno se siente seguro. Pero esa seguridad tiene un gran precio, la falta de libertad. 


Uno puede quedar bloqueado y sobrecargado, por las responsabilidades de: la familia, el hogar, los hijos, el trabajo, unas cargas que muchas veces sobrepasan las fuerzas de uno, por el derroche de energías que dedica. 


Otro aspecto importante es la sobrecarga emocional, que uno ponga en cada situación o problema a resolver. Ya que va en función de sus estados emocionales y conflictos internos no resueltos. Por ello aparece  el malhumor, la rabia, la cobardía, la falta de hablar claro y decir las cosas que uno no puede o no le viene bien hacer. El mayor peso puede ser la falta de auto-estima, la falta de valoración y respeto hacia sí mismo. Induciendo a los demás, a no valorarle a uno, no respetarle.


Entre ellos están internamente los desengaños con posturas de la gente hacia uno, que no comprende. Dar mucho, y recibir poco o nada, de las ingratitudes egoístas. Si uno es muy sensible, puede quedar amargado, triste o frustrado, si confía mucho en los demás, si espera le devuelvan los favores o afecto. 


El aspecto de expectativas mentales de: proyectos no cumplidos, sobre las personas a nivel sentimental etc. Promesas no cumplidas, palabras que se las llevó el viento, las respuestas que uno espera y no llegan o no son contestadas. Los deseos no satisfechos o inalcanzables. 


La incertidumbre sobre los misterios de la vida y la “muerte” el lugar, el momento o el modo de irse de este mundo,  o el papel de uno en ella; son la fuente de grandes inquietudes y pensamientos que producen inseguridad  y angustia vital al cuerpo físico. 


El desconocimiento de otros mundos y otros niveles de conciencia en donde habita lo Macro que uno desconoce y se siente perdido por la magnitud de otro Universo. 


Los apegos al mundo de la materia en la que vivimos y tenemos nuestro ser, así cómo los seres queridos que atrapan emocionalmente y condiciona psicológicamente nuestro destino de libertad,  por todo ello. 


La falta de capacidad  por las flaquezas de la personalidad, que precipitan hacia los problemas, y la falta de entereza para decir NO, en la mayoría de cuestiones que se evitarían grandes males.  


La búsqueda de una falsa felicidad, una pareja ideal, una vida fantasiosa llena de espejismos etc. Son las causas que producen insatisfacciones y sufrimientos interminables. La gran decepción que uno mismo se puede crear si vive en el desconocimiento de SÍ MISMO de su propia y Verdadera ESENCIA,  de la Verdad  UNA que es la Vida de, UNO MISMO. 


Es la guerra Interna de nuestra dualidad. LUZ y Oscuridad. Espíritu y Materia. Alma y Cuerpo.







        INTRODUCCIÓN AL CONOCIMIENTO DE "SÍ MISMO"

Fina Oliver 

 


En la medida que se va estableciendo el equilibrio y la armonía entre el alma y la personalidad, es cuando uno va controlando, con mayor precisión, todos los aspectos de su propia personalidad.


Es a través de la fuerza de la voluntad, como uno se libera de las ataduras y dificultades de las tareas a desarrollar. Si no hay Voluntad no puede haber superación. 


La armonía entre el cuerpo y el alma, entre la mente inferior y la Mente Superior, es el reto principal para adquirir un mayor y más elevado nivel de conciencia. 


El trabajo consiste en potenciar la voluntad con el fin de subyugar los aspectos inferiores de la personalidad y aplicar el máximo potencial energético a todas y cada una de las cualidades del “SER”.  


Ese “SER  SUPERIOR” que Vibra en cada  individuo y que ES, Más allá de lo humano. Su esencia Divina. 


Los seres humanos nos distinguimos por una mayor capacidad de raciocinio, discernimiento, libre pensamiento, amplitud y elevación de la conciencia.


Así como de mayor expresión de Amor, de compasión, de lucidez, de SABIDURÍA. 


La confianza en uno mismo, en las cualidades y valores como persona, permiten la facultad de una DIGNIDAD y autoestima que enaltece y dignifican la vida de cada individuo. 


Si hay falta de Voluntad, hay indecisión. No hay impulso. No arranca el motor que precisa de la propulsión. Se produce un estancamiento que deriva en indecisión, miedo y cobardía. 


Cuando no hay Voluntad se produce un estancamiento de energías que quedan frenadas y no pueden fluir correctamente en las manifestaciones de la expresión humana; retrasando, por ello,  la evolución del SER. 


Tal cosa deriva en apatía, indiferencia por la evolución y expansión de la conciencia, la cual debe elevarse constantemente hacia lo Superior, hacia la LUZ; abriendo brechas en las que alcanzar la autorrealización del alma. 


Si hay indecisión en el comportamiento humano, se produce la debilidad y la cobardía dañinas, ya que crea desconfianza sobre las posibilidades de uno mismo y genera la sensación de falta de valor. 


La cobardía es un reconocimiento de la debilidad del ego. Creando el temor y la angustia que envenenan las células y las defensas del cuerpo VITAL. 


La confianza en uno mismo, rompe las barreras de las limitaciones.


La fe y la esperanza, destruyen las limitaciones de la personalidad más débil. 


La mente concreta es la causante de las barreras y las limitaciones que entorpecen y dificultan el camino evolutivo del alma.


Se puede decir que el alma precisa de la coordinación y correcto uso de sus vehículos, el cuerpo físico, el emocional, el mental; alineados para la correcta Realización de su camino evolutivo. 


Según la LEY de la Naturaleza que gobierna a la humanidad, si las energías que aportan fuerza y fluidez no circulan correctamente en cada expresión del pensamiento, de la palabra y la acción; el potencial energético del cuerpo vital, disminuye, por lo cual el organismo tiende a enfermar. 


Somos Energía. El Universo es Energía. Todo vibra constantemente en sentido ascendente, en vórtices cada vez más amplios y sutiles si las corrientes son armónicas. Tal es la evolución. 


De ahí que el cuerpo humano forma parte de ese universo y constituye, a su vez, un micro-universo. Por lo cual debe funcionar en una armonía afín a las energías que le nutren y elevan a planos o dimensiones Superiores de consciencia UNIVERSAL.


El destino positivo del individuo se va forjando a medida que uno va despertando la conciencia y con la Voluntad Superior se va elevando sobre los aspectos inferiores de la personalidad, que tan sólo es el vehículo del alma para la realización del SER. 


Es a partir de la auto-concienciación, de la individualización, de la propia y particular responsabilidad; que uno se va creando un destino más favorable y beneficioso, ya que al saber que uno mismo, y sólo uno mismo, es la causa de la creación de consecuencias en su vida y destino; es cuando permite la conexión con la rueda que gira a favor de las corrientes de VIDA,  cada vez de forma más plena y armónica.                                     


Las personas que están enganchadas a la rueda de lo material, sin afán de realización de crecimiento interno, son las víctimas sufridoras del colectivo humano. Por su falta de interés, de voluntad por la superación, por la falta de confianza en los auténticos potenciales divinos que vibran en su esencia y siendo arrastradas por las oleadas de energías potentes del colectivo, de la masa humana y por Ley de Afinidad. 


Las energías que no se expresan a través de las correctas relaciones humanas, a través del Amor y respeto hacia todos los seres de la Creación;  por la expresión de la Buena Voluntad en aras de la creación de un mundo mejor. En el llevar una vida coherente y responsable… devienen en desequilibrio, desarmonía e infelicidad. 


El organismo percibe y asimila las energías del entorno,  todo aquello que nutre y alimenta sus mecanismos de vitalización; ya sean el viento contaminado, los alimentos que ingiere, o las energías internas con las que uno mismo vibra con más intensidad. 


El cuerpo VITAL absorbe las energías de los entornos que frecuentamos y de las personas con las que nos relacionamos. Ya sean positivas o negativas. Manifestando, así,  desarmonía cuando uno se mezcla con energías indeseables, con personas con desequilibrios y entornos con bajas vibraciones. 


Las personas sensitivas que disponen de cierta percepción sensorial y que son receptivas de las energías, detectan fácilmente esas sensaciones agradables o desagradables, del entorno o de las personas. 


A medida que se va produciendo el desarrollo del crecimiento interno, uno percibe mayor lucidez mental, mayor comprensión, mayor capacidad de visión objetiva. Aflorando sentimientos cada vez más nobles y llenos de fe y esperanza en la existencia de Vida. 


Es a través del trabajo interno, del interés por fomentar el despertar de la consciencia, como van surgiendo nuevas perspectivas de realización y cada vez más gratificantes en el vivir.  De Armonía, Paz. Felicidad. Plenitud Interior.


Dentro de uno, residen las CAUSAS  de todas las ENFERMEDADES, de todos los remedios de curaciones.   


De toda felicidad, de todo sufrimiento.


Es a partir de que vamos tomando conciencia de llevar las riendas y el control por los caminos correctos y coherentes entre el pensamiento, la palabra y la acción, con las energías positivas e inofensivas; así es como va cambiando nuestra VIDA. 


Entrando en el camino donde las experiencias del vivir cotidiano, pasan a dimensiones más transcendentes y enriquecedoras en todos los ámbitos: laboral, familiar, social y espiritual. 


Es al entrar en la dinámica de las energías positivas, constructivas y creativas, al entrar en otras ondas de vibración energética, cuando se produce elevación de conciencia. 


Dichas energías constituyen el impulso para construir las bases del propio y más favorable destino.      


Es, a medida que uno toma la firme RESOLUCIÓN  de vibrar y expandir positivamente, como se participa del Plan previsto para una humanidad  inofensiva que genera un mundo Mejor. 


Aprender a valorar y respetar la VIDA, a uno mismo y todo cuanto nos rodea, es la base de la plataforma donde se apoyan los Valores Fundamentales del SER humano en evolución. 


DIGNIFICAR el día a día.  VALORAR la propia existencia y el papel que uno ejerce en ella. Ese es el comienzo de una existencia plena de esperanza y VIDA. 


Los logros van abriendo las capacidades del entendimiento (LUZ) y de poder entrar en los Misterios de la Vida y lo UNIVERSAL; más allá de las mentes limitadas por las ignorancias.


En las experiencias está la REALIZACIÓN de la PERSONA, y de ello surge la SABIDURÍA. 


El alma manifiesta su plenitud a través de la Felicidad que surge tras la misión cumplida.

 




 

LAS LEYES UNIVERSALES  Y LA HUMANIDAD
Fina Oliver    

La Vida se expresa a través de todos los Reinos de la Naturaleza, y TODO,  VIVE y se mueve en relación armónica a la Ley que rige   y GOBIERNA  los  Planetas, los Mundos y Todo el Universo.


Todos y  cada uno de los Reinos obedecen a las Leyes, pero al llegar al ser humano, se nos ha dado un Alma,  esa Alma es una CHISPA Divina de:  LUZ,  AMOR, SABIDURÍA, emanada del Todo Creador, con  el libre albedrío y, la Autodeterminación, para decidir por Sí mismo y, hacernos responsables de las consecuencias de nuestros propios actos.


Por ello, uno puede  romper libre y voluntariamente,    el vínculo de esa conciencia,  por nuestra libertad de escoger el CAMINO: del proceso evolutivo del alma, o el mundo material de la personalidad.


De esa Libertad cada individuo, hace de ella lo que le place, en relación a su nivel de consciencia. Pero puede resultar interesante el saber cuánto aportan las experiencias en uno y en otro camino.


Pero a pesar de no querer reconocer o creer en las Leyes Universales, uno está  regido, por la consciencia y el destino del Alma, más allá de la personalidad. Esa personalidad que sólo es el vehículo del Alma, y que a la vez, está conectada a las Leyes del Universo al que pertenece como ESENCIA Súper HUMANA.


Seguir el camino de la personalidad es un camino sin sentido, un torcido caminar, lleno de tragedias, frustraciones y desengaños, hasta que uno se cansa de sufrir y se toma en serio, el escoger el camino correcto de la Luz del alma; que guía hacia la liberación del mundo material. Este Mundo Terreno que sólo venimos a experimentar, a conseguir el conocimiento de la Sabiduría Universal de la que procede nuestro verdadero SER.


Las crisis son la DESCONEXIÓN con el  Alma. Con la Esencia Divina del verdadero SER Interno. Cuya Luz, Amor Sabiduría siempre permanece en nuestro interior, hasta que seamos capaces de sentir su presencia, en lo profundo del Corazón. Lo que llamamos la consciencia despierta, que nos impele a descubrir, de dónde venimos y hacia dónde vamos. A sentir la imperiosa necesidad y el afán por superar las limitaciones que nos condicionan por la ignorancia del propio SER.


Cuando uno comienza a cuestionarlo todo,  el alma va abriendo el prisma de Luz en la mente y el corazón para que veamos objetivamente nuestra verdadera existencia humana y más elevada existencia, que está por encima de las ideas y conceptos preestablecidos por los hombres, cuyos interese están motivados por el control y el dominio de las vidas de los demás, y la opresión sobre el libre pensamiento y la libertad de VIVIR.


Este dominio, ha sido y está establecido en todas las épocas de la historia humana, en relación al que sabe, y el que no sabe. El poderoso se apodera del débil, del ignorante. El astuto del que le llaman tonto. El inmoral de las buenas y sencillas personas de buena fe.


En este mundo de la mente concreta, que es la básica elemental, podemos apreciar vestigios del Reino animal que todavía rozan muchos seres humanos, con cuerpo humano pero con instintos y comportamientos de animalidad. Depredadores y maleantes sin escrúpulos ni conciencia a la hora de incorrectos procederes humanos. Es una etapa evolutiva en la que cada uno, manifiesta su nivel evolutivo de consciencia, más o menos desarrollada. Y según las palabra.   Por los frutos, os conoceréis.


Es la falta de valores y cualidades internas que emite la consciencia.


Es la falta de Amor hacia uno mismo y, el respeto y Amor hacia TODO cuanto nos rodea, lo que determina y aflora, un ser humano más o menos evolucionado.


La humanidad nos vamos destacando a través del conocimiento de nosotros mismos y de la consciencia que vamos adquiriendo, sacando los más puros y nobles sentimientos de Inofensividad, respeto y Amor hacia TODO cuanto nos rodea.


Aplicando el discernimiento a la hora de manifestar cada expresión, ya que somos constructivos y, también destructivos, a la hora de: pensar, hablar, actuar. Ello, nos indica el gran Poder que inconscientemente estamos utilizando, debiendo prestar ATENCIÓN, por las consecuencias en las que caemos, por el incorrecto uso de ese Poder.


El  miedo, es la  mayor lacra que existe en la humanidad. Miedo  a soltar el pasado, las tradiciones caducas, la seguridad,  los comportamientos incorrectos, la hipnosis que provocan las actitudes de las masas alocadas y fanatizadas de todo lo banal, superfluo y de grandes espejismos. El fervor emocional, el fanatismo religioso y todo aquello que impida al ser humano a utilizar el libre albedrío, su propia consciencia, su propio discernimiento, su propia autodeterminación. Ya que así está escrito por la Leyes Universales, más allá de las leyes de los hombres.


La masa humana dormida, aletargada, rutinaria y que responde al compás de los sones de las bajas vibraciones, son las víctimas sufridoras de los eventos que marcan los conductores, hacia un destino incierto y convencionalista por intereses desconocidos para los que no les importa hacia dónde se les conduce.


No hay que olvidar que lo que creemos, es lo que CREAMOS, en nuestro vivir; ya sea positividad o negatividad. Ese es el mundo de cada UNO. El mundo de la mentira o el Mundo en el que quiere vivir.


Por todo ello, no valen las lamentaciones si no se toman resoluciones. Ya que están los adictos a las emociones y, al sufrimiento masoquista  que impide la liberación Sí mismo, de su verdadero destino Libre de las cargas del sufrimiento humano.



 






SOBRE LA TAREA DEL BUEN           SEMBRADOR                   

 Fina Oliver

 Al despertar la conciencia, uno puede observar la parcela que tiene para trabajar-se, en lo que llamamos los egos de la personalidad, así cómo el cultivar las cualidades del SER. Formando el puente de unión entre lo humano y lo Divino que habita en la esencia de cada individuo. La parcela es el espacio interno, desde donde parte la VOLUNTAD, que empuja a la personalidad a avanzar hacia la perfección de la Naturaleza humana, hacia el camino evolutivo de la superación de sí mismo y del mundo que nos rodea. 
Dentro de esa parcela, nos encontramos con las propias limitaciones, condicionantes, vínculos familiares, situaciones económicas, condiciones físicas con las que vivir supeditados, deterioros físicos por los que a través de las dificultades, habrá que realizar esfuerzos y sacrificios, para la realización de sí mismo. Todo ello, representa el trabajo alquímico de redención y sublimación, de las reminiscencias de un pasado. De pensamientos, palabras y acciones de un torcido o recto caminar por la VIDA evolutiva humana. 
 
La voluntad es la clave para que el mecanismo de la VIDA se ponga en marcha, ya que todo parte de un principio, hacia la polaridad con la que cada uno decide actuar. 
 
Dicen las escrituras que frente a cada persona, se abren dos caminos: el de la LUZ, que guía hacia el camino de la superación del SER, y el de la oscuridad, que representa la propia ignorancia de la DIVINIDAD del SER. Quedando supeditado a la LEY de Causa y Efecto o consecuencia, de todo aquello que va en contra de la propia NATURALEZA. 
Es por ello, que muchos seres son arrastrados por la inercia de sus propias tendencias de polaridad positiva o negativa. Siendo atraídos hacia aquellas energías más fuertes e influyentes; según las energías internas en las que se esté vibrando.   
 
Las vibraciones de polaridad negativa pueden ser víctimas de situaciones, desastres o aconteceres al conectarse con los vórtices energéticos que pululan en los entornos y espacios de bajo nivel. No se debería olvidar que los afines se unen y los opuestos se repelen. Las personas nos unimos a la masa de las mismas aficiones y tendencias, según las vibraciones internas de mayor fuerza y magnetismo.
 
EL BUEN SEMBRADOR
Es aquel que al despertar la conciencia y observar las propias tendencias de los egos que tiene la propia personalidad, toma la sabia decisión de trabajar-se, en todos los aspectos negativos del ego.
 
En la medida que uno pretende desvincularse de la rueda del sufrimiento innecesario, resulta fundamental el invertir dedicación y esfuerzo en la tarea de auto educación y control de: los pensamientos, palabras y  acciones, para observar que de ahí, parte la LEY de Causa y Efecto o consecuencia. Cuyas facturas se pagan con mucho dolor.
 
Toda empresa requiere dedicación, sacrificios y entrega, del mismo modo y con mayores motivos, para la superación del SER, hace falta la firme resolución de emprender la tarea de vivir según la LEY, para evitar la rueda que arrastra al sufrimiento. No atrayendo las energías indeseables.
 
El buen sembrador inspecciona su propia parcela para determinar el trabajo a realizar, por dónde comenzar, qué tipo de herramientas va a emplear. En la vida cotidiana  cuando uno compra una parcela de terreno, hace todo este tipo de valoraciones. En el terreno Espiritual, viene a ser lo mismo, ya que se trata de la parcela interna del SER de uno, la más trascendente en esta vida material. Evaluar las cualidades y los talentos innatos, del mismo modo que los defectos de la personalidad.
 
La parcela del instinto, que arrastra a las bajas pasiones. Las emociones, que incluyen los sentimentalismos pasionales, arrebatos incontrolados de los sentidos de baja vibración. Aprendiendo a controlar el mal carácter, desterrar la irritación, el mal humor, el inconformismo, el orgullo, la prepotencia, la avaricia, la envidia, los celos. Ya que representan la manifestación de las energías de más bajo nivel.
 
Los sentimientos deberán ser incluyentes, abarcando el respeto hacia todos los seres de la Creación, respetándolo todo cuanto existe en el planeta: las plantas, los animales, los ríos, las montañas. Tratando de Amarlo TODO, cómo parte de uno mismo. Con adoración a la Creación.
En la parcela de la boca, abarca la correcta palabra, tratando de hablar siempre en positivo, asertivo y totalmente inofensivo.
 
Hablar con AMOR, es asertividad  y Sabiduría.
Las palabras ofensivas, intrascendentes, groseras, deberán ser eliminadas  y cambiadas por: amables, amorosas, educadas, nobles y bellas. Ya que así se expresa el Alma que habita en el SER.
A medida que vamos tomando conciencia del valor y significado de nuestro papel en el camino evolutivo humano y  asumiendo la responsabilidad y la transcendencia de cada paso en positivo o negativo, en nuestros modos de expresarnos por el camino de nuestra VIDA;  se puede observar el auténtico rumbo del destino más favorable y de incalculables satisfacciones.
 
Conectarse a la polaridad positiva, es trabajar sobre la objetividad constructiva, atrayendo formas mentales, que favorecen las perspectivas para un mundo mejor, una sociedad más rica en cualidades y con valores más puros y elevados en consciencia. 
 
La mentalización consciente de crear una VIDA y un Mundo más positivo, asertivo e inofensivo, debería ser la meta primordial en los trabajos que cada uno nos toca realizar en la vida cotidiana, ya que el ser humano poco evolucionado no se toma en serio ni da importancia al potencial del mundo mental. Ya que, al pensar, Creamos nuestro devenir.
 
El poder de la mente determina las formas y modos constructivos o destructivos,  con los que cada individuo,  podemos actuar para hacer el bien o para hacer el mal. Del mismo modo, se puede trabajar para conseguir a través de la voluntad y un buen propósito, todas aquellas metas que sirvan para un mayor nivel de conciencia Superior.
 
Así está escrito en los libros Sagrados que tratan de mostrar, a toda la gran familia humana, el gran potencial que podemos desarrollar para conseguir todas las máximas bendiciones del mundo Espiritual.
 
 Cuando uno se toma en serio el trabajar con la polaridad positiva de la mente, se pueden apreciar, en poco tiempo, las transformaciones del entorno, el rumbo del propio destino y las sensaciones internas de Paz y Armonía que dan sentido a la VIDA.
Dicen los Maestros de Sabiduría  que la humanidad está enferma  por la gran contaminación que se producen por las proyecciones mentales negativas, cargadas de egoísmo, orgullo, falta de Amor, la soberbia, los celos, las malas intenciones, falsos valores, el materialismo, egocentrismo; que  impide todo ello, la realización del verdadero SER y el destino evolutivo del ALMA.
 
Por todo ello, están contaminados los espacios y lugares donde se manifiestan éstas energías, sumamente dañinas, en los hogares, el lugar de trabajo, cuando vibran las energías de bajo nivel. Resulta importante el no participar de dichas energías, ya que uno sale contaminado al frecuentar lugares y personas donde fluyen a sus anchas los egregores energéticos más negativos. 
 
No se toma en consideración la tremenda repercusión que ejercemos los seres humanos, con respecto a los demás Reinos de la Naturaleza, en especial al Reino vegetal y al Reino animal, ya que son los más directos en la alimentación que se toma. Contaminándoles con nuestras vibraciones y todos aquellos alimentos artificiales, con los que se les alimenta.
 
La gran irresponsabilidad del ser humano, cargada de intereses egoístas, materiales, falta de escrúpulos y de conciencia, arrastran a grandes masas humanas al caos del eterno sufrimiento. Pero la irresponsabilidad y falta de escrúpulos y de conciencia no implica, a los que libremente escogen desvincularse, de esa línea de actuación y modos de comportamiento. Por lo que cada uno, recibimos las consecuencias de cada proceder. Según la LEY de Consecuencia.La voluntad individual de cada ser humano, determina la polaridad que pone en marcha las energías correspondientes. Es por ello tan importante el pensar en positivo, irradiar Amor y Luz donde quiera que nos encontremos, para evitar el conectar con las vibraciones negativas de las fuerzas oscuras que pululan en los ambientes y espacios, ya que esas energías invaden y arrastran a las desgracias de todo tipo, según la polaridad con la que vibremos: enfermedades, ansiedad, depresiones, irritabilidad, malicias, malas ideas, envidias, maldad etc. Al mantenerse uno con la vibración más alta, hace que esa energía repela las energías de bajo nivel, sirviendo de protección y escudo contra todo efecto dañino.
Al mantener la mente con las vibraciones que emiten los pensamientos positivos, va aumentando la barrera de protección, contra las proyecciones mentales negativas de los demás y de los ambientes.
Al tratar de ver con asertividad  todos los aspectos de la vida material y los aconteceres que el destino nos brinda cada día, permite el estar en posición  positiva y abierta  para que suceda, del mejor modo, la misión  y el propósito del Alma. Al tratar de abrir el corazón y AMAR incondicionalmente a todos y todo cuanto nos rodea, se van expandiendo energías de un Poder incalculable, por donde fluye el AMOR que nutre el Espíritu y esencia DIVINA del SER.
 
Al tratar de actuar con inofensividad, se van abriendo brechas de conocimientos que están reservados para aquellos seres con buenas intenciones, con buenos pensamientos, con nobles acciones.
 El mensaje, “no hagas a los demás, lo que no te guste para ti”, viene a determinar la tremenda trascendencia que tiene la INOFENSIVIDAD, en el pensamiento, la palabra y la acción.
 
De otro modo sería: falta de AMOR, falta de COMPASIÓN, falta de respeto a la CREACIÓN. La falta de estos  principios básicos, entre las personas, hace que la humanidad se autodestruya. Por transgredir la LEY  de la Universalidad, de la propia VIDA. Siendo auto-castigado,  por la NATURALEZA. No, por la opinión de las gentes que creen en un Dios justiciero, tampoco por tener mala estrella o destino.
 
Ya que existe el mandamiento del Corazón. El AMOR UNIVERSAL, el ser humano tiene que elegir entre la alianza con las fuerzas de la LUZ o las fuerzas de la oscuridad. De la paz  o de la guerra. La Sabiduría o permanecer en la ignorancia del verdadero SER.
La ignorancia son los grilletes que impiden al ser humano disfrutar de su Libertad.
La humanidad forma un campo de batalla, donde se enfrenta a las fuerzas CELESTES. Debe decidir su propia orientación para recoger, así, sus propios frutos, de cuanto va sembrando por el camino de su destino, encontrándose frente a la LUZ  o las Tinieblas de su propio desatino.
 Entre la lucha homicida de destruirse a sí mismo con guerras, odios, malicias, etc. O establecer un nuevo enfoque y realización hacia una conciencia superior, un nuevo Orden y una hermandad  mundial.
Cuando el materialismo absorbe al individuo, disminuye su nivel espiritual; por lo que la LUZ del SER, se pierde en las tinieblas y la densidad de la inconsciencia, de la energía material. 
 
El ESPÍRITU, es energía Sutil. La Materia  es energía densa de vibración grosera y más baja, provocando espejismos, confundiendo a la mente entre lo real e irreal. La ignorancia de sí mismo, conduce a la rueda del sufrimiento, la desdicha, la desesperación y el rosario de calamidades que se pueden ir provocando hacia uno mismo, hacia los entornos  y todos los seres que nos rodean, teniendo que asumir el enfrentarse con el pago de cada consecuencia. Que es, la restitución, por el incorrecto uso de la energía.
Nada ni nadie te juzga.
Nadie te condena.
Sólo la propia CONSCIENCIA  SUPERIOR del verdadero SER, es el que indica al alma, cómo deberá rectificar la energía de la  Materia.
Ello se comprende cuando se estudia la Ley del Karma.
Quien vive en paz, armonía y practica la inofensividad, forma alianza con la LEY  y a nada ni a nadie debe temer. Ya que uno, se compenetra con la misma LEY.
 
La PAZ y la Armonía en la conciencia, es el bien más preciado.
Vivir en Armonía con la Naturaleza, es realización del SER en este mundo material.
 
Expresar y dejar que fluya el AMOR incondicional, es abrir y preparar caminos de LUZ  para la venida del CRISTO a la tierra.
Actuar con la Luz, la Sabiduría y el Amor del SER, es colaborar en la tarea del nuevo mundo,  para la PAZ mundial.
 
ESTAS   SON LAS SEMILLAS DEL BUEN SEMBRADOR,
PARA TRAER EL CIELO A LA TIERRA.
 
 
 


 




 


         


 


 


 


 


 



    
 

 

 

 

 

 



 

No hay comentarios :

Publicar un comentario