JOANNA GARCíA





RINCÓN ASTROLÓGICO DE JOANNA:  




EQUINOCCIO DE OTOÑO






 
Los misteriosos ciclos o movimientos que se suceden en el Universo han impactado desde siempre a los atentos observadores y esto sucede desde la más lejana antigüedad.

Cada nueva respiración en el Cosmos hace vibrar la conciencia humana cada año con una nueva y mejorada energía.

La relación con la Luz, entre otros cambios nos afectará en mayor o menor medida dependiendo de la atención con la que vivimos cada uno de esos movimientos anuales.

El Término Equinoccio indicando esa actividad del Universo, sugiere una  gran importancia, ya que  todo lo que es equilibrio ayuda al ser humano. Durante esas primeras horas, parece que día y noche tienen la misma duración, es decir hay un equilibrio, ya que en verano el exceso de horas de luz afecta al descanso y en invierno, nos vemos forzados a reducir actividades al aire libre.

En una forma más espiritual potenciando ese equilibrio y yendo hacia nuestro interior, meditando sobre las respuestas que podamos recibir para que ese equilibrio mejore nuestros vehículos. Puede ser potenciar nuestras fuerzas  físicas, serenar nuestras emociones o bien observar cómo está reaccionando nuestra mente.

Es por tanto, un momento energético y de una marcada importancia para que nuestros ritmos se ajusten a lo que el universo y nuestra alma esperan. Ya sean confusiones o esos espejismos en los que tan fácil es caer, en estos momentos se tiene una gran oportunidad uniéndonos a  ese nuevo  respirar universal.

Recordemos también que este equinoccio en particular es el del Signo de Libra y una de las necesarias características de este importante Signo Cardinal, es el equilibrio, la armonía, las relaciones humanas, entre tantos otros objetivos.

El Equinoccio es lógicamente un evento astronómico. Se trata del momento del año en el que el Sol cruza el ecuador de la Tierra logrando que sus rayos incidan de la misma manera en el Hemisferio Norte y en el Sur. Es el único momento del año en que esto sucede, ya que después el Sol va ladeando su posición.

Millones de almas en ambos Hemisferios pueden recibir la misma luz, física y espiritual.

La Luz que es espiritualidad pura, comienza en el Equinoccio de Septiembre,  su camino de interiorización, de entrega a la justicia, a todo lo noble que el transitar por la luz ha colocado en nuestro camino.

El momento del inicio del Equinoccio será este año el día 22 hacia el final del día.

Saturno, Venus y Urano fluyen y colaboran con este importante Signo de Libra. Justicia, Ley, karma y rectitud, Saturno.

Armonía, belleza, empatía y capacidad de ver los distintos matices con los que juzgar, Venus.

Mente rápida, anhelo de cambios, de nuevos tiempos, nuevos métodos, Urano.

Rayos: Tercero, Quinto y Séptimo. Todo habla de la gran importancia de un Equinoccio que se sitúa en ese Signo.

Dos días antes volvemos a sentirnos abrazados por la energía de uno de los Signos más especiales, viviendo la Luna Nueva de Virgo.

Al redactar ayer estas notas, todavía no sabíamos de la terrible experiencia que están sufriendo nuestros hermanos en México. El 21 de Agosto pasado el eclipse de Sol, creaba una cierta intranquilidad, especialmente en países en donde era más visible, tal como sucedió en el país hermano.

Todo sucede por una razón y si la sombra de la Luna oscurece y debilita al Sol, nuestro interior no puede dejar de preguntarse el motivo.

Los fenómenos meteorológicos vividos últimamente nos tienen que hacer pensar en esa actitud de nuestro planeta, no para ir hacia el miedo, aun cuando lógicamente este existe cuando comprendemos nuestra insignificancia ante las decisiones de la naturaleza, sino como una llamada de observación hacia los estados internos personales y nacionales en cada caso, sintiendo y creyendo profundamente que detrás de estas situaciones, existe un movimiento de liberación, de desintegración de actitudes.

Nadie puede ignorar el cambio profundo que las masas están viviendo, transformando a través de vivencias y estamos totalmente unidos a nuestro Planeta Tierra. Dentro del dolor, del deseo de ayuda, es posible intuir una liberación a través de ese dolor, hacia nuevos paradigmas más de acuerdo a la luz que cada vez es más intensa en ese Todo que formamos la familia humana. 

Vivir en el silencio, en oración y meditación para que la savia de estas energías, puedan conseguir serenar tiempos convulsos en los que esas son nuestras potentes herramientas.

Joanna
 


https://drive.google.com/open?id=0Byrel0wbjEdiZU50UzNKVXB2SkdLd3lkelZSc0NHcjR0LUpF




Esta imagen me impacta entre otras cosas por lo que sugiere. El esfuerzo inmenso de las ramas por adaptarse, cediendo y guardando en silencio su dolor por conseguir lentamente y a través de los innumerables ciclos en los que trabajamos con mayor o menor intensidad nuestro cometido del trabajo de Hércules en Escorpio, que  las ramas vayan alzándose hacia el firmamento, hacia la Luz, como indicando  cuánto hemos hecho, desde dónde y hasta qué punto podemos llegar para dar fin a la obra
En otras ocasiones, distintas visiones del Águila con sus profundos significados ha estado en el mensaje de Escorpio y sin embargo esta vez me atrapó esa claridad patente de los innumerables ciclos en los que hemos intentado vivir lo mejor posible las “muertes” del Signo, el sufrimiento de cada rama intentado recuperar o asumir la experiencia, ha dejado sus cicatrices en los profundos cambios que cada rama sugiere. El pasado del discípulo, sus crisis, sus derrotas y sus triunfos van elevando la obra hacia el cielo infinito.
Sabemos de la  importancia de la Cruz Fija y es en Escorpio cuando las oportunidades y los espejismos son más intensos, debido a tantas vibraciones como fluyen desde el firmamento este mes.
Todas ellas unidas en una especie de tapiz cósmico que interiormente impacta, a las que están transitando por el Cosmos, nos exigen profunda atención,  ya que si “todo está escrito en las estrellas”, ciertamente el punto en el que estamos como humanidad es de una gran responsabilidad, que nos obliga a meditar una vez más en la inmensa importancia de la Luz, tema que subyace en todo proyecto planetario. Las emociones tan fuertes en los signos de agua, han de ser meditadas, evitando sumergirnos en la vorágine que los acontecimientos en diferentes puntos del planeta impactan en nuestro interior.
Se crean espejismos de gran peligro en la manera de comprender lo que consideramos como justo y propio  de una determinada nación y hace ver como correcto lo que es el desprecio por la vida, por los derechos humanos, creando indiferencia o falta de compromiso que facilita que el mal adquiera fuerza.
El paso de Saturno por Escorpio, dio comienzo a una serie de situaciones relacionadas con el karma, ya sea el personal, de una región o de un país influyendo notablemente en acontecimientos pasados y presentes. Ahora cada ser que está en el camino se ha de concienciar de cómo vive interiormente la propia forma de creer, de orar, de vivir la devoción, de comprender y aceptar esa misma forma en otros colectivos, ya que Saturno desde su entrada en Sagitario, ha seguido afectando a todo lo anterior.
Su pronta entrada en Capricornio, signo que rige creará nuevos matices al unir sus energías con Plutón que lleva años trabajando en ese punto del firmamento.
Escorpio es el signo del discipulado. Toda energía que se relaciona con este signo dirige ese camino y enfrenta en cada ciclo de vida, en mayor o menor intensidad a  pruebas que nos son bien conocidas.
Sexo, exceso de comodidad que nos detiene, dinero o codicia, temores, odios, ambición, orgullo de nuestro forma de pensar, separatividad, crueldad que se puede aplicar a muy distintos medios. Estas son las temidas nueve cabezas de la Hidra en los trabajos de Hércules y no es fácil, aunque sea la única forma de liberarnos, arrodillarnos interiormente y dejar que la luz debilite y acabe extirpando esas poderosas cabezas. Podríamos decir que la humanidad está en una constante lucha y deseo de liberación de todas esas pruebas.
No obstante a través de Escorpio fluyen dos energías maravillosas de Rayo. El Cuarto Rayo a través del propio signo.
El Sexto Rayo a través de Marte como regente exotérico y esotérico. Urano se exalta en este signo y reformula nuevas ideas libertadoras. La Luna cae, se debilita en Escorpio ayudando intensamente a esa muerte de la personalidad.
El despertar imparable de la consciencia de cuanto sucede en la humanidad promueve desde infinitos puntos y formas de actuar la búsqueda del Equilibrio y de la Armonía y la Devoción del Sexto Rayo del amado Maestro Jesús de Nazaret. Reaviva el amor y lo concede sin límites a personas que tienen influencia sobre las masas. Hay una infinidad de Guerreros, unos más conocidos y otros que en silencio activan el Fuego de la espiritualidad y de la practicidad.
Mercurio como Regente Jerárquico y viviendo tiempos tan importantes para nuestro Planeta, reforzará desde un alto nivel el poder de conseguir Armonía a través de los numerosos conflictos que vivimos.
Profundo Signo de Agua, llamada a veces fuego congelado, nos hace sentir que en un ciclo determinado nos parece estar rozando el Sol, sintiendo una seguridad que viene del alma y sin embargo sin que el pensamiento pueda asimilarlo nuestro vuelo se trunca, nuestras fuerzas desaparecen, no conseguimos asirnos a nada de lo que antes nos parecía poseer.
Como en una noche oscura del alma sólo acertamos a comprender que nada era nuestro que nada tenemos y justo en ese instante de rendición total, el proceso de reconstrucción con mucha más luz, más fuerza y humildad nos hace volver a la vida.
La Luz es un punto poderoso en Escorpio y como humanidad estamos yendo hacia una Era de Luz. Esta ha de ser una sensación constante en el discípulo. Los Maestros dicen que cada vez somos más sensibles a captar el significado de los Siete Rayos. No hay que caer en el impacto del caos de estos tiempos.
El gran tesoro de la transmutación de Escorpio, de la victoria sobre pruebas realmente difíciles, lo tenemos en ese tesoro llamado “Akasha”. En ese punto se concentra toda la pureza y la espiritualidad siendo tan importante para el arquetipo del Signo tener presente la auténtica Luz que desde ese punto se emana.
La repercusión de las energías en la Luna Llena de Escorpio es inmensamente importante. Desde puntos lejanos y divinos del Cosmos la atención hacia la Tierra es intensa. Sirio tiene una gran relación con Escorpio y nos conecta con el Segundo Rayo. Todo este caudal es anhelado con la misma intensidad por diferentes fuentes. Es la oportunidad y es el peligro. La dualidad que siempre permanece.
Que nuestras fuerzas serenamente unidas en la meditación de este Plenilunio de Escorpio y en este álgido momento de la humanidad consigan la máxima Luz.
Desde el  corazón siempre.
Joanna


 

  

https://drive.google.com/open?id=0Byrel0wbjEdiY0dNTmw2Yk04UnlUdFlkbkNrRWx4QkdESzRz










Libra es uno de los Signos más  complejos de comprender por sus extensos y profundos significados, unido a que no son demasiados los seres humanos preparados en los niveles necesarios para conocer y caminar entre los extremos, dependiendo sin duda de en qué punto se encuentra cada uno en el camino de regreso al Hogar.

Uno de sus símbolos muestra la ceguera en la que uno mismo puede vivir, o  también puede indicar  la  necesaria introversión hacia el interior que lleve a “la luz, la realidad y la inmortalidad”.

 Ética, juicio y discernimiento está indicado en el Mito de Hércules cuando sin consentimiento es abierto y bebido el tonel de vino perteneciente a los centauros.

¿Hablamos pues de derechos humanos no? Algo que está moviendo  como hojas a gran parte de la humanidad.

La esencia y sabiduría de la Astrología va unida siempre en su significado, viendo que el  Signo anterior y el posterior  se enraízan con el que fluye desde el firmamento.

Por ello podemos imaginar que los nacidos en Libra actuarán de una forma u otra si están más influidos por el anterior, Virgo o por el posterior, Escorpio, o lo que es lo mismo. ¿Cómo se actuará entre la materia y el espíritu?

Todo momento y energía cósmica son importantes, pero podemos intuir que la próxima entrada de la energía de Júpiter en un signo tan auténtico y duro como Escorpio, después de su paso por Libra intentando que las relaciones diplomáticas, los pactos, los derechos de justicia tuvieran un papel preponderante, va a levantar sin tanta contemplación las falsas verdades y los fanatismos sin una base real.

 Estando en un momento de despertar hacia  la Buena Voluntad y la unificación por una gran parte de la humanidad, se hace necesario observar  todo cuanto acontece en nuestro mundo, desde la perspectiva “del amor que subyace en todo cuanto ocurre en nuestra época”, según dice el Maestro Tibetano.

Todo pasa por algún motivo. Hay un Plan en la Mente de Dios y hay Mantras y oraciones poderosas que son necesarias, como nunca en estos tiempos revueltos que nos ha tocado vivir y compartir.  

El Elemento Aire se refina en este Signo.

Diplomáticos, oradores, personas que conocen el Poder de la palabra y que pueden magnetizar el ambiente,  el entorno, los países,  para acercar con el sonido la intuición hacia El Plan de Dios en la Tierra.

Es un Signo en el que la mente se puede convertir en una de las herramientas más importantes.

El Tercer Rayo a través de Libra nos inunda con su Luz durante todo el mes, siendo además el Rayo de nuestro Logos Planetario.

El Séptimo Rayo se une a través de Urano Regente Esotérico de Libra y nos inunda con su luz renovadora.

El Quinto Rayo fluye a través de Venus regente Exotérico de Libra, uniendo más energías inteligentes y armonizadoras.

Todo esto indica que un tiempo y un espacio en el cual las mentes han de trabajar para el bien, para la evolución práctica, para la cultura y nuevas ideas, para la renovación a la cual nos ayudará Urano.

Desde hace quizás un siglo no vivimos como Humanidad un momento tan importante del cual puede depender la posibilidad de usar correctamente el tesoro –la capacidad del discernimiento-entregado a la humanidad para que esta situación de dolor disminuya.

Tremenda responsabilidad. Podemos colaborar en el dolor humano desde la ayuda material, desde la poderosa energía de la oración, desde el mirar hacia otro lado, pero eso es algo difícil en un Signo Cardinal involucrado con “los otros”, con una y mil ayudas para utilizar ese sagrado regalo de la palabra, sin fanatismo, sin centrarnos en lo menor sino, más que nunca en un bien mayor.

Libra es un Signo de cuidadosa apreciación de los valores para obtener el verdadero equilibrio entre esos valores.

En Cada momento adecuado Ángeles y Devas conseguirán acelerar su ritmo al actuar con respeto y sentimiento de Amor y anhelo de conseguir Paz.

La relación con la Luz, entre otros cambios nos afectará en mayor o menor medida dependiendo de la atención con la que vivamos.

La luz a partir del Equinoccio de Libra, interioriza toda la recibida y la envía hacia nuestro interior. Ese vientre del tiempo que mencionamos en el Signo anterior de Virgo, le entregará a la semilla, la calidad de esa luz.

Tiempos de silencio y meditación. Observación de nuestros actos y de los de otros, con imparcialidad, evitando el juicio rápido que siempre desean las emociones.

También observación profunda de fenómenos climatológicos cada vez más fuertes y repetidos a lo largo del planeta. ¿Qué nos están sugiriendo?

Las herramientas son potentes en ambos lados de la luz. El dolor une y hace surgir lo mejor del ser humano. Por ese motivo es más especial que nunca, la próxima meditación de Luna Llena.

Por el propio Signo y porque marca un importante inicio de ciclo hasta el   Solsticio en Capricornio.


Joanna












La Gran Invocación , contiene una fuerza especial en esta
 Luna Llena




YO SOY LA MADRE Y EL NIÑO. YO, DIOS, YO MATERIA SOY.

 

VIRGO  -  PLENILUNIO DE VIRGO



Vivimos una de las energías más significativas del Zodíaco ya que en la pureza de este Signo, vibra el anhelo de nutrir y de proteger, cualidades que ensalzan al ser humano, estando alma y cuerpo en equilibrio  y disminuyendo la constante dualidad existente.

En este signo tan ligado al sentido de la materia, se sitúa Spica una de sus estrellas más brillantes que simboliza la espiga del cereal. La imagen de María se asocia en muchos gráficos al trigo situado en sus manos.

Júpiter rige jerárquicamente a Virgo y aun cuando observemos tanta conmoción, tensiones e injusticias alrededor nuestro, este poderoso y protector planeta ha dejado señales de su paso para quienes sepan ver más allá de lo obvio.

El amor incondicional del Logos a la Tierra, ha ido dejando a través de innumerables señales, la necesidad del profundo cambio interior, del nacimiento que tanto tiene que ver con Virgo.

Hace varios años, se formó en el Cosmos una  configuración realmente difícil. Una Cruz Cósmica surcaba el firmamento, formando oposiciones y cuadraturas.

Se creó entonces una corriente de alarma –no del todo injustificada- pero no en cambio,  la comprensión de lo que aquellas indicaciones estaban sugiriendo, y que era el rectificar Todo a través de esas crisis, renacer de nuevo de la materia virgen y un nuevo paradigma que remodelara los derechos humanos.

Hemos comprobado como desde esa fecha todo se ha complicado intensamente, economías, gobiernos, atentados, etc. Posiblemente si ese cambio de consciencia se hubiera llevado a cabo, no sería tan intensa la inestabilidad que vivimos en países que creíamos a salvo de todo.

Eva simboliza la naturaleza mental que anhela el conocimiento y en forma simbólica al aceptar esa manzana del conocimiento, toda la raza humana se sumergió en la búsqueda de ese conocimiento.

El germen crístico no está aun en Eva, no existe el deseo del infante en ella. En cambio en Isis encontramos el deseo de fertilidad y la clara protección hacia el niño, siendo María quien materializa en el plano físico el nacimiento del Cristo Niño.

Virgo –entre tantos significados- representa esa síntesis femenina. Eva, Isis y María, estando este Signo regido esotéricamente, precisamente por la Luna.

La virginidad de la materia, del Cosmos está relacionada con las figuras femeninas que han marcado la inmensidad de los tiempos. También para los atlantes Lilith era una figura femenina de adoración.

Posiblemente Virgo es uno de los Signos menos conocido. Es el sexto desde Aries y su antiguo símbolo es la estrella de seis puntas, tanto para la evolución como para la involución.

Virgo es uno de los Cuatro Brazos de la Cruz Mutable, a la cual se la denomina a veces la Cruz del Renacimiento.

Virgo es profundidad, oscuridad y luz, serenidad y silencio, calma que acaba llevando al estudiante  hasta los valles de las profundas experiencias.

La calidad de las energías que fluyen a través del eje de Virgo-Piscis (siempre he de mirar a un signo y a su complementario), son hermosas, son necesarias. Por un lado ese sentimiento de servicio, necesidad de ser útil a los demás, unido a la empatía, compasión pero al mismo fuerza increíble de Piscis, están ayudando en forma silenciosa al dolor y a las carencias que el dolor de la evolución de nosotros y del mismo planeta, causa. Es curioso saber que quien más trabajó en la realización de la Cruz Roja, era Virgo con Ascendente en el mismo Signo.

En este Signo se pasa por fuertes crisis y dudas. El Cuarto Rayo lo marca y moldea en forma continua.

A través de su regente Exotérico, Mercurio y de la Luna fluye ese Cuarto Rayo trabajando continuamente en ese difícil campo de batalla que son las correctas relaciones humanas.

Vulcano velado por la Luna y con su Primer Rayo, observa atentamente a quienes a través de esfuerzos han llegado a la evolución necesaria para poder aplicar su Fragua dorada moldeando esas virtudes.

A Virgo se le denomina “el vientre del tiempo” en el cual se pueden plantar y proteger las simientes de los grandes valores.

Siempre encontramos en el camino de la astrología una guía o señal para vivir de acuerdo a las energías del Cosmos.

Es pues, un importante momento para meditar y comprender qué semillas, qué proyectos hemos de plantar en ese vientre cósmico, para que en nuestro camino la Luz se torne cada vez más fuerte iluminando el propio camino y si podemos, el de los demás.

Ojalá que en estos momentos en el que se hace difícil mirar con divina indiferencia lo que sucede, surja en la consciencia mundial el deseo de que esas semillas estén plenas de Luz y de Amor.






La proximidad del plenilunio bajo las energías de la constelación de Cáncer, evoca en la memoria de cada uno de nosotros como parte de la humanidad, infinidad de sentimientos y de vivencias subjetivas, que se reavivan con fuerza ante un Signo a través de cuya puerta entramos a la vida de la forma física, buscando y anhelando desde entonces fundirnos con la luz.
Cáncer nos representa como Humanidad misma.
No obstante la humanidad está saliendo en forma precipitada de la conciencia de masa, uniéndose como nunca a la energía del siguiente Signo de Leo en donde la individualidad, el poder del propio pensamiento transforma los propios pensamientos y acciones.
Los tiempos convulsos que estamos viviendo, llenos de oportunidades y de difíciles pruebas, son en sí ese poder de decidir. La lucha intensa entre el Sexto Rayo y el Cuarto Rayo que penetrará en breve en el éter de nuestro universo causará liberación y un vuelco total a la forma bajo la cual  hemos vivido hasta ahora las relaciones.
Cada momento cercano a los días de Luna Llena, son de profunda importancia. La Luz inunda las zonas más oscuras en todos los niveles y todo discípulo comprende la importancia de su parte en el Plan. La unión de grupos, de almas y de conciencias, puede ser utilizada por la Jerarquía durante todas y cada una de las meditaciones que se realicen.
En forma más profunda, se siente, se vive interiormente la belleza del axioma que define al Signo de Cáncer.
CONSTRUYO UNA CASA ILUMINADA Y EN ELLA HABITO
Estamos muy conscientes de que los materiales que puedan iluminar esa Casa, son pensamientos, intenciones, palabras, hechos, silencios, anhelo de paz….Buena Voluntad en síntesis. Atentos más que nunca a que la parte oscura observa y sin dudas lo hace, con profunda preocupación. Estamos atentos. Somos conscientes. Conocemos nuestro poder.
Este Signo que pertenece a la Cruz Cardinal reafirma esa relación con la Vida y permite que el Espíritu pueda manifestarse a través de la forma en el plano físico.
Estos tiempos de cambios se notarán con más intensidad cada vez que entremos en esa Cruz cardinal en los cielos.
Luna y Neptuno rigen al Signo de Cáncer, exponiendo a la Luz y a través de la forma de actuar de quienes destacan en la  sociedad por su determinado papel en ella, si están en el camino de la iniciación, ya que cuando la persona recorre el Sendero con amor impersonal, Neptuno le concede la divina indiferencia que le permite poder actuar con justicia, con la debida rapidez y sin reaccionar a explosiones de dolor o rabia, que tanta energía desgasta en la humanidad no despierta aún a la comprensión de las causas que subyacen detrás de cuanto sucede en nuestro mundo.
Neptuno situado ya en Piscis y según nos dice el Maestro Tibetano, hace fluir desde Shamballa la energía de Alma y espíritu al iniciado, equilibrando la dualidad de alma y cuerpo.
La Luna no debe retenernos en patrones ya caducos. El sentimiento de patria, protección y emociones debe actuar sin fronteras, sin enfrentamientos. En estos importantes días podemos liberarnos de la prisión del propio pasado y del de la humanidad.
A través de Cáncer nos llegan las Energías del Tercer y del Séptimo Rayo, tan necesarias para imbuirnos del mensaje de la Era de Acuario.
Ser instrumentos de la divinidad nos puede llegar a través de Neptuno y el Sexto Rayo.
El deseo de que los conflictos den paso a comprender la importancia de las buenas relaciones y de la armonía, provienen de la Luna y de su Cuarto Rayo.
Que todas estas energías remuevan y esclarezcan con la Luz del Cosmos, las aguas del Signo de Cáncer e iluminen  especialmente a quienes están teniendo en estos días,  el poder de decidir.

Desde el corazón.
Joanna






El cambio de consciencia en nuestra humanidad se va haciendo cada vez más patente, como consecuencia de que la comprensión hacia el Plan de la Jerarquía de Maestros y la intensa respuesta a las influencias de Shamballa produce en forma inevitable una evolución en la sutilidad de los vehículos e incluso, en forma palpable en el resto de reinos del planeta.
Ese grado de evolución en el ser humano moderno, es en parte el causante del caos que observamos en diversos niveles. En cada país, cada vez más hay más personas sensibles y con la necesaria preparación que son receptivas a esas sagradas energías de “el Plan de Dios sobre la Tierra”, especialmente en este mes en el que se celebra uno de los rituales más importantes del año. El Festival de Wesak, en el cual las fulgurantes Luces del Buda y de Cristo se aúnan para ese avanzar y evolución de nuestro Planeta.
Lógicamente, la misma energía  que en forma aún aparentemente poco visible, contiene la simiente de la voluntad al bien y del sentido de servicio y entrega  a los demás, despierta en personas egoístamente polarizadas, un intenso deseo de poder y de ambiciones desmedidas, las cuales a través de sus poderosas personalidades y uniéndose entre sí, intentan con su egoísmo y manipulación entorpecer el trabajo de la Luz. Sin embargo este duro proceso está llevando a una gran masa de personas al despertar interior y a otras a una intensificación sobre el trabajo de purificación interior.
Tauro es Luz y cuando la luz domina el deseo taurino, éste se convierte en un ferviente anhelo hacia la Sabiduría que proviene de las duras experiencias vividas en los intentos de superar apegos, egoísmos y deseo de poseer. Bajo el Eje Tauro-Escorpio se debate la humanidad entera y las pruebas bajo estas constelaciones son duras y a veces demasiado sutiles.
Sin embargo y bajo la energía imparable de la Era de Acuario y del indescriptible poder de Urano, la parte taurina de la humanidad está cada vez más influida hacia esa Luz que Tauro custodia.
Entramos de pleno una vez más después de ese principio de explosión de vida que significó Aries, en la importante Cruz Fija, la cruz del discípulo en donde debe debilitarse hasta la total liberación, la esclavizante arrogancia de las personalidades.
Las energías taurinas y las acuarianas –ambas brazos de esa Cruz- trabajan unidas con más fuerza que nunca, ya que no pueden ignorarse en los momentos que vivimos hoy, el amplio significado que ambos Signos guardan para nutrir y fortalecer el cambio de consciencia que es una de las metas principales a conseguir.
Tauro con su Voluntad y a través del yunque de Vulcano, su Regente Esotérico pleno de la fuerza de Primer Rayo, se une a las Aguas de Vida de Acuario. Preparando el camino para la llegada del Avatar..
El Signo de Acuario nos ofrece una percepción universal y entregada a los intereses humanos y nos lleva hacia una síntesis que signifique una religión mundial.
Por determinadas causas y por la fuerza de Cuarto Rayo del Signo, podemos decir que toda la humanidad es taurina y la importancia que esto significa, se amplía en un mes en el cual se celebra una de la Lunas Llenas más importantes del año para quienes transitan por el Sendero, tal como se mencionaba anteriormente.
El Festival de Wesak influye poderosamente año tras año, en las consciencias de millones de seres que en infinidad de reuniones, en las que se celebran profundas meditaciones, crean un poderoso círculo de Paz, Amor y Poder impersonal en el cual no hay etiquetas que definan ni  nación ni religiones, sino el deseo de un mundo de Armonía.
La posibilidad es inmensa, si vivimos en la mayor serenidad posible. El alineamiento de la constelación de Tauro con Las Pléyades y la Osa Mayor, el planeta Plutón y nuestra Tierra nos lleva a comprender la  posibilidad de evolución a través de la subjetividad y la de sumergirnos en esa intensa Luz que es una de las notas predominantes de este mes.
Si no es la serenidad la que domina, no hay duda que notaremos el efecto de otro potente Signo –quizás el más duro de vivir- y que forma parte de esa Cruz Fija.
Desde Escorpio fluye la potencia más efectiva para la humanidad ya despierta y en donde o bien nos elevamos o nos sumergimos en las oscuridades profundas. De la misma forma que cuando un Signo actúa, las energías totales de los otros tres Signos entran en movimiento, también la polaridad del Signo que se encuentra  en frente, refuerza su potencia.
La atención pues tendría que ser máxima para vivir plenamente el signo de Tauro bajo  el cual han nacido y también dejado el plano físico grandes seres.
Bajo Tauro vivimos la belleza, la delicadeza y el oculto poder del Planeta Venus que mantiene una especial relación con nuestro Planeta Tierra, así como la inestimable ayuda de su Quinto Rayo. Venus es la energía mental que puede, entre otros factores, establecer correctas relaciones entre hombres y naciones.
El Maestro D.K. nos dice” que el Planeta Venus es para la Tierra lo que el Yo superior para la Personalidad”. Esto nos indica también la intensa influencia que Tauro tiene para nuestra humanidad, al estar regido por Venus.
La auténtica fuerza de voluntad, no la testarudez tan propia también de este Signo, nos llega desde Vulcano, Planeta sagrado que rige Esotérica y Jerárquicamente a Tauro y cuando esa voluntad está activa, ningún propósito dejará de conseguirse bajo la esencia taurina, ya que Vulcano destila lo que representa el alma, lo que nos hace ser espirituales
La fuerza impactante de su Primer Rayo consigue que surja el oro interior y si ese oro interior está activo este mes, el ansiado cambio de consciencia, el caminar firmemente en el Sendero, puede conseguir muchas de las cosas que la humanidad precisa y ayudar a tantos auténticos Servidores que dedican su vida a ello.
Desde el corazón
Joanna




A partir de la luna llena de Pascua, y por un período de dos meses, la ocasión del alineamiento superior entre los centros Shamballa, Jerarquía y Humanidad debe ser aprovechada. “Es​​ una oportunidad para relacionarse con ese mundo interior del propósito espiritual y el plan que sabemos que existe detrás de la confusión aparentemente abrumadora de los acontecimientos en el mundo, así como en nuestra personalidad interna. 
La nueva religión mundial se basa en la invocación y evocación - Estos acercamientos se producen en los períodos de Luna Llena, en  tres ocasiones especiales o festivales  cada año. Ahora hemos llegado a la primera de ellas para este año - el primer festival importante del año-
Durante siglos ha habido un festival especial durante el solsticio que festeja la renovación que se anuncia en la primavera y esta celebración se continúa aun hoy en la gran Fiesta judeo-cristiana de la Pascua. El tema inspirador, como sabemos, es la Resurrección.

La primera palabra de la nota clave del signo de Aries es  Surjo, que significa dinámica aparición en la nueva Luz y Vida. No podemos dejar de ser conscientes de la agitación que crece en las profundidades de nuestro ser. En esta época del año, hay una emergencia de lo nuevo, de crecimiento en el Hemisferio Norte y de revitalización y maduración a través del otoño en el Hemisferio Sur.
Como aspirantes al discipulado nos encontramos listos para un renovado esfuerzo para hacer frente a los desafíos de la propia evolución. Aries es el signo del poder exteriorizándose en cada acto volitivo del caminante en el Sendero.
Cada ciclo completo de Urano ha perfilado de forma incontenible un nuevo reto y el que comenzamos a vivir hace unos años será más regenerador y constatable que nunca, debido a ese despertar de tantos millones de seres que ya no están en el rebaño, porque han conocido el principio divino del discernimiento.
En cada uno de esos grandes ciclos de Urano desde su descubrimiento en el signo de Aries, la libertad y tradición, rebeldía y respeto,  se unen para marcar un principio, una profunda respiración que desde el aparente caos y dolor, implanta las semillas de los nuevos derechos que la sociedad en ese momento  exige y esa fuerza de cambio y libertad. Urano sigue todavía en el Signo de lucha y principios que se expresan en  Aries.
Aries, el Carnero, es el primer signo del Zodíaco y, como tal, está relacionado a inicios y al proceso de creación.  La energía de Aries promueve la voluntad de vivir y realizar. Es la fuente del impulso creativo y del ímpetu para la acción. Normalmente, expresamos esta energía como intensa actividad en el mundo, pero podemos expresarla también de un modo más refinado y sutil, como pensamiento vivo y creativo.
Aries es Fuego y a través de ese elemento podemos consumir la   materia. Esa función contribuye al Plan porque abre una brecha para una mayor revelación de lo interno. Ese poder se hace sentir principalmente en el plano mental, a través de la recepción de ideas conectadas con dicho Plan que resquebrajan los antiguos moldes  imperantes hasta ahora.
El Signo de Aries se conecta a importantes fuerzas de energía del sistema solar y distribuye su energía a través de diversos Rayos, siendo los principales, el Primero de Voluntad o Poder, el Séptimo de Orden Ceremonial y Magia, y el Cuarto de Armonía a través del Conflicto, los cuales se expresan a través de sus regentes:
 Urano (7º rayo, jerárquico), Mercurio (4º rayo, esotérico) y Marte (6º rayo, como regente exotérico).
Es importante comprender la importancia que en nuestros pensamientos nos otorga  Mercurio, la mente en toda su riqueza y responsabilidad. Pensamiento y palabra pueden ser en nosotros una herramienta de luz o también usar ese inmenso poder para herir y crear caos.
La profunda atención del discípulo puede captar desde hace tiempo, la intensidad de las energías que están convirtiendo a nuestro planeta en un escenario vívido de cambios de paradigmas y de estructuras que se derrumban al no poder resistir las embestidas de todo cuanto de liberador y nuevo, fluye a través del espacio.
La fuerza de esta Luna llena de Aries, El Festival de Pascua. La Ascensión del Cristo viviente, Maestro de hombres y de Ángeles. Él es la expresión del Amor de Dios, dirigiendo la Jerarquía Espiritual. Es realmente un tiempo especial, para la propia meditación, la meditación grupal, y la unión más pura posible enlazada desde el pensamiento.
Será posiblemente una lunación muy especial para nosotros que como humanidad ya hemos desarrollado un amplio potencial mental e intelectual y que desea unir a todo ello, el mensaje de Amor vertido a través de dos mil años en Piscis por Él.
Constantemente se emite al éter oraciones. La Gran Invocación, El Gayatri y otros mantrams sagrados, están liberando de escorias esa “sangre de los Dioses que es ese Éter”.
Aries ese Hijo amado por Dios, es el lugar del nacimiento de las ideas divinas y los movimientos planetarios están energetizando ese espacio para un despertar con diferentes niveles de conciencia, pero que están haciendo vibrar todos ellos a nuestra  humanidad.
Pero centrémonos en la  importancia de esta Luna Llena que hace vibrar el anhelo de superación de toda separatividad, el deseo de colaborar al tan necesario paso hacia la perfección de la Tierra.
En esta Luna Llena, podemos purificar nuestros vehículos mental, emocional y físico que están formados con energía o “Pitris” lunares, haciendo un gran servicio a nosotros mismos y a todo lo que compone nuestra Humanidad, liberando karma.
Vivamos profundamente la alegría de saber que nuestra posibilidad de cambiar, de mejorar el mundo es real.






Piscis simboliza pruebas vividas a través de ciclos y ciclos. La intensa sensibilidad, empatía, conexión con todo lo elevado del Signo que cierra el año astrológico , unido a la fuerza de Plutón, rompe lo caduco y lucha incansablemente contra todo lo que puede bloquear la bendita Vuelta al Hogar del Hijo Pródigo (la Chispa Divina) a la Casa del Padre.
Esta Fuerza es, en estos tiempos, infinitamente más notable, ya que se une la intensa Luz de Urano con su imparable objetivo de descristalizar y liberar, creando un nuevo paradigma social, tal como hemos observando en estos tiempos a través de las crisis en diferentes puntos de nuestro planeta, así como en las ideas y en la forma en la que se desarrolla a través de fanatismos e ideas equivocadas lo que solemos denominar “religión”.  Urano en Aries y Plutón en Capricornio
El poder para destruir la forma así como el amor para estructurarla de nuevo  en armonía con la ampliación de consciencia de una una gran parte de la humanidad y de vivirla con la adecuada devoción, son herramientas potentes en este Signo.
Neptuno, el Planeta de la Trascendencia, y que nos hace ser instrumentos de la divinidad, ejerce con fuerza su influencia en este mes y esas herramientas, son las necesarias para limpiar todo el terreno, nuestra propia “Tierra”, para recibir con anhelo y esperanza, con gozo interior, la savia vital del próximo Signo de Aries.
Neptuno será especialmente importante en esta época,  ya que en su largo tránsito por el Universo, ha entrado en el hogar simbolizado con el mar de las almas que saben, conocen, ese poder ser instrumentos de la divinidad, de las fuerzas de la Luz. Durante años, millones de almas vendrán a este ciclo con Neptuno en Piscis creando una nueva e internsa forma de ver y compartir.

Todas esas esencias y energías, han de ser constantemente emitidas desde el corazón y en  cada uno de los días en que fuyen las energías de esta constelación y especialmente en el período de Luna Llena de Piscis, formando un manto de protección y amor infinito hacia los miles de seres que sufren especialmente en diversos puntos de nuestro planeta.
La energía sigue al pensamiento y grande puede llegar a ser esa fuerza cuando sale de lo profundo del corazón de millones de seres que están en meditación.
El regente esotérico transmite energia a la personalidad fundida con el Alma. Puede decirse que el alma reponde a la energía que llega a traves de Plutón que transmite energía del Primer Rayo.
1er rayo: poder de voluntad, coraje, intrepidez, Firmeza, Aptitud para evaluar al hombre y a todos los fenomenos
2do rayo: Amor Sabiduria: Paciencia, identificacion, sintesis, ánimo.
6to rayo: Devoción, sencillez, ternura, intuición. Capacidad de sacrificio, también e peligroso fanatismo que estamos sufriendo en estos últimos tiempos.
La constelación de Piscis marca un espacio triangular en los cielos, un símbolo de la realidad. Este signo gobierna los pies y de ahí la idea de pisar el Sendero y alcanzar la meta que ha sido la fundamental revelación espiritual de la era de Piscis.
Si pudiéramos ignorar  los velos que nos envuelven, estaríamos dispuestos a abandonar el dominio que sobre nosotros ejerce la personalidad y vivir la gran liberación que significa fusionarnos sin luchar como un Yo individualista que comenzó con fuerza en Aries para conlcuir como Alfa y Omega en Piscis.
 Es momento de liberarnos de todo peso que no nos lleve a “..desde la oscuridad a la Luz, de lo irreal a lo real, de la muerte a la Inmortalidad..”





SEMINARIO: "INTRODUCCIÓN A LA aSTROLOGÍA espiritual"
por
Joanna García Blasco








Las intensas influencias de Acuario están fluyendo desde el Universo y su impacto no nos puede dejar indiferente. Son las energías que como Humanidad y en un momento realmente álgido, nos pertenecen.
Quienes amen la Historia, la cual está inevitablemente unida al más mínimo cambio en esa Vidas que son los Planetas, podrán observar que el principio de ese ciclo uraniano se produce siempre en el Signo de Aries, el cual con su potente primer rayo puede cortar la forma caduca en todos los aspectos. Durante el primer año de ese inicio de Ciclo, la belleza y protección de Júpiter camina junto a ese desestabilizador proceso, atenuando los cambios que tan poco gustan a los seres humanos.
No obstante ese caos como todo, es también necesario y cuando surgen como en estos días, en el panorama mundial personas con un inmenso poder del cual no comprenden otra cosa más que la oscura ambrosía de que su egolatría por ese Poder hace caer las estructuras que permiten una mínima seguridad, una gran parte de la humanidad  perciben  aunque no estén totalmente despiertas como almas,  que esa sacudida les lleva a la protesta porque no saben muy bien lo que son o en qué estado de evolución se encuentran, pero si saben que no quieren ser así ni colaborar a ese desestructuración de los derechos humanos.
Nuestras vidas, siempre en proporción a la atención con que nos centremos en cada uno de esos días, pueden girar hacia la luz electrizante que Urano nos ofrece desde Acuario y llevarnos hacia “la vida más abundante” …que profundidad vive en esas palabras¡¡  
La esencia que nos acompañará durante estos días, no se fundirá con nosotros si nos entregamos a lo estructurado; si nuestra propia vida ocupa constantemente nuestra mente, si mantenemos planes rígidos que desde el ama intuimos que no son ya necesarios. Todo ello, aun cuando haya buena intención, nos convertirá en una energía limitante que afecta a los demás, afecta al Todo.
La energía en Acuario es pura electricidad que ayuda a desarrollar poderes psíquicos superiores y llevarnos hasta la pura intuición.
Recordemos tres palabras de gran importancia relacionadas con Acuario:
Oportunidad                                                     Iluminación
                                              Fraternidad
La vida en Acuario se torna anhelo de cooperación; la mente se amplia y por ese motivo se cree que el Sol se encuentra en caída en ese signo, pero es precisamente porque no siente la necesidad de ser importante para los demás como puede suceder en muchos casos de su signo complementario Leo.
En realidad, ningún Planeta está exaltado o cae en Acuario, ya que en la verdadera rueda espiritual el ser acuariano ha llegado a un bendito punto de equilibrio.
En cambio, es la energía de Acuario el punto que está creando un doloroso caos en el Planeta. Su regente Urano situado desde hace años en Aries, tal como sucede en cada ciclo de Ochenta años alrededor de la tierra de este planeta, está situado en ese mencionado signo de Aries, estremeciendo los cimientos que por el egoísmo aplastan bajo su peso a una terrible parte de la humanidad.
Aries con su potente Primer Rayo, puede fulminar la forma estancada, especialmente estando Marte situado ahora y hasta marzo en el Signo que rige.
Unido al arquetipo liberador de Urano con el Séptimo Rayo, promotor total del cambio, la Vida Una intenta una vez más a través de uno de tantos caminos hacia la verdad, en este caso la Astrología, que podamos comprender las sugerencias que esos Dioses que son los Planetas, nos indican. Los símbolos hablan en silencio al interior del ser que estando en el Sendero debiera hacer lo imposible por colaborar. La masa no puede más que asustarse y colaborar todavía más con el caos.
Necesitamos la fraternidad, el sentimiento de grupo, la comunicación, el difícil trabajo de vivir con la mirada amplia, necesitando tanto la soledad para escuchar diversos mensajes, como la de intentar que las convivencias grupales desarrollen ese incipiente principio de ser lideres sin destacar, de que las ideas sean compartidas, sin imponer. Como humanidad estamos en el principio de ese gran compromiso que es la intensa esencia de
Acuario.
Posiblemente todos cuantos en las últimas décadas han convivido en grupo, han experimentado el avance evolutivo a través precisamente de descubrir los espejismos de las personalidades que han caído en el creer ser los escogidos para dirigir a los demás y esto si no es cierto, tan solo debería mantenerse durante un espacio- tiempo determinado. Surgirán entonces los necesarios problemas para que cada grupo se enfrente a lo que no es adecuado a la esencia que ha dado vida al grupo, redirigiendo a través de las experiencias la energía del mismo. Estamos todos en ese principio del aprendizaje de Acuario y la sencillez, el pensar, obrar y actuar correctamente tiene que ser la guía más segura.
La poderosa energía del Plenilunio de Acuario hará fluir en las meditaciones la forma correcta de vivir esa tan necesaria vida grupal.
El Sonido y la Luz representan las dos líneas del signo que nos llevan a la imagen de un potente relámpago. Su esencia está totalmente involucrada con la meteorología tan alterada en todo el planeta.
Venus, fluye en Libra y su Quinto Rayo motiva cada vez el deseo de investigar y crea ideas novedosas para conseguir fondos para esa investigación.
Urano como Regente exotérico vierte incesantemente ideales, visiones, grandes planes, para que los benditos locos-visionarios, se comprometan a materializarlos o encuentren personas que se encarguen de ese trabajo.
Júpiter en Acuario, ese Ojo de Dios, nos hace llegar todo el amor del Segundo Rayo, siempre tan necesario cuando la mente está potente. De esa forma la energía Amor-Sabiduría se fusiona con el Plan de la Jerarquía y con Cristo.
La Luna como regente Jerárquico de Acuario nos hace vivir ese Cuarto Rayo que hace trabajar incesantemente a la humanidad, trabajo que cuando en un determinado grado ha conseguido a través de las meditaciones de Luna Llena, se convierte en una inmensa ayuda.
Toda meditación, todos los grupos de Buena Voluntad, llevan a cabo esa gran ayuda y todas las lunaciones son intensamente necesarias. La Luna Llena de Acuario tiene algo incorporado y es que su mensaje, su energía, su arquetipo…es hacer avanzar a toda la Humanidad hacia la poderosa elevación de la Raza.

En unión y amor.
Joanna




Vivimos en un océano de consciencia divina por el que fluyen los símbolos que nuestro corazón anhela y es posiblemente en este Signo, donde se pueden hallar las metas más altas para quien camina por el Sendero.
 En la época atlante el ser humano comenzó a responder a la necesidad de buscar la iniciación y algunos alcanzaron la etapa del discipulado. En la actual época Aria, estamos viviendo experiencias similares, desde el punto de vista de una espiral más alta. En la Doctrina Secreta se menciona este proceso como la lucha entre los Señores de la Faz Oscura y los Señores de la Luz, lucha que aun sigue existiendo.

El mundo, nuestro mundo, nos envuelve cada vez con más intensidad en la doliente convulsión que provoca el gran paso que estamos dando en el desenvolvimiento de la autoconciencia y en un nuevo sentido de responsabilidad, nacido de unas mentes que ahora son capaces de decidir y no tan solo seguir ciegamente en forma pisciana como se ha hecho durante siglos.

El choque es brutal. La devoción se ha convertido en claro pensamiento amoroso y cada vez con menor sentido de posesión. La potente mente trabaja cada vez más dentro de una nueva serenidad intentando vivir con atención todo cuanto ocurre, sintiendo un necesario amor impersonal en su trabajo.

Esa inmensa fricción que podemos observar, es debida en gran parte a que ahora, son muchos los discípulos que han alcanzado un gran grado de elevación espiritual y están ya preparados para recibir iniciaciones superiores, pero gran parte de la humanidad está controlada por un profundo materialismo, el cual tiene mucho que ver con una de las energías de este Signo,  y en este conflicto por el intenso deseo de la materia, se enfrenta a las fuerzas de la Luz y el Amor que devienen de La Jerarquía. No obstante, la humanidad como un todo, siente que el paso es inevitable y la decisión de salir de ese estado de convulsión mencionado, hace que los seres humanos muestren, aun cuando lo contrario es más aparente, un determinado compromiso hacia los más débiles.

De los cuatro Señores del Karma, Saturno es el que más nos obliga a reconocer nuestro pasado y a prepararnos para nuestro futuro y para ello es necesario destruir formas de ser y de pensar. Periódicamente nos detiene porque nos es imposible avanzar bajo la forma existente y su energía relacionada con el proceso de evolución, la sentimos con más intensidad ya que es en Capricornio, signo que guarda el secreto del alma misma, el cual es revelado al iniciado en la Tercera Iniciación, donde se culmina el duro trabajo realizado en Escorpio.

Las cumbres tienen un bello simbolismo con el Signo de Capricornio. Moisés en el Monte Sinaí indica a través de Saturno el conocimiento de la Ley del Karma a la humanidad. De la misma forma Venus como regente Jerárquico de este Signo, sugiere que cuando el amor, la mente y la voluntad se unen, la luz crística nace en la persona que queda así transfigurada.

Capricornio es el signo de los extremos bajo el cual encontramos lo más bello y lo más ruin que el hombre puede llegar a ser. Cuando corazón y mente están equilibrados, un salvador en el nivel que sea, puede nacer. De la misma forma que cuando es la cabeza la que rige ese hermoso centro que es nuestro corazón, el egoísmo más cruel e inteligente puede dominar. 

Capricornio es uno de los cuatro Signos de la Cruz Cardinal relacionado con la Luz. Es un momento de esperanza, la luz comienza a exteriorizarse, las semillas plantadas desde Aries, entran en un período de posible triunfo, de metas soñadas que pueden convertirse en realidad.

Los últimos noventa días hasta que un nuevo nacimiento en el Universo llegue, han comenzado y cada uno esos días bajo la energía de Capricornio nos pueden llevar a conocer con más profundidad el secreto proyecto de nuestra alma.
Los Rayos principales que fluyen a través de este signo son el Tercer Rayo a través de Saturno y el Quinto Rayo a través de Venus. Estas energías pueden conseguir que uno u otro de sus dos axiomas triunfen.

“Rija la ambición y que la puerta sea abierta de par en par” o bien si somos capaces de arrodillarnos y convertirnos en instrumentos válidos para la evolución del Todo poder decir “Estoy perdido en la luz suprema, sin embargo, vuelvo la espalda a esa luz”, lo que significará que, para la persona evolucionada bajo este signo, solo existe la meta del servicio a los demás.

Es curioso que rija precisamente las rodillas ya que nos lleva hacia la idea de si nos cuesta o no, arrodillarnos ante las circunstancias de la vida, o es al fin esa vida la que rompe nuestra rigidez en forma inesperada y nos vemos forzosamente arrodillados.

A través de Capricornio nos fundimos con la energía del Tercer Rayo, el poder de la mente desde donde nace todo lo que se puede llegar a materializar. A través de Venus su regente Jerárquico, el Quinto Rayo ha conseguido que la humanidad no deje jamás de investigar en todas las ramas del conocimiento.

Marte exaltado en Capricornio, se encuentra en Piscis, constelación de profundo sentido religioso y ese impulso marciano del Dios de la Guerra, marca con dolor nuestros días, al igual que Saturno con sus connotaciones karmicas, en Sagitario, remueve los posos de siglos durante los cuales se han llevado a cabo, con crueldad miles de acciones en el nombre de Dios.

Plutón intensamente fuerte en Capricornio ha trastocado los poderes y expuesto a la luz infinidad de trampas. Seguirá su gran trabajo mientras espera a que después de su tránsito por la Constelación de Sagitario, Saturno, Señor del Signo una sus fuerzas, para a través de un caos en todos los estamentos que dirigen el mundo, se instaure una ley justa.

Marte exaltado en Capricornio, se encuentra en Piscis, constelación de profundo sentido religioso y ese impulso marciano de Dios de la Guerra, marca con dolor nuestros días, al igual que Saturno con sus connotaciones karmicas, en sagitario, remueve los posos de siglos durante los cuales se han llevado a cabo, con crueldad miles de acciones en el nombre de Dios

 De los tres estadios en los que se mueven y evolucionan los nacidos en Capricornio, o más bien todos como humanidad, ya sea a través de la oración, del Agni Yoga o de la herramienta que nos sea más idónea, hemos de convertirnos en el sagrado Unicornio que tan solo siente y vive por el deseo de Voluntad hacia el Bien.

Desde el corazón


Joanna





https://drive.google.com/file/d/0Byrel0wbjEdiLWprNTBhMmpRUkk/view?usp=sharing





Posiblemente sea Libra uno de los Signos más complejos de comprender ya que pocos seres humanos están preparados en los niveles necesarios para conocer y caminar entre los extremos, dependiendo sin duda de en qué punto se encuentra en el camino de regreso al Hogar.


Uno de sus símbolos mostrando la ceguera puede indicar la propia o tan necesaria introversión hacia el interior que lleve a "la luz, la realidad y la inmortalidad".


Ética, juicio y discernimiento está indicado en el Mito de Hércules cuando sin consentimiento es abierto y bebido el tonel de vino perteneciente a los centauros.


La esencia y sabiduría de la Astrología va unida siempre en su significado, viendo que el Signo anterior y el posterior se enraízan con el que fluye desde el firmamento. Por ello podemos imaginar que los nacidos en Libra actuarán de una forma u otra si están más influidos por el anterior, Virgo o por el posterior, Escorpio, o lo que es lo mismo. Cómo se actuará entre la materia y el espíritu.


Todo momento y energía cósmica son importantes, pero podemos intuir que a partir de ahora esa importancia adquiere más énfasis, por la entrada de la energía de Júpiter en un signo que rige todas las relaciones, pactos, compromisos y en el que se encuentran entrelazados tanto Saturno en exaltación, como Venus.


Estando en un momento de despertar hacia de la Buena Voluntad y la unificación por una gran parte de la humanidad, se hace necesario observar todo cuanto acontece en nuestro mundo, desde la perspectiva "del amor que subyace en todo cuanto ocurre en nuestra época", según dice e Maestro Tibetano.


Por ello, hemos de comprender que desde la parte no luminosa, las fuerzas están luchando también, consiguiendo posiblemente lo sucedido en Colombia o en Inglaterra. No son tiempos de separatividad. Las plegarias, mantrams o pensamientos han de ir más que nunca dirigidos hacia la Luz del alma, invocada y dirigida hacia los puntos sagrados del Planeta.


El Elemento Aire se refina en este Signo. Diplomáticos, oradores, personas que han de conocer el Poder de la palabra para magnetizar el ambiente el entorno, los países para acercar con el sonido la intuición del Plan de Dios en la Tierra.


Es un Signo en el que la mente se puede convertir en una de las herramientas más importantes.


El Tercer Rayo a través de Libra nos inunda con su Luz durante todo el mes, siendo además el Rayo de nuestro Logos Planetario.


El Séptimo Rayo se une a través de Urano Regente Esotérico de Libra y nos inunda con su luz renovadora.


El Quinto Rayo fluye a través de Venus regente Exotérico de Libra, uniendo más energías inteligentes y armonizadoras.


Todo esto indica que un tiempo y un espacio en el cual las mentes han de trabajar para el bien, para la evolución práctica, para la cultura y nuevas ideas, para la renovación a la cual nos ayudará Urano.


Desde hace quizás un siglo no vivimos como Humanidad un momento tan importante del cual puede depender la posibilidad de usar correctamente el tesoro –la capacidad del discernimiento-entregado a la humanidad para que esta situación de dolor disminuya.


Tremenda responsabilidad. Podemos colaborar en el dolor humano desde la ayuda material, desde la poderosa energía de la oración, desde el mirar hacia otro lado, pero un Signo Cardinal involucrado con "los otros", con una y mil ayudas para utilizar ese sagrado regalo de la palabra, sin fanatismo, sin centrarnos en lo menor cuando miles y miles de seres no pueden comprender que la burocracia sustituya a la vida, que se alcen fronteras en momentos en que todo el luminoso tapiz del Universo clama unión, ayuda y fusión gloriosa semilla en el corazón de cada ser humano.


En Cada momento adecuado Ángeles y Devas conseguirán acelerar su ritmo.


Con todo amor, mi anhelo unido al Todo en una Luna Llena especial.


Desde el corazón


Joanna

https://drive.google.com/file/d/0Byrel0wbjEdiS2xpb2liMTdZcVU/view?usp=sharing


VIRGO - PLENILUNIO DE VIRGO






Vivimos una de las energías más significativas del Zodíaco ya que en la pureza de este Signo, vibra el anhelo de nutrir y de proteger, cualidades que ensalzan al ser humano, estando alma y cuerpo en equilibrio y disminuyendo la constante dualidad existente.


El profundo sentido del Signo de Virgo ha estado impregnado de toda la luz y la inmensa fuerza de Júpiter y que acaba de pasar al Signo de Libra.


Siendo Júpiter quien rige jerárquicamente a Virgo, aun cuando observemos tanta conmoción, tensiones e injusticias alrededor nuestro, este poderoso y protector planeta ha dejado señales de su paso para quienes sepan ver más allá de lo obvio.


El amor incondicional del Logos a la Tierra, ha ido dejando a través de innumerables señales, la necesidad del profundo cambio interior, del nacimiento que tanto tiene que ver con Virgo.


Hace varios años, en 2011, se formó en el Cosmos una de las configuraciones realmente difíciles. Una Cruz Cósmica surcaba el firmamento, formando oposiciones y cuadraturas.


Recuerdo que hubo una corriente de alarma –no del todo injustificada- pero no en cambio, la comprensión de lo que aquellas indicaciones estaban sugiriendo. Y que era el rectificar Todo y Todo, era los medios para que la pobreza no sea esa terrible lacra, la obligación inmediata de reunirse los poderosos y comprender que ya no podemos dirigir como el egoísmo desea, la repartición de los bienes del planeta.


Ya no podemos mantener la actitud de mirar hacia otro lado ante el sufrimiento de pueblos destruidos por la miseria, por guerras o por ambas cosas.


Precisamente la Astrología cuando la aplicamos a un ser humano, el motivo no es matarle de un susto porque le viene un problema, sino comprender la forma de vivirlo mejor y especialmente rectificar la conducta que ha provocado ese problema.


Hemos comprobado como desde esa fecha todo se ha complicado intensamente, economías, gobiernos, atentados, etc. Posiblemente si ese cambio de consciencia se hubiera llevado a cabo, no sería tan intensa la inestabilidad que vivimos en países que creíamos a salvo de todo..


A mediados del pasado siglo y quizás debido a la problemática creada por la posibilidad del aborto, resurgió el interés sobre Lilith, la última de las Vírgenes de la época atlante y que muestra aspectos interesantes sobre lo que podemos denominar como "nuestro enfado interior" y que tanto tiene que ver con las características de Lilith.


Eva simboliza la naturaleza mental que anhela el conocimiento y en forma simbólica al aceptar esa manzana del conocimiento, toda la raza humana se sumergió en la búsqueda de ese conocimiento.


El germen crístico no está aun en Eva, no existe el deseo del infante en ella. En cambio en Isis encontramos el deseo de fertilidad y la clara protección hacia el niño, siendo María quien materializa en el plano físico el nacimiento del Cristo Niño.


Virgo –entre tantos significados- representa esa síntesis femenina. Eva, Isis y María, estando este Signo regido esotéricamente, precisamente por la Luna.


Posiblemente Virgo es uno de los Signos menos conocido. Es el sexto desde Aries y su antiguo símbolo es la estrella de seis puntas, tanto para la evolución como para la involución.


Virgo es uno de los Cuatro Brazos de la Cruz Mutable, a la cual se la denomina a veces la Cruz del Renacimiento.


Virgo es profundidad, oscuridad y luz, serenidad y silencio, calma que acaba llevando al estudiante hasta los valles de las profundas experiencias.


Si observamos el Zodíaco, vemos que desde Virgo hasta Acuario y tal como han ido sucediéndose las Eras, hay ocho signos y que las intensas y profundas vivencias que como humanidad hemos experimentado, unido a los hechos y logros que alcanzaremos en ese último Signo de Acuario, garantizarán en el noveno Signo el nacimiento de una nueva conciencia, de una nueva civilización.


En este Signo se pasa por fuertes crisis y dudas. El Cuarto Rayo lo marca y moldea en forma continua.


A través de su regente Exotérico, Mercurio y del esotérico, la Luna fluye ese Cuarto Rayo trabajando continuamente en ese difícil campo de batalla que son las correctas relaciones humanas.

Vulcano velado por la Luna y con su Primer Rayo, observa atentamente a quienes a través de esfuerzos han llegado a la evolución necesaria para poder aplicar su Fragua dorada moldeando esas virtudes.
A Virgo se le denomina "el vientre del tiempo" en el cual se pueden plantar y proteger las simientes de los grandes valores.
Siempre encontramos en el camino de la astrología una guía o señal para vivir de acuerdo a las energías del Cosmos.
Es pues, un momento único para meditar y comprender qué semillas, qué proyectos hemos de plantar en ese vientre cósmico, para que en nuestro camino la Luz se torne cada vez más fuerte iluminando el propio camino y si podemos, el de los demás.
Ojalá que en estos momentos en el que se hace difícil mirar con divina indiferencia lo que sucede, surja en la consciencia mundial el deseo de que esas semillas estén plenas de Luz y de Amor.
Desde el corazón
Joanna




https://drive.google.com/file/d/0Byrel0wbjEdiYk5CS240NmMwNjA/view?usp=sharing


LUNA LLENA DE LEO

“YO SOY ESE Y ESE SOY YO


La importancia del Signo de Leo destaca especialmente en los tiempos que, como humanidad, estamos sintiendo, respirando, viviendo.

El sentido de quiénes somos, de qué queremos ser como identidad interior es totalmente necesario para poder ofrecer una colaboración auténtica a ese gran Todo del que formamos parte.

El sentido de consciencia y del cambio de la misma hacia una mayor luminosidad es cada vez más notable en las personas –cada vez más numerosas- que deciden estar en el Sendero.

Desde Aries con su ráfaga fuerte y vital que despertó ese sentido de identidad hasta llegar al Signo de Cáncer, el trabajo ha sido fuerte para los millones de seres despiertos a las Almas y al anhelo de escuchar su voz cada vez con más fuerza, ya que, desde el Yo primero al sentido de fusión y entrega de Cáncer, han sido innumerables las experiencias vividas y las identidades que como pieles no necesarias han quedado por el camino.

El Sol está regido en toda forma en la que deseemos estudiar la Astrología por el Sol, pero nuestro Sol vela dos Planetas de una inmensa importancia y estos son Urano y Neptuno, influyendo quizás Neptuno más en la personalidad, efectuando Urano el efecto del Alma en esa personalidad.

Se dice que cuando tuvo efecto la individualización estaban unidos varios y principales triángulos de fuerzas y los Leones o las divinas Llamas leoninas o anaranjadas vinieron a la existencia y la humanidad llegó así al planeta.

Si como ser individual la seguridad está cada vez más en nuestro camino, es inevitable sentirnos Grupo, porque al igual que cuando un vaso se desborda y el líquido se vierte en el exterior, quienes ya no piensan más en si mismos, la Humanidad que conforma ese Grupo se torna el único camino que realmente nos hace sentir la fuerza de la Luz el Amor y el Poder.

Se dice que “la sangre de los Maestros fluye a través del Signo de Leo” y es Leo el Signo que simboliza el Corazón del Sol el cual revela la naturaleza del Alma y del Amor.

De cualquier forma que miremos a este Signo, su regencia es siempre el Sol y esto no puede por menos de causar impacto en el interior de nuestros corazones.

El Sol es el símbolo del Logos Solar, de Sanat Kumara, de la Fuente de Vida.

Una vez más, la grandeza de la Astrología lleva al respeto, al silencio profundo ante los Arquetipos divinos de energías del Firmamento.

La voluntad de autorrealización en Leo, iluminada por la fuerza del Sol lleva a la humanidad consciente a Acuario, guía el Propósito de nuestras pequeñas voluntades hacia la entrega espiritual y nos hace perceptivos a la forma de servicio que decidimos en un ciclo de vida determinado y al cual debemos entregar nuestras energías. Este Eje “Leo-Acuario” está vibrante y despierto en todos nuestros átomos, más que nunca.

Escuchando desde el profundo silencio interior, el Alma susurra la naturaleza de ese servicio, el compromiso adquirido que vida tras vida se va llenando de más Luz.

La bendición del Sol en estos días, depura el cuerpo físico que desea alimentos ligeros y ayuda a que las emociones busquen equilibrio, facilitando que la mente filtre toda información, absorbiendo de inmediato todo lo que motiva hacia la paz interior.

La fuerza ígnea del Primer Rayo nos magnetiza y conduce hacia la voluntad que unida al Segundo Rayo da vida a la inteligencia amorosa y llena de sensibilidad.

Los meses tienen una duración aproximada de 29 días y medio lo cual hace que el proceso sinodial forme cada dos años y medio dos Lunas llenas en un Signo. Remarco este punto ya que a veces crea desorientación ese evento de dos celebraciones de Luna Llena. en un mismo Signo

Cada Luna Llena nos acerca más hacia la parte siempre importante que jugamos en ese bendito Plan y en esta ocasión y bajo la luz del Signo de Leo, unimos lo más bello de cada individualidad para el mejor logro del Grupo.

Que así sea y podamos unidos actuar avanzando en el Sendero.

Desde el corazón, siempre.

Joanna







https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbbGtzekkxbjVTX28/view?usp=sharing



























La Gran Invocación, especialmente en esta Luna Llena.
La belleza y la fuerza de esta Invocación reside en su
 sencillez y en que expresa ciertas verdades esenciales, que todos los hombres aceptan innata y normalmente: la verdad de la existencia de una inteligencia básica a la que vagamente damos el nombre de Dios; la verdad de que detrás de todas las apariencias externas, el Amor, es el poder motivador del Universo; la verdad de que vino a la Tierra una gran Individualidad, llamada Cristo por los cristianos, Bodhisatva, Iman Madhi, Mesías, Muntazar, Maitreya….todos los nombres se refieren al Avatar que encarnó ese Amor para que pudiéramos comprenderlo; la verdad de que el amor y la inteligencia  son ambos efectos de la Voluntad de Dios; y finalmente la verdad eminente de que el Plan divino sólo puede desarrollarse a través de la humanidad misma. La Gran Invocación está plenamente unida al Cristo y fue entregada a la humanidad, ya que el intenso dolor padecido por las diferentes guerras había despertado el suficiente sentido de solidaridad para que un Mantram tan inmensamente antiguo pudiese comenzar a ser comprendido.
Siempre la Humanidad ha estado protegida por distintos Avatares, conocedores del infinito poder del sonido. El Sagrado Matram Solar Gayatri nos conecta con la energía Sol.
En la próxima Luna Llena de Géminis, millones de personas se comprometen durante una fase de cada hora a recitar, a evocar el poder de la Gran Invocación. Toda meditación tiene un intenso poder siempre, pero cuando la unión de tantos seres emite una fuerza tan plena de luz, los resultados forzosamente serán una realidad, en el punto álgido que vivimos como humanidad cada vez más despierta, consciente y que finalmente comienza a comprender el poder de conseguir reacciones sin luchas o fuertes enfrentamientos, sino a través del poder de la unidad en los propósitos, desarrollando un tipo de discernimiento que ha trastocado panoramas políticos, cristalizados o estancados en la sensación de ser intocables y que ahora ven incrédulos como tantas seguridades desaparecen bajo sus pies.
Aunque han pasado ya las energías de las Lunas Llenas de Aries y Tauro, éstas se están acumulando para manifestarse en la Luna Llena de Géminis. Las tres Lunas son como una Central de Luz y Poder a través del cual La Jerarquía Divina y los Grandes Seres difundirán la energía por todo el mundo. La energía de Aries es la de Resurrección, indicando esta palabra que el Espíritu en nuestro interior está avanzando lentamente etapa tras etapa. La palabra Resurrección no tiene relación con ninguna religión.
Ahora en estos importantes días, previos a la Luna Llena de Géminis, es el Amor la energía que se une a la potencia energética acumulada.
El Festival de Géminis es también llamado el Festival de la Humanidad Una y el Festival de la Luz, el Amor y del Poder.
La Sabiduría Antigua dice que en el momento exacto de la Luna llena de Géminis, Cristo Quien ha acumulado las energías Cósmicas durante las dos primeras Lunas Llenas mayores, libera estas energías sobre nuestro planeta, sobre nosotros, la humanidad, para preparar nuestro sendero y comprender la necesidad de una sola hermandad, un mundo que sea como una gran sinfonía en la que todas las naciones se sientan libres.
El poderoso influjo de las energías situadas en nuestro Hogar, en el Cosmos, siguen fortaleciendo el profundo cambio que comenzó con la entrada en Capricornio del corrosivo Plutón ante la injusticia.
Urano seguirá alterando y cambiando todo lo cristalizado desde Aries y Saturno desde su entrada en el potente Signo de Sagitario, está creando intensas crisis con un trasfondo oscuro, terrible y necio pero ahora necesario, sobre los conceptos de religión que con su fanatismo cruel está despertando la calma y a veces indiferencia de un Occidente que cada vez se siente con menos seguridad en muchos frentes.
Ya no hay lugar en este planeta nuestro para esa indiferencia ante el dolor que día a día vemos ante nuestros ojos sin que quienes tienen la posibilidad de ejercer el responsable poder de aliviar y defender los más básicos derechos humanos, actúen.
Todos estamos contribuyendo desde otras energías a ese cambio y a ese despertar, siendo más visible que nunca en nuestro planeta el efecto de la colaboración de tantos seres anónimos que son receptivos al impacto de los Grandes Seres.
Mercurio Regente exotérico, necesario como nunca con su Cuarto Rayo para armonizar. Venus como Regente Esotérico, nos lleva con su Quinto Rayo, a la voluntad de actuar, de conocer por nosotros mismos lo que es importante y la Tierra nuestro planeta aun no siendo Sagrado todavía, es el Regente Jerárquico de Géminis, haciendo vibrar la voluntad de Evolucionar.
En el día después de esta Luna Llena, debemos sentirnos diferentes y actuar diferente; Debemos estar cargados con mayor energía, entusiasmo, y visión. Cualquier pequeño grupo de personas que traten de aceptar, recibir, y asimilar estas energías, salvaguardarlas, y expresarlas a través de sus pensamientos, palabras y acciones, crearán un gran cambio en los asuntos humanos. Ya cientos de grupos están celebrando los Festivales de Luna Llena cada mes y tratando de recibir, asimilar y expresar la Luz.
Es realmente importante saber y creer que todos tenemos el don y el poder de la invocación.
Que ese poder sea como una inmensa ola de un océano de amor que ayude a cambiar la convulsa faz que ahora muestra nuestro mundo.
Desde el corazón
Joanna





























En Acuario, Urano se transforma en ardiente estallido de amor y de liberación, revelándose como una luz cegadora que rompe esquemas. 
En los actuales momentos que vivimos como humanidad y desde que Urano comenzó su nuevo y siempre revolucionario ciclo, el cual ocurre cada ochenta años, es impactante los cambios ya sean mentales, en forma de ansia de conocimiento o de amplitud de proyectos.
Estamos observando absortos, en inmenso respeto como las formas, regímenes, ideas obsoletas que parecía indisolubles van siendo estremecidas cuando no destruidas.  
Altera la vida de un átomo, de un arbusto, de un pájaro, hasta llegar a la vida de un hombre que ya siente en si la semilla de esa bendita sed de verdad. Las aguas de vida se tornan en anhelo de cooperación; la mente se amplía y el ser humano necesita la fraternidad del grupo, el contacto, la comunicación, transitando el sendero que conduce a una vida mayor.  
Cuando vivimos para nosotros solos, somos como una luz vacilante que puede ser un peligro para los demás. Por ello es muy importante para las personas que han despertado a la luz, reunirse para celebrar estos Festivales de Luna Llena cada mes, ya que con ello conseguimos que nuestras auras y nuestros cuerpos mentales sean sensibles a las energías, pudiendo conseguir a través de los años sentir, vivir unas energías totalmente diferentes en nuestras auras. 
 Acuario nos enseña que si vamos a ser dispensadores de Vida, todo nuestro esfuerzo ha de ir dirigido a la unidad, a la inclusión a ser líderes sin ser conscientes de ello, ya que cuando esa aura del aspirante o discípulo vive tan solo para los demás, sin pretenderlo son aceptados magnetizando con su sabiduría a su entorno y desde ese principio de ciclo y durante varios años la fuerza indomable de Aries, refuerza las voluntades de quienes el servicio y el camino hacia la iniciación es ya una forma necesaria de vida.  
Lleva al ser humano a no identificarse en forma total o cerrada a nada porque se le hace presente la importancia del Todo. 
Acuario es la Luz del Alma Universal y junto a los restantes Signos que forman la Cruz Fija, en la cual es crucificada la personalidad del discípulo, ésta se va convirtiendo en el diamante que en su momento nos permitirá reconocer al Ángel Solar que nos acompaña en esa inmensa etapa del camino, hasta poder El liberarse.  
La Cruz Fija es la Cruz de la transmutación. Aspiración intensa de conseguir al máximo posible cambiar el siempre presente egoísmo en el mayor sentido de todo lo que significa la palabra altruismo.  
El Sonido y la Luz son las dos líneas paralelas que como un relámpago representan al Signo de Acuario indicando con su movimiento, la inestabilidad y el estallido de ese relámpago uraniano tanto puede afectar al universo como al alma, a través de acontecimientos meteorológicos inesperados o actuaciones interiores que nos pueden llevar hacia un aparente caos que cambia con su luz nuestras células. 
El movimiento inesperado nos obliga a la necesaria inestabilidad para resurgir. De esas experiencias el Sonido Interior que emite cada Alma cambia, según la comprensión o la resistencia.
Por lo tanto, la Nota Intensa y la calidad de la Luz, vibran en el símbolo
La voz de quienes sintonizan con el trabajo de Acuario, puede volverse “mántrica” y magnetizar con su profunda energía a quien le escucha. 
Una de las definiciones que hacen sagrado a este Signo, en su esencia virginal, es la intensa percepción y amor que se tiene por el entorno, por el grupo, la sociedad y país en donde se decidió vivir ese ciclo, superando esos conceptos en significados más altos, hasta que cada ser se convierte en ciudadano del mundo. 
Durante el mes de Acuario son realmente importantes las energías zodiacales que se reciben. Cuatro de ellas a través de los Rayos de los Planetas relacionados con este Signo. 
Séptimo, Segundo y Cuarto Rayo, tienen una gran influencia en las etapas tanto iniciales como finales en el ser humano. 
El Segundo Rayo llega a través de su regente Esotérico, Júpiter el cual une a la capacidad de liderazgo la tan necesaria energía de Amor-Sabiduría. De esa forma el liderazgo queda fusionado con el Plan Jerárquico y con Cristo. 
El Séptimo Rayo como Regente Exotérico, consigue que los ideales, visiones y grandes planes, sean materializados, dejando de ser ensoñaciones para surgir a la manifestación. La Luna velando a Urano ayuda a crear la importante transformación crítica del instinto al intelecto. 
Una vez más y en el campo que más influencia, cambio y evolución va a influenciar a la humanidad, comprendemos una vez más, la importancia de las meditaciones grupales para conseguir el Plan de Dios sobre la Tierra.
Cada uno de los días del mes de Acuario es una total posibilidad de ampliación de todo el largo trabajo realizado en innumerables ciclos junto a tantos hermanos con los cuales ahora nuestras vidas se cruzan, para poder finalizar, comenzar o adelantar un ideal que beneficie a la humanidad.
Que el Amor de los Maestros nos ayuden a hacer realidad lo que, como Alma, libremente decidimos.
Desde el corazón.
Joanna



https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbdDZqQ05rSFEtOEE/view?usp=sharing 
Las energías que ingresan desde el Universo afectan a todo ser humano creado. El impacto será proporcional a la atención y compromiso adquirido por cada uno de nosotros para que esa intensa energía de vida polarice nuestros pasos hacia una vida adecuada a la meta escogida de acuerdo con la mayor incidencia en la que cada Energía de Rayo sea reconocida por nuestro ser interior.
Cada servidor comprometido con la Sabiduría Eterna ha de sentir a través de la ayuda que llega con las fuerzas de un Signo como Capricornio que ha de estar activo en alguno de los movimientos humanitarios, sociales, artísticos, políticos o filosóficos.
En una forma especial el mayor compromiso que el discípulo o aspirante debe vivir con profunda entrega en este tiempo nuestro, sea quizás el humanitario, viviéndolo no de forma solamente espiritual y con buenas intenciones, que lógicamente son necesarias, sino en la forma activa que su nivel o situación en este ciclo de vida le permita.
En uno de los estadios en el Signo de Capricornio, la relación con el poder, el dominio de la material y la posesión de las riquezas al precio que sea y el uso indebido de las oportunidades que ofrece la política, se hace patente.
Espejismos, autoengaños, indiferencia o bien pensar que todo “esto” no va con nosotros, es uno de los peligros que pueden enfatizar por la importancia de esta Luna Llena, todo cuanto acontece a nuestra humanidad.
La involucración es, debe ser una obligación total en todo ser que ha despertado, para que tantas cadenas que oprimen, matan y angustian cambien y en profunda reflexión, invocando la pureza del alma, actuar y comprender que no solo con observar y –en exceso hablar y opinar- es suficiente.
Escucho comentar a veces a personas, que no ven televisión, que no quieren saber nada porque les supera todo cuanto acontece. Esta es la forma de actuar del tibio de corazón. Movimientos, protestas no desde la violencia, reuniones, informaciones desde múltiples lugares de personas que entienden hacia donde puede desembocar la frenética carrera hacia la no comprensión de lo que sucede, han de servir de despertador en estos días en los que una de las energías que más nos obligan a la transfiguración, nos conviertan en esta Luna Llena en parte de esos grandes seres que a través de su misión, realizaron en Capricornio cambios revolucionarios en nuestro Planeta.
Tampoco olvidemos que ese Marte guerrero se exalta en este Signo en el cual Júpiter y Neptuno pierden fuerza.
Hemos de invocar y sentir en nuestra mente superior la pureza que nos puede ofrecer la fuerza del Tercer Rayo para que cada palabra nacida de ese pensamiento lleve las semillas constructivas necesarias. El Quinto Rayo a través de Venus está igualmente activo
Una y otra vez hemos de recordar que Plutón el transformador de Almas, el que no detiene la fuerza de su Primer Rayo se encuentra en ese imponente Signo y está consiguiendo revolcones en regímenes políticos, en el despertar de muchas personas jóvenes, en la innegable visión de la mentira y de lo que ya está caduco y tan solo oprime.
La mentira bajo la fuerza de estos elementos unidos a Saturno en Sagitario, nos pide  ese compromiso, en la medida de cada cual. Nos ruega que seamos dignos de la síntesis que se encuentra en Capricornio bajo cuyas energías han nacido grandes Seres.
Dentro del fanatismo de la mirada errada de la religión, este año las intensas fuerzas que inciden desde el 21 al 28 de Diciembre, recaen en que la Luna Llena sea el día 25, fecha especial para un gran sector de la humanidad.
El verdadero significado de estos días ha de ser más que nunca lo que nos estimule hacia una tensión espiritual que merme fuerzas a la oscuridad que se hace patente precisamente para evitar ese cambio imparable de consciencia en el conjunto de la mente planetaria.
Siempre este Signo, Capricornio, es de importancia vital pero hoy como personas que compartimos como humanidad y como un Todo las inquietudes, los propios sufrimientos, que observamos con discernimiento y criterio los movimientos de quienes ostentan el poder, así como de quienes ofrecen la propia vida para un bien mayor, comprendemos la especial importancia de esta Luna Llena, fundiéndonos en esa meditación con el Amor puro.
Consigamos que el bello axioma que define a Capricornio, “Estoy perdido en la Luz suprema, sin embargo, vuelvo la espalda a esa Luz” nos lleve al verdadero sentido de ayuda, de olvido de uno mismo, de amor y servicio a los demás.
El amor nos inunda en estos días en los que el sentido cristico es la energía, la luz, el amor total que deseamos compartir con todo el universo, recordando que esa fuerza, el Amor, es la más intensa que existe.
Con ese inmenso amor mencionado, compartimos el sentido único de los días que vamos a vivir.
Joanna



https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbaXNxdkRMMFhpZGc/view?usp=sharing


Vamos a vivir de nuevo ese especial período de Luna Nueva. Un tiempo en el que las energías desde el firmamento se precipitan en nuestro interior y para ello es necesario que ese interior esté en calma, en silencio algo que tiene una relación directa con Sagitario Signo que sigue fluyendo en estos días en los que nuestra humanidad vibra con distintas emociones y sentimientos al ser parte indivisible de lo que en el planeta sucede.
Si conseguimos esa serenidad, nuestro propio anhelo contacta con los miles de seres que saben de la importancia de estos aspectos lunares tan ligados a nuestra humanidad. Reafirmar o comenzar los proyectos e inquietudes que son parte de nuestra vida y servicio. Llenarnos al máximo de respeto y de lo que se puede denominar devoción intelectual, es decir observando la agitación y las emociones desbordadas en los diversos campos que afectan a la humanidad, dirigir nuestro profundo sentimiento de confianza y de fe, para que la comprensión se transforme en luz.
El Fuego de Sagitario nos llega con toda la profunda transmutación  y muerte ya sea de esquemas o a través de sucesos que emana Escorpio. Sagitario siendo un Fuego maduro es expansivo y apasionado, ligado a distintas formas de creer y de sentir y esa expansión llega por igual al amor y al fanatismo.
Saturno situado en ese Signo tan especial y en el que se produce la Luna Nueva, es decir en Sagitario, nos hace pensar en que el karma tiene una amplitud que puede devenir desde siglos atrás y efectivamente estamos experimentando las vivencias que como naciones se han ido produciendo.
Lo importante es pensar que no somos en absoluto impotentes ante esto acontecimientos. Que preocupaciones o temores no han de impedir que el trabajo de los seres de Buena Voluntad, ese canal cada vez más potente, no realice su trabajo.
Individualmente ese primer trabajo es el cambio en nosotros mismos. Evitar todo tipo de manipulación, de egoísmo o de victimismo. Ese cambio individual es de una importancia absoluta para el cambio total de consciencia que afortunadamente se desarrolla cada vez con mayor intensidad.
La meditación, la oración, el pensar en el amor impersonal son las herramientas que pueden contrarrestar todo lo nocivo y doloroso que sucede.
Dos de esas grandes herramientas son relativamente nuevas. La Gran Invocación y el sagrado mantram Gayatri poseen una fuerza inmensa y millones de personas las emiten al espacio en repetidas ocasiones cada día, siendo infinitamente más positivas en Luna Nueva y Luna Llena.
Todo aspirante o discípulo lo sabe y en tiempos intensos como los que nos indica el Cosmos, es un deber espiritual llevar a cabo esos estados interiores positivos y la recitación profunda, desde la fuerza que habita en nuestros corazones para colaborar en la medida más necesaria posible a aspectos que indican sin duda alguna que los cambios pocas veces llegan sin experiencias no deseadas aun cuando sean necesarias.
Ese cosmos que es nuestro auténtico hogar está actuando a través de Planetas exteriores que han tenido siempre relación directa con los cambios profundos en nuestro Planeta Tierra en todos los niveles, de la misma forma que la conjunción de Marte con su sentido de ira o de fanatismo en conjunción con Lilith o Luna negra que tiene en si un gran componente de ese mismo sentimiento, conjunción que ha sucedido en los atentados en Nueva York y en Madrid entre otros. Ese aspecto está vibrante estos días.
No son párrafos para infundir temor sino todo lo contrario. Para movilizarnos como nunca para colaborar con toda la inmensa y bendita Energía de Los Maestros y del Mundo Angélico en Su propósito de hacernos avanzar como humanidad amada por Ellos hacia una época de Luz y avance en el Sendero.
Con profundo respeto y amor hacia nuestro Planeta y hacia nuestra humanidad.
Joanna
 

https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbWmdSblM3bzhKU00/view?usp=sharing

La fuerza de Sagitario es intensa en significados y matices, expansiva lógicamente en todos los sentidos y tras la energía transmutadora del pasado Signo, impacta pensar en la Luna Nueva del día Once en Escorpio, dos días antes de los sucesos que nos han afectado hasta el punto de alterar todo aquello que a nosotros nos parecía normal.
Todo ello ha precipitado sobre la humanidad una nube tan peligrosa como las mismas armas. El temor, comprensible pero devastador en otros niveles, ya que en Sagitario el intelecto se ha desarrollado siendo más sensible a lo que nos rodea, aún cuando el final de la energía de Piscis en su parte más negativa se niega a desaparecer, usando el fanatismo y la religión para justificar sus actividades creando el inevitable choque con las libertadoras energías de la Era de Acuario.
Sagitario está conectado en forma definitiva con la aparición en la Tierra de la humanidad.
Nuestro Planeta es el regente del Alma de Sagitario y  a través de la Tierra vivimos la tan necesaria energía del Tercer Rayo de Actividad Inteligente que nos ayuda a prepararnos como discípulos para la futura experiencia en Capricornio. Recordemos siempre la total continuidad de proyecto del Signo anterior y el posterior al Signo que estamos experimentando.
Júpiter como regente Exotérico de Sagitario lleva a la expansión de cuanto sucede sin que haya una distinción entre lo positivo y lo negativo.
Ese aspecto deviene de nuestro libre albedrío, de cómo administrar nuestras posibilidades y todo cuando los innumerables ciclos de vida nos han concedido. No obstante la inmensa belleza del Segundo Rayo de Amor Sabiduría amplía de forma más intensa de lo que es aparente la Luz de las Almas encarnadas en estos tensos momentos.
Cuando los planetas exteriores crean un diálogo entre ellos y lógicamente aunque de forma más breve con el resto de los planetas, se ha podido comprobar a través de siglos de historia en la humanidad que ésta, se va a ver envuelta en acontecimientos que harán estallar los paradigmas que nos han llevado a una cierta comodidad o indiferencia hacia puntos del planeta que nos parecen lejanos y hace aproximadamente ochenta años con el descubrimiento de Plutón en Cáncer el mundo entero tuvo que cambiar. Este Planeta reformador de Almas y de formas de vivir se encuentran en oposición en Capricornio, Ley, Orden, Justicia y Saturno entrando en Sagitario comienza a remover a fondo las raíces kármicas de nuestra historia.
Nada surge de súbito, la Ley del ojo por ojo significa precisamente eso, que los sucesos benignos o que nos llevan al sufrimiento, devienen de actos anteriores y que si respondemos con la misma negatividad como parece que va a ser, difícilmente esa espiral desaparecerá aun cuando la aparente tranquilidad de diversas épocas lleve al olvido.
Marte es el Regente jerárquico de Sagitario y su Sexto Rayo está colaborando en el despertar del fanatismo así como en el sentimiento colectivo del olvido de países lejanos arrasados por intereses y abandonados a su suerte después. En este mes prácticamente todas las energías de Rayo están presentes. Los Rayos Cuarto, Quinto y sexto más el mencionado Segundo y tercero a través de Júpiter y Tierra, los Rayos Primero y Séptimo como comenta Saraydarian, fluyen a través de Marte.
Se escucha constantemente la palabra “misiles” y viene a la mente el significado final del Signo. Las flechas que hemos lanzado a través de los tiempos. La palabra citada significa claramente flechas sin alma, pero cuando la flecha de tantos discípulos como han despertado y actúan firmemente hoy, se comprende que ni el centauro ni el caballo es necesario para actuar porque el contacto con esa Alma y con el Todo no necesita nada más que ser parte del Plan.
Uno de los regalos que ofrece Sagitario es un silencio que cuesta mantener por todo ese cambio de paradigma en nuestro mundo, especialmente el de la mente, pero quienes estén en el camino del discipulado saben bien la importancia de ese silencio en un mes tan especial y grato a los ojos del Logos.
Que el amor y el no enjuiciar, logren en un momento especialmente tenso, lo que difícilmente puede lograrse bajo la energía de otro Signo y especialmente en el período de Luna Llena.
Desde el corazón
Joanna





https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbSTA4c0UyNUxFeUE/view?usp=sharing

Esta imagen me impacta entre otras cosas por lo que sugiere. El esfuerzo inmenso de las ramas por adaptarse, cediendo y guardando en silencio su dolor por conseguir lentamente y a través de los innumerables ciclos en los que trabajamos con mayor o menor intensidad nuestro cometido del trabajo de Hércules en Escorpio, que  las ramas vayan alzándose hacia el firmamento, hacia la Luz, como indicando  cuánto hemos hecho, desde dónde y hasta qué punto podemos llegar para dar fin a la obra
En otras ocasiones, distintas visiones del Águila con sus profundos significados ha estado en el mensaje de Escorpio y sin embargo esta vez me atrapó esa claridad patente de los innumerables ciclos en los que hemos intentado vivir lo mejor posible las “muertes” del Signo, el sufrimiento de cada rama intentado recuperar o asumir la experiencia, ha dejado sus cicatrices en los profundos cambios que cada rama sugiere. El pasado del discípulo, sus crisis, sus derrotas y sus triunfos van elevando la obra hacia el cielo infinito.
Sabemos de la  importancia de la Cruz Fija y es en Escorpio cuando las oportunidades y los espejismos son más intensos, debido a tantas vibraciones como fluyen desde el firmamento este mes.
Todas ellas unidas en una especie de tapiz cósmico que interiormente impacta, a las que están transitando por el Cosmos, nos exigen profunda atención,  ya que si “todo está escrito en las estrellas”, ciertamente el punto en el que estamos como humanidad es de una gran responsabilidad, que nos obliga a meditar una vez más en la inmensa importancia de la Luz, tema que subyace en todo proyecto planetario.
La Luz astral es poderosa en este Signo, deseando imponer con todas sus fuerzas que “El Guerrero no surja triunfante de su batalla”. Escorpio está intensificando el anhelo de poder, deseo, dinero, sexo y corrupción en todos los campos que influyen sobre la humanidad.
No en vano en este Signo se unen las  energías de tan poderosos Planetas. Marte como regente exotérico y esotérico, está influyendo en el fanatismo y en la falta de comprensión de lo que significa la religión, cualquiera que esta sea.
Crea espejismos de gran peligro en la manera de comprender lo que consideramos como justo y propio  de una determinada nación y hace ver como correcto lo que es el desprecio por la vida, por los derechos humanos, creando indiferencia o falta de compromiso que facilita que el mal adquiera fuerza.
El paso de Saturno por Escorpio ha influido notablemente en esos duros acontecimientos pasados y presentes y ahora cada ser que está en el camino se ha de concienciar de cómo vive interiormente la propia forma de creer, de orar, de vivir la devoción, de comprender y aceptar esa misma forma en otros colectivos, ya que Saturno y su entrada en Sagitario, el Signo más relacionado con esos puntos mencionados, seguirá afectando a todo lo anterior
No obstante a través de Escorpio fluyen dos energías maravillosas de Rayo. El Cuarto Rayo por el propio signo y el Sexto Rayo. El despertar imparable de la consciencia de cuanto sucede en la humanidad promueve desde infinitos puntos y formas de actuar la búsqueda del Equilibrio y de la Armonía y la Devoción del Sexto Rayo del amado Maestro Jesús de Nazaret, reaviva el amor y lo concede sin límites a personas que tienen influencia sobre las masas. Hay una infinidad de Guerreros, unos más conocidos y otros que en silencio reavivan el Fuego de la espiritualidad y de la practicidad.
Mercurio como Regente Jerárquico y viviendo tiempos tan importantes para nuestro Planeta, reforzará desde un alto nivel el poder de conseguir Armonía a través de los numerosos conflictos que vivimos. La relación de Urano es también muy significativa augurando liberación.
Signo de Agua complicada llamada a veces fuego congelado, nos hace sentir que en un ciclo determinado nos parece estar rozando el Sol, sintiendo una seguridad que viene del alma y sin embargo sin que el pensamiento pueda asimilarlo nuestro vuelo se trunca, nuestras fuerzas desaparecen, no conseguimos asirnos a nada de lo que antes nos parecía poseer.
Como en una noche oscura del alma sólo acertamos a comprender que nada era nuestro que nada tenemos y justo en ese instante de rendición total, el proceso de reconstrucción con mucha más luz, más fuerza y humildad nos hace volver a la vida.
La Luz es un punto poderoso en Escorpio y como humanidad estamos yendo hacia una Era de Luz. Esta ha de ser una sensación constante en el discípulo. Los Maestros dicen que cada vez somos más sensibles a captar el significado de los Siete Rayos.
Nada es casual y Naciones Unidas inició en 2015 “El Año Internacional de la Luz y las Tecnologías basadas en la Luz” y si bien y afortunadamente se está trabajando e invirtiendo grandes sumas de dinero para conseguir adelantar la falta de algo tan elemental en países desprotegidos o en investigaciones que tienen como punto  inicial la luz, la analogía nos confirma que se está trabajando en ambos sentidos de la Luz. En el campo material y con sentido de Buena Voluntad y en el despertar y búsqueda de millones de seres hacia su ser superior.
El gran tesoro de la transmutación de Escorpio, de la victoria sobre pruebas realmente difíciles, lo tenemos en ese tesoro llamado “Akasha”. En ese punto se concentra toda la pureza y la espiritualidad siendo tan importante para el arquetipo del Signo tener presente la auténtica Luz que desde ese punto se emana.
La repercusión de las energías en la Luna Llena de Escorpio es inmensamente importante. Desde puntos lejanos y divinos del Cosmos la atención hacia la Tierra es intensa. Sirio tiene una gran relación con Escorpio y nos conecta con el Segundo Rayo. Todo este caudal es anhelado con la misma intensidad por diferentes fuentes. Es la oportunidad y es el peligro. La dualidad que siempre permanece.
Que nuestras fuerzas serenamente unidas en la meditación de este Plenilunio de Escorpio y en este álgido momento de la humanidad consigan la máxima Luz.
Desde el  corazón siempre
Joanna



https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbdjlJQ3B0elZZLW8/view?usp=sharing


Posiblemente sea Libra uno de los Signos más complejos de comprender ya que pocos seres humanos están preparados en los niveles necesarios para conocer y caminar entre los extremos, dependiendo sin duda de en qué punto se encuentra en el camino de regreso al Hogar.

Uno de sus símbolos mostrando la ceguera puede indicar  la propia o  tan necesaria introversión hacia el interior que lleve a “la luz, la realidad y la inmortalidad”.

 Ética, juicio y discernimiento está indicado en el Mito de Hércules cuando sin consentimiento es abierto y bebido el tonel de vino perteneciente a los centauros.

La esencia y sabiduría de la Astrología va unida siempre en su significado. El Signo anterior y el posterior siempre se enraíza en el que fluye desde el firmamento y por ello podemos imaginar como el ser de Libra actuará si está más influido por el anterior, Virgo o por el posterior, Escorpio, o lo que es lo mismo. Cómo se actuará entre la materia y el espíritu.

Por esa tensa dualidad se encuentran en un signo tan delicado la forma en que la sexualidad es dañada o elevada y como el poder tremendo de  como es manipulado en el momento en que nos toca vivir, el oro tratado en el duro sentido de la avaricia y que está produciendo un dolor que nos supera al observar el sufrimiento de tanta miles de personas.

Libra es un signo de pruebas. Si estas en un ciclo de vida u otro y no son aceptadas y superadas, el inmenso valor de las cualidades de Libra no son añadidas al ser nacido bajo este Signo y en el cual se sucede ese importante tercer movimiento del Universo que nos prepara para a través de Escorpio, escalar un poco más hacia Capricornio.

Todo momento y energía cósmica son importantes, pero podemos intuir que a partir de ahora esa importancia adquiere más énfasis.

No obstante como indica el Maestro Tibetano, esa importancia, esa responsabilidad se hace patente solamente en el discípulo o en quienes están luchando por llegar a serlo. Para sumergirse en Libra, el cansador incansable discípulo  ha pasado por las drásticas pruebas de Escorpio.

Cuando esto ha sucedido, se hace preciso un tiempo de silencio, de retiro de lo no imprescindible, permitiendo que lleguen respuestas o claridad a preguntas y crisis y así poder conformar el diálogo que lleve al entendimiento.

El Elemento Aire se refina en este Signo. Diplomáticos, oradores, personas que han de conocer el Poder de la palabra para magnetizar el ambiente  el entorno, los países para acercar con el sonido la intuición del Plan de Dios en la Tierra.

Es un Signo en el que la mente se puede convertir en una de las herramientas más importantes.

El Tercer Rayo a través de Libra nos inunda con su Luz durante todo el mes, siendo además el Rayo de nuestro Logos Planetario.

El Séptimo Rayo se une a través de Urano Regente Esotérico de Libra y nos inunda con su luz renovadora, siendo una ocasión única para acercarnos a la comprensión de espíritu y materia.

El Quinto Rayo fluye a través de Venus regente Exotérico de Libra, uniendo más energías inteligentes y armonizadoras.

Todo esto indica que es un tiempo y un espacio en el cual las mentes han de trabajar para el bien, para la evolución práctica, para la cultura y nuevas ideas, para la renovación y con la máxima paz posible, dejar atrás todo lo cristalizado ya que Urano nos ayudará a todo ello. Tan solo es necesario quizás, incluir, pensar y hablar con amor, ya que cuando la mente es muy fuerte a veces este otro maravilloso don del Amor queda relegado y emerge un sutil orgullo y convicción de las propias ideas.

Desde hace quizás un siglo no vivimos como Humanidad un momento tan importante del cual puede depender la posibilidad de usar correctamente el tesoro –la capacidad del discernimiento-entregado a la humanidad para que esta situación de dolor disminuya.

Tremenda responsabilidad. Podemos colaborar en el dolor humano desde la ayuda material, desde la poderosa energía de la oración, desde el mirar hacia otro lado, pero un Signo Cardinal involucrado con “los otros”, con una y mil ayudas para utilizar ese sagrado regalo de la palabra, sin fanatismo, sin centrarnos en lo menor cuando miles y miles de seres no pueden comprender que la burocracia sustituya a la vida, que se alcen fronteras en momentos en que todo el luminoso tapiz del Universo clama unión, ayuda, fusión, no obtenga en esta Intensa Luna Llena la eclosión del Amor que aunque inevitablemente   pasen cientos de años en mostrar toda su fuerza, permanece como gloriosa semilla en el corazón de cada ser humano.

En Cada momento adecuado Ángeles y Devas conseguirán acelerar su ritmo.

Con todo amor,  mi anhelo unido al Todo en una Luna Llena especial.

Desde el corazón

Joanna





https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbSTdncWlNUFFtWk0/view?usp=sharing


De nuevo el Universo con su Nueva respiración hace vibrar con una nueva y mejorada energía cada año la conciencia humana y su relación y queda inmersa en el siempre profundo sentido de la Luz.
La luminosa energía respirada en el Equinoccio de Aries creó, reconocidas o no, nuevas formas de actuar, de pensar y de ser, produciendo cambios en el ser humano y en el Planeta, anhelando que en lo posible, esa fuerza la haya dirigido cada discípulo hacia el camino en vez de ser arrollado por ella.
El solsticio de verano con su explosión de luz y vida, de color, de azul y plata, a través de la cada vez más expandida consciencia ha dado más fuerza en cada pisada en el sendero. Ahora, el momento es doblemente importante.
La Luz que es espiritualidad pura, comienza en el Equinoccio de Septiembre,  su camino de interiorización, de entrega a la justicia, a todo lo noble que el transitar por la luz ha colocado en nuestro camino. Libra, es Justicia y Libra es Amor.
Saturno con su sentido de Justicia es Regente Exotérico de Libra y Venus, esencia de sensibilidad y amor, como Regente Esotérico convierten el pensamiento y la frase del Evangelio en que se menciona “que llegará un momento en el que la Justicia y el Amor podrán abrazarse en el camino” en cercana realidad.
Si en este especial mes de Virgo nuestro intelecto puede alcanzar distintas evoluciones, la promesa de lo que encontraremos en la tierra profunda de Libra será la justicia amorosa en las opiniones de nosotros mismos y de los demás, generando los tan necesarios gérmenes de paz y amor de corazón. 


La energía de Libra es sabiduría y toda persona que está en el camino del discipulado debe ser un apasionado de la sabiduría, de la espiritualidad, adquiriendo el don de administrar por igual todo lo adquirido tanto en el mundo material como en el espiritual.


En esos profundos estadios es donde Equinoccios y Solsticios generan cambios bruscos, despertares e inquietudes en el discípulo. ¿Cómo no podía ser así ante una actividad como esta en el Universo?
 
Desde el corazón
Joanna








Vivimos una de las energías más significativas del Zodíaco ya que en la pureza de este Signo, vibra el anhelo de nutrir y de proteger, cualidades que ensalzan al ser humano, estando alma y cuerpo en equilibrio y disminuyendo la constante dualidad existente.
En el profundo sentido del Signo de  Virgo acaba de situarse Júpiter impregnado de toda la luz y la inmensa fuerza de Leo. Tanto Signo como Planeta tienen como energía primaria, proteger, llevar a la expansión a lo mejor de la raza humana y en los críticos momentos de prueba y de oportunidad que nuestro Planeta atraviesa, esperemos que la cada vez más constante Luz en las mentes de los hombres, unidos al Amor, sepan hacer del Poder, los cambios para volver al equilibrio en el que nos vimos expuestos y supimos surgir triunfantes el pasado siglo.
En cualquier religión que observemos, nos encontraremos con la figura de la Virgen Madre.
Al igual que la palabra “Cristo”, no ha de determinarse que el significado pertenezca a ninguna religión en exclusiva sino como principio cristico que existe en todo ser. En el simbolismo  cósmico que representa la Virgen María, podemos darnos a luz a nosotros mismos a través de la gestación, evolución e iniciación.
Cada caminante en el sendero sabe que en su propio campo de batalla o Kurukshetra, ha experimentado infinidad de veces y en diferentes evoluciones esas vivencias que a través de crisis,  y Virgo es uno de los ocho Signos de crisis, le han llevado a un mayor estado de luz, ya que en momentos determinados hemos destruido con dolor lo construido, comprendiendo más tarde que de esa forma conseguimos en todo cuanto hacemos, más belleza y plenitud. Virgo alimenta ese proceso y cuanto más profunda es la crisis, la virginal materia aumenta su protección a fin de que los hábitos cristalizados queden destruidos.
Virgo es la gestación gobernando nueve signos de Virgo a Capricornio, incluyendo al propio Virgo. Capricornio, el parto incluyendo tres signos. Piscis, el nacimiento.
La Cruz Mutable obliga al hombre a pasar una y otra vez por el sendero de la purificación. No es capaz de ver nada, pero sufre y anhela intensamente lo que presiente y finalmente llega a la etapa de la aspiración.
Vulcano velado por la Luna, nos muestra con la fuerza de su Primer Rayo, que romper y liberar lo limitante del Eje Virgo-Piscis que tanto ha marcado a nuestra humanidad, nos hace nacer a la voluntad de nuevos inicios, trabajando con los inmensos valores de estos dos Signos.
El Cuarto Rayo fluye a través de Mercurio como regente exotérico y de la Luna.
Mercurio como planeta sagrado nos acerca a Budhi y e intenta equilibrar el tesoro de la mente en fricción con el pasado y lo que la Luna puede representar como prisión de emociones no superadas. Unificar y armonizar parecen metas difíciles de conseguir en nuestro mundo actual y sin embargo, son las benditas energías de Virgo las que pueden marcar ese camino, ya que también el Sexto Rayo contenido en Virgo indica sentido de servicio y puede producir o causar  en nosotros nuevas visiones de entrega de todo lo que en diferentes nacimientos vividos en busca de la luz, se ha conseguido desde una espiral mayor, trabajando lentamente “en ese vientre del tiempo” que representa Virgo.
Toda persona nacida bajo el Signo de Virgo o con él en el Ascendente, comprende qué es y qué significa “servicio, dar, entregar, cuidar”, solo es necesario que la bondad de estas personas no las lleve a olvidarse de sí mismas o a no reconocer su auténtico valor, ya que entonces en gran parte de esa entrega habría un desequilibrio interior.
En esta época hay un desafío total entre la paz y armonía y su síntesis contraria, la lucha y lo material, incluyendo por supuesto la correcta comprensión de la importancia del dinero y el ansia de poder.
El dinero es necesario. Virgo desea que los bienes tengan un reparto justo de todos los valores. La Sabiduría Eterna enseña que no existe lo mío y lo tuyo, pero las actitudes hacia el dinero, mantienen dividida y separada a la humanidad por el indebido uso de su valor. Lo hemos comprobado al ver que se permite que una entidad “salvaguardadora” del mercado, haga desaparecer toneladas de grano, alimento de primera necesidad para de esta forma mantener los precios de mercado.
Por otro lado y durante demasiados años los buscadores del mundo espiritual no han mostrado interés ni responsabilidad en asuntos de orden práctico, paralizando su posibilidad de generar economía. Todo ello es afín a Virgo-Piscis.
Podemos observa que la humanidad es un Todo y cuando ese todo se desequilibra la propia ley del universo se hace patente afectando en general a nuestro planeta.
Todo lo anterior puede cambiar a través de la energía del entrante Séptimo Rayo y de las nuevas generaciones de buscadores, tanto en la forma unificadora de vivir lo espiritual como por poseer la cualidad necesaria para  que todo recurso genere una forma ética de reparto.
Durante este mes, es mayor la posibilidad de purificar la energía de nuestros pensamientos. Mercurio que es llamada la estrella del conflicto, nos bendice con la posibilidad de ver lo que somos o lo que creemos ser. Fuerte y exaltado en Virgo es la fuente de esos nacimientos entre el yo pequeño y el auténtico; nos nutre y al mismo tiempo nos ayuda a nutrir a quienes cerca nuestro lo necesitan. En Virgo la Chispa divina protege la materia y el sentido de la Madre ilumina a través de la lejana Eva, Isis o María.
La invocación al mundo angélico, la oración, la devoción y la claridad de la mente pueden generar en la próxima Luna Llena un acercamiento al propósito de La Jerarquía y una mayor comprensión de que a lo largo de meditaciones individuales o en grupo durante esas sagradas horas de Plenilunio, las protectoras energías de Shamballa tan cercanas a lo que significa Virgo pueden ser un bálsamo y producir un avance en la evolución y solución de los puntos de sufrimiento en el planeta.
Desde el corazón
Joanna








https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbRllHNW13NFNqX1k/view?usp=sharing



Estamos viviendo sin duda alguna unos tiempos plenos de energías contradictorias que difícilmente dejan indiferente a la humanidad.
Son inmensamente necesarios en este nuevo horizonte, en este nuevo despertar, personas que tengan en su mapa natal en forma remarcada las características de Leo como Sol o como Ascendente.
Estas personas son las indicadas para los cambios de paradigmas en todas las actividades de la sociedad, desde lo más espiritual a lo más pragmático o político.
La energía de Leo tiene una responsabilidad especial. Regido por el Sol es la fuente de vida y es nuestro Creador. Se dice que los “Hijos de Dios son ante todo Hijos del Fuego” porque tienen la fuerza suficiente para eliminar y destruir todo lo que sea negativo y que impide avanzar.
De la misma forma dictadores bajo distintas ideas están intentando dirigir a través de falsos ideales, utilizando las mismas energías en su parte más negativa. Lógicamente cuanto más luz se emana, más fuerte es la sombra que se produce.
Le belleza de la energía de Leo es totalmente especial. En todo tipo de astrología, su Regente es el Sol, y desde hace más de cien años, la influencia de Leo ha estado cambiando a la humanidad, influyendo en forma inevitable en las crisis que de todo tipo vive la humanidad,
Este es el auténtico arquetipo del Signo de Leo, y que miles y miles de seres están reaccionando a la nueva forma de percibir y de comprender qué es la Vida Una al fusionar el sentido de universalidad que le llega de Acuario. La belleza de la energía de Leo es totalmente especial. En todo tipo de astrología, su Regente es el Sol, y desde hace más de cien años, la influencia de Leo ha estado cambiando a la humanidad, dotándola de una mayor Influyendo en forma inevitable en las crisis que de todo tipo vive la humanidad, se encuentra el auténtico arquetipo del Signo de Leo, ya que miles y miles de seres están reaccionando a la nueva forma de percibir y de comprender qué es la Vida Una al fusionar el sentido de universalidad que le llega de Acuario.
Millones de seres en el planeta se unen diariamente a través de poderosos triángulos en meditación, intensificando en vórtices de energía luminosa todo ese potencial en los momentos únicos de los Plenilunios, cuando desde Shambala y a través de La Jerarquía, la humanidad recibe el mensaje que emite el Signo correspondiente.
Plutón desde Capricornio, ha estado trabajando lentamente para provocar a través de escándalos y de diversos problemas, la necesidad de mirar hacia dentro, de contemplar las inimaginables cantidades de dinero empleado en su mayor industria, la guerra, así como las vidas humanas perdidas.
Escándalos desde todas los niveles nos sugieren el trabajo que Saturno junto con Plutón lleva a cabo. Ambos son denominados los Señores del Karma.
El Maestro Tibetano dice “la universalidad del espíritu de Acuario en su sentido de distribución general, producirá inevitablemente un punto de crisis”. Parecen realmente palabras escritas para nuestros días ¿verdad? La complejidad del ser humano hace que a través del dolor, de ciertas pérdidas y de la aceptación de esas experiencias, desintegre puntos de egoísmo, de pequeñez integrándose a proyectos y conflictos que liberen no solo a sí mismo, sino al grupo social al que pertenecen.
Si bien el Segundo Rayo es la gran Energía de Leo, siendo el camino a seguir el Amor-Sabiduría no olvidemos que el Primer Rayo a través de este Signo tiene una fuerza intensamente especial. El Primer Rayo fluye a través de Aries como luz de la Vida misma, a través de Capricornio lleva hasta la iniciación, pero en Leo el Primer Rayo nos conecta con la Luz del Alma.
Posiblemente cuando como gran masa de seres que han despertado a esa luz y que comprenden profundamente el sentido de “el yo en el Uno”, la Luna Llena de Leo sea junto con los Tres Festivales anteriores, momentos que permitan alcanzar iniciaciones y amplitudes de conciencia.
Por ese motivo la casa o parte den nuestra vida que tiene al Signo de Leo en nuestro tema natal, indica nuestra lección sobre lo que significa el Poder. Es siempre un punto vibrante que hemos de observar, así como los aspectos que cualquier planeta hace al Sol, ya que todo conflicto con él, es un conflicto con el Padre y nos indica que en ciclos anteriores, se nos concedió la posibilidad de ejercer ese poder, sin haberlo hecho en forma totalmente correcta.
Observemos también con atención a Urano ya que en la Casa donde está situado nos va a exigir cambios y renovaciones. Sabemos que está en Aries, signo fuerte y pionero.
Leo es Amor y es Devoción. Es sentido de inteligencia despejada, de Sabiduría y de Poder, de quienes saben apartarse de la propia personalidad y comprender y vivir el sentido de su axioma “YO SOY ESO, Y ESO SOY YO”.
Leo sublimado junto a Acuario en su total entrega universal es uno de los ejes más bellos del Zodíaco.
Desde el corazón.
Joanna



https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbZlY3TVY1NjRfeWM/view?usp=sharing


La proximidad del plenilunio bajo las energías de la constelación de Cáncer, evoca en la memoria de cada uno de nosotros como parte de la humanidad, infinidad de sentimientos y de vivencias subjetivas, que se reavivan con fuerza ante un Signo a través de cuya puerta entramos a la vida de la forma física, buscando y anhelando desde entonces fundirnos con la luz.
Cercano a ese plenilunio el Universo ha realizado una nueva respiración ….el Solsticio que refuerza en su esencia esa relación con la Luz….¡¡¡Construyo una Casa iluminada y en ella habito¡¡¡
En estos momentos tan especiales en los cuales las energías cósmicas ofrecen con más fuerza su ayuda, nuestra Aura puede revestirse con esa Luz a través del servicio desinteresado, del profundo silencio interior, del agradecimiento por todo lo que nos ha sido dado y que nos ha permitido obtener herramientas para la propia evolución así como poder cooperar en nuestra medida a la de los demás.
Observamos y vivimos fuertes trastornos prácticamente en todo el Planeta y todas esas convulsiones, nos indican que se están produciendo expansiones de conciencia demandadas por nuestra Alma, para que las Aguas de Cáncer no queden estancadas por las rutinas, la comodidad o lo que puede ser peor, la indiferencia.
En este Signo comenzó la influencia de la Jerarquía y tras miles de años la conciencia de masa propia de Cáncer, ha evolucionado y la luminosidad que procede de la conciencia grupal, está enfrentando injusticias  diversas.
Bajo esa “Casa Iluminada” y desde todos los puntos del Planeta, los hermanos mayores de la humanidad, los iniciados, trabajan intensa y calladamente para llevarnos hasta la dignidad que confiere el Signo de Leo y que culmina con el sentido de servicio y entrega de Virgo.
Es inevitable vivir o “ser vividos” si nuestra atención no está expectante, por las energías de esas Grandes Fuentes de Vida que son los Planetas y las Constelaciones.
Nuestro Sistema Solar conforma nuestro auténtico “Hogar Iluminado” y desde sus lejanos principios, su inmenso amor hacia la humanidad no ha dejado de fluir.
Desde Shamballa y en esos albores mencionados, a través de una potente conjunción entre Júpiter, Venus y la Tierra, se hizo posible por medio de ese triangulo equilátero perfecto, que los Señores de la Llama y su cohorte de entidades venusianas, humanas y devicas, colaboraran en nuestra evolución. Justamente esa misma conjunción la podemos observar en el firmamento.
En esa puerta de entrada de la forma a la vida que es el Signo de Cáncer, la Luna nos lleva con su Cuarto Rayo hacia la superación de limitaciones emocionales que aprisionan al Alma, trabajando para obtener correctas relaciones, algo que se está poniendo duramente a prueba cada uno de nuestros días desde hace ya tiempo.
También a través de este Signo nos hacemos conscientes del gran tesoro que representa la mente a través del Tercer Rayo y de la potencia de síntesis y ritual del Séptimo Rayo, que con fuerza imparable, nos une en grupos cada vez más amplios en meditaciones que sutilizan los éteres del Planeta.
De la Luz de esos pensamientos dependerá el que se “cierre la Puerta donde se halla el mal”
Neptuno fuerte en este Signo y desde dos puntos diferentes, nos lleva hasta la profunda devoción y nos conecta con la nota vibracional del Alma, convirtiéndonos en instrumentos de la divinidad.
Esa bendita Casa Iluminada se construye a través de la calidad de pensamientos, sentimientos y emociones. Es a través de ese equilibrio que la Luz se hace presente. Sin fanatismos, sin estructuras rígidas.
Estamos viviendo un estremecimiento interior provocado por la otra parte del bello Sexto Rayo y que es ese fanatismo que causa heridas en el corazón.
Es necesario reconocer que existe un Plan de Dios sobre la Tierra; comprender las leyes del Karma para no emitir juicios nacidos de la lógica indignación o a veces de sentimientos más negativos todavía. Son momentos de caos en busca de ese equilibrio amoroso tan propio del Signo de Cáncer. Cuando los sentimientos de patria, posesión y religión, se distorsionan, el sufrimiento para la humanidad llega y dependerá de la respuesta masiva propia de Cáncer, el no aumentar ese karma tan lejano en el tiempo.
Cáncer significa ahora más que nunca Humanidad, Patria sin posesión, Amor impersonal, Protección Devoción desde el corazón y la mente.
Que esas energías unifiquen y Causen a través de las meditaciones de todos, la paz necesaria.
Joanna


https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbR09uSWFDZ1VkUzg/view?usp=sharing




La Gran Invocación, especialmente en esta Luna Llena. 
La belleza y la fuerza de esta Invocación reside en su sencillez y en que expresa ciertas verdades esenciales, que todos los hombres aceptan innata y normalmente: la verdad de la existencia de una inteligencia básica a la que vagamente damos el nombre de Dios; la verdad de que detrás de todas las apariencias externas, el Amor, es el poder motivador del Universo; la verdad de que vino a la Tierra una gran Individualidad, llamada Cristo por los cristianos, Bodhisatva, Iman Madhi, Mesías, Muntazar, Maitreya….todos los nombre se refieren al Avatar que encarnó ese Amor para que pudiéramos comprenderlo; la verdad de que el amor y la inteligencia  son ambos efectos de la Voluntad de Dios; y finalmente la verdad eminente de que el Plan divino sólo puede desarrollarse a través de la humanidad misma. La Gran Invocación está plenamente unida al Cristo y fue entregada a la humanidad, ya que el intenso dolor padecido por las diferentes guerras había despertado el suficiente sentido de solidaridad para que un Mantram tan inmensamente antiguo pudiese comenzar a ser comprendido.
Siempre la Humanidad ha estado protegida por distintos Avatares, conocedores del infinito poder del sonido. El Matram Solar Gayatri nos conecta con la energía solar.
El Día Dos de Junio es el Día Mundial de la Invocación y millones de seres se comprometen durante una fase de cada hora a recitar, a evocar el poder de la Gran Invocación. Toda meditación tiene un intenso poder siempre, pero cuando la unión de tantos seres emite una fuerza tan plena de luz, los resultados forzosamente serán una realidad, en el punto álgido que vivimos como humanidad cada vez más despierta, consciente y que finalmente comienza a comprender el poder de conseguir reacciones sin luchas  o fuertes enfrentamientos, sino a través del poder de la unidad en los propósitos, desarrollando un tipo de discernimiento que ha trastocado panoramas políticos, cristalizados o estancados en la sensación de ser intocables.
Aunque han pasado ya las energías de las Lunas Llenas de Aries y Tauro, éstas se están acumulando para manifestarse en la Luna Llena de Géminis. Las tres Lunas son como una Central de Luz y Poder a través del cual La Jerarquía Divina y los Grandes Seres difundirán la energía por todo el mundo. La energía de Aries es la de Resurrección, indicando esta palabra que el Espíritu en nuestro interior está avanzando lentamente etapa tras etapa. La palabra Resurrección no tiene relación con ninguna religión.
La energía que recibimos en Tauro representa el “Ojo de la Iluminación” y la estrella de ese Ojo es Aldebarán. Es la Voluntad Divina que trueca el deseo de Tauro en una total aspiración espiritual.
Ahora en estos importantes días, horas ya, previas a la Luna Llena de Géminis, es el Amor la energía que se une a la potencia energética acumulada.
El Festival de Géminis es también llamado el Festival de la Humanidad Una y el Festival de la Luz, el Amor y del Poder.
La Sabiduría Antigua dice que en el momento exacto de la Luna llena de Géminis, Cristo Quien ha acumulado las energías Cósmicas durante las dos primeras Luna Llenas mayores, libera estas energías sobre nuestro planeta, sobre nosotros, la humanidad. Para preparar nuestro sendero y comprender la necesidad de una sola hermandad, un mundo que sea como una gran sinfonía en la que todas las naciones se sientan libres. 
Cristo vierte estas tres clases de energía en el mundo en el día de la Luna Llena de Géminis. Si somos capaces de recibir estas energías, seremos transformados. Los Grandes Sabios dicen que durante los tres días de la Luna Llena de cada mes (el día anterior a la Luna Llena, el día de la Luna Llena, y el día después de la Luna Llena) una puerta se abre en el Cosmos, y a través de esta puerta las energías Divinas pueden llegar a la humanidad.
El poderoso influjo de las energías situadas en nuestro Hogar, en el Cosmos, siguen fortaleciendo el profundo cambio que comenzó con la entrada en Capricornio del corrosivo Plutón ante la injusticia. Urano seguirá alterando y cambiando todo lo cristalizado desde Aries, Saturno a través de Escorpio ha dejado bien claro su mensaje y desde su entrada en Sagitario el impacto apenas puede asimilarse. Uno de los mensajes de Sagitario es la obligación de pensar, decir y hacer lo correcto y la energía de Saturno tan fiel a la justicia, crea por doquier situaciones que despiertan, alertan y llenan de una nueva responsabilidad a quienes quizás anteriormente veían como importante, un horizonte más personal.
Todos estamos contribuyendo a ese cambio y a ese despertar, siendo posiblemente más visible que nunca en nuestro planeta el efecto de la colaboración de los Grandes Seres.
Mercurio Regente exotérico, necesario como nunca con su Cuarto Rayo para armonizar. Venus como Regente Esotérico, nos lleva con su Quinto Rayo, a la voluntad de actuar, de conocer por nosotros mismos lo que es importante y la Tierra nuestro planeta aun no siendo Sagrado todavía, es el Regente Jerárquico de Géminis, haciendo vibrar la voluntad de Evolucionar.
En el día después de esta  Luna Llena, debemos sentirnos diferentes y actuar diferente; Debemos estar cargados con mayor energía, entusiasmo, y visión. Cualquier pequeño grupo de personas que traten de aceptar, recibir, y asimilar estas energías, salvaguardarlas, y expresarlas a través de sus pensamientos, palabras y acciones,  crearán un gran cambio en los asuntos humanos. Ya cientos de grupos están celebrando los  Festivales de Luna Llena cada mes y tratando de recibir, asimilar y expresar la Luz.
Es realmente importante saber y creer que todos tenemos el don y el poder de la invocación.
Que ese poder sea como una inmensa ola de un océano de amor que ayude a cambiar la faz de nuestro mundo.
Desde el corazón
Joanna 
  

 

https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbS2JUY3JIclRpUXc/view?usp=sharing



El cambio de consciencia en nuestra humanidad se va haciendo cada vez más patente, como consecuencia de que la comprensión hacia el Plan de la Jerarquía de Maestros y la intensa respuesta a las influencias de Shamballa produce en forma inevitable una evolución en la sutilidad de los vehículos e incluso, en forma palpable en el resto de reinos del planeta.

Ese grado de evolución en el ser humano moderno, es en parte el causante del caos que observamos en diversos niveles. En cada país, cada vez más personas sensibles y con la necesaria preparación, son receptivas a esas sagradas energías y a pesar del uso temerario de los potenciales que nuestra humanidad posee, observado desde “el Plan de Dios sobre la Tierra”, es positivo.

Lógicamente, la misma energía  que en forma aún aparentemente poco visible, contiene la simiente de la voluntad al bien y del sentido de servicio y entrega  a los demás, despierta en personas egoístamente polarizadas, un intenso deseo de poder y de ambiciones desmedidas, las cuales a través de sus poderosas personalidades y uniéndose entre sí, engañan y convencen aún cuando sea en forma temporal usando –gran karma es este- esas energías en el engaño a otras personalidades más débiles y el resultado, tal como lo vemos cada día, deriva en guerras injustas, pisoteo de los derechos humanos y situaciones diarias de una tensión difícil de soportar.

Sin embargo este duro proceso está llevando a una gran masa de personas al despertar interior y a otras a una intensificación sobre el trabajo de purificación interior.

Tauro es Luz y cuando la luz domina el deseo taurino, éste se convierte en un ferviente anhelo hacia la Sabiduría que proviene de las duras experiencias vividas en los intentos de superar apegos, egoísmos y deseo de poseer.

Bajo la energía de la Era de Acuario y del indescriptible poder de Urano, la parte taurina de la humanidad está cada vez más influida hacia esa Luz que Tauro custodia.

Entramos de pleno una vez más después de ese principio de explosión de vida que significó Aries, en la importante Cruz Fija, la cruz del discípulo en donde debe debilitarse hasta la total liberación, la esclavizante arrogancia de las personalidades.

Las energías taurinas y las acuarianas –ambas brazos de esa Cruz- trabajan unidas con más fuerza que nunca, ya que no pueden ignorarse en los momentos que vivimos hoy, el amplio significado que ambos Signos guardan para nutrir y fortalecer el cambio de consciencia que es una de las metas principales a conseguir.

Tauro con su Voluntad y a través del yunque de Vulcano, su Regente Esotérico pleno de la fuerza de Primer Rayo, se une a las Aguas de Vida de Acuario. Preparando el camino para la llegada del Avatar, tal como dice el Maestro D.K.

El Signo de Acuario nos ofrece una percepción universal y entregada a los intereses humanos y nos lleva hacia una síntesis que signifique una religión mundial.

Por determinadas causas y por la fuerza de Cuarto Rayo del Signo, podemos decir que toda la humanidad es taurina y la importancia que esto significa, se amplía en un mes en el cual se celebra una de la Lunas Llenas más importantes del año para quienes transitan por el Sendero. El Festival de Wesak y la Bendita Energía derramada por Buda y su hermano El Cristo.

La posibilidad es inmensa, si vivimos en la mayor serenidad posible. El alineamiento de la constelación de Tauro con Las Pléyades y la Osa Mayor, el planeta Plutón y nuestra Tierra nos lleva a comprender la  posibilidad de evolución a través de la subjetividad y la de sumergirnos en esa intensa Luz que es una de las notas predominantes de este mes.

Si no es la serenidad la que domina, no hay duda que notaremos el efecto de otro potente Signo –quizás el más duro de vivir- y que forma parte de esa Cruz Fija.

Desde Escorpio fluye la potencia más efectiva para la humanidad ya despierta y en donde o bien nos elevamos o nos sumergimos en las oscuridades profundas. De la misma forma que cuando un Signo actúa, las energías totales de los otros tres Signos entran en movimiento, también la polaridad del Signo que se encuentra  en frente, refuerza su potencia.

La atención pues tendría que ser máxima para vivir plenamente el signo de Tauro bajo  el cual han nacido y también dejado el plano físico grandes seres.

Todo cuanto nuestros vehículos estén capacitados para recibir en estos importantes días, han de ser, puesto que Tauro es un Signo de tierra, en el plano externo y practico de la vida, a través del camino o del objetivo que decidimos como almas.

Bajo Tauro vivimos la belleza, la delicadeza y el oculto poder del Planeta Venus que mantiene una especial relación con nuestro Planeta Tierra, así como la inestimable ayuda de su Quinto Rayo. Venus es la energía mental que puede, entre otros factores, establecer correctas relaciones entre hombres y naciones.

El Maestro D.K. nos dice” que el Planeta Venus es para la Tierra lo que el Yo superior para la Personalidad”. Esto nos indica también la intensa influencia que Tauro tiene para nuestra humanidad, al estar regido por Venus.

La auténtica fuerza de voluntad, no la testarudez tan propia también de este Signo, nos llega desde Vulcano, Planeta sagrado que rige Esotérica y Jerárquicamente a Tauro y cuando esa voluntad está activa, ningún propósito dejará de conseguirse bajo la esencia taurina, ya que Vulcano destila lo que representa el alma, lo que nos hace ser espirituales

La fuerza impactante de su Primer Rayo consigue que surja el oro interior y si ese oro interior está activo este mes, el ansiado cambio de consciencia, el caminar firmemente en el Sendero, puede conseguir muchas de las cosas que la humanidad precisa y ayudar a tantos auténticos Servidores que dedican su vida a ello.

Desde el corazón

Joanna 



  

https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbQXhyWEt6cUwzWkE/view?usp=sharing

Piscis simboliza pruebas vividas a través de ciclos y ciclos. La Fuerza de su Regente Esotérico Plutón, rompe lo caduco, lucha incansablemente contra todo lo que puede bloquear la bendita Vuelta al Hogar del Hijo Pródigo (la Chispa Divina) a la Casa del Padre.
Esta Fuerza es, en estos tiempos, infinitamente más notable, ya que se une la intensa Luz de Urano con su imparable objetivo de descristalizar y liberar, creando un nuevo paradigma social, tal como hemos observando en estos tiempos a través de las crisis en diferentes puntos de nuestro planeta, así como en las ideas y en la forma en la que se desarrolla a través de fanatismos e ideas equivocadas lo que solemos denominar ·religión”.
El poder para destruir la forma, el amor para estructurarla de nuevo y en armonía con la ampliación de consciencia de una una gran parte de lahumanidad y de vivirla conla adecuada devoción, son herramientas potentes en este Signo.
Júpiter, denominado “el Hijo Predilecto de Dios” y Neptuno, el Planeta de la Trascendencia, y que nos hace ser instrumentos de la divinidad, ejercen con fuerza su influencia en este mes y esas herramientas, son las necesarias para limpiar todo el terreno, nuestra propia “Tierra”, para recibir con anhelo y esperanza, con gozo interior, la savia vital del próximo Signo de Aries.
Todas esas esencias y energías, han de ser constantemente emitidas desde el corazón y en  cada uno de los días en que fuyen las energías de esta constelación y especialmente en el período de Luna Llena de Piscis, formando un manto de protección y amor infinito hacia los miles de seres que sufren especialmente en diversos puntos de nuestro planeta.
La energía sigue al pensamiento y grande puede llegar a ser esa fuerza cuando sale de lo profundo del corazón de millones de seres que están en meditación.
 “El regente exoterico de Piscis transmite energia a nuestra personalidad o la personalidad responde a la energia transmitida a traves del regente exoterico, que en este caso es Jupiter, y su energia de Segundo rayo.
El regente esoterico transmite energia a la personalidad fundida con el Alma. Puede decirse que el alma reponde a la energía que llega a traves del regente esoterico.
En este caso, es Pluton quien transmite energía del Primer rayo. Piscis tiene otra conexion.
Se relaciona con la Jerarquia creativa primera o suprema, que, a su vez, se relaciona con el tercer rayo. Esto significa que en el mes de Piscis y especialmente en la luna llena de Piscis, la humanidad esta bajo el influjo de:
1er rayo: poder de voluntad, coraje, intrepidez, Firmeza, Aptitud para evaluar al hombre y a todos los fenomenos
2do rayo: Amor Sabiduria: Paciencia, identificacion, sintesis, ánimo.
3er rayo: Inteligencia, sinceridad de proposito, intelecto claro, capacidad de concentracion en estudios filosoficos
6to rayo: Devoción, sencillez, ternura, intuición. Capacidad de sacrificio, también e peligroso fanatismo que estamos sufriendo en estos últimos tiempos.
La constelación de Piscis marca un espacio triangular en los cielos, un símbolo de la realidad. Este signo gobierna los pies y de ahí la idea de pisar el Sendero y alcanzar la meta que ha sido la fundamental revelación espiritual de la era de Piscis.
Piscis es también el signo de la muerte en varios aspectos... Es el signo de la muerte para la personalidad.
Si pudiéramos dejar dever  los velos que la envuelven, estaríamos dispuestos a abandonar el dominio que sobre nosotros ejerce esa personalidad y vivir la gran liberación que significa fusionarnos sin luchar como un Yo individualista que comenzó con fuerza en Aries para conlcuir como Alfa y Omega en Piscis.
 Es momento de liberarnos de todo peso que no nos lleve a “..desde la oscuridad a la Luz, de lo irreal a lo real, de la muerte a la Inmortalidad..” 
Joanna



 https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbYkViYk9PMkdtd0k/view?usp=sharing

“Soy Agua de Vida vertida para los hombres
sedientos
En Acuario la vida se revela una etapa tras otras. Es la vida de un átomo, de un arbusto, de un pájaro,  hasta llegar a la vida de un hombre que ya siente en si la semilla de esa bendita sed de verdad. La vida abundante se torna en anhelo de cooperación; la mente se amplía y el ser humano necesita la fraternidad del grupo, el contacto, la comunicación, transitando el sendero que conduce a una vida mayor.
Cuando vivimos para nosotros solos, somos como una luz vacilante que puede ser un peligro para los demás. Por ello es muy importante para las personas que han despertado a la luz, reunirse en unión en los Festivales de Luna Llena cada mes, ya que con ello conseguimos que nuestras auras y nuestros cuerpos mentales sean sensibles a las energías, pudiendo conseguir a través de los años sentir, vivir unas energías totalmente diferentes en nuestras auras.
 Acuario nos enseña que si vamos a ser dispensadores de Vida, todo nuestro esfuerzo ha de ir dirigido a la unidad, a la inclusión, a ser líderes sin ser conscientes de ello, ya que cuando esa aura del aspirante o discípulo vive tan solo para los demás son sin pretenderlo aceptados, magnetizando con su sabiduría a su entorno.
El Sonido y la Luz son las dos líneas paralelas que como un relámpago representan al Signo de Acuario, indicando  con su movimiento, la posible inestabilidad, el estallido de ese relámpago uraniano que tanto puede  afectar al universo como al alma, a través de acontecimientos meteorológicos inesperados o actuaciones interiores que nos pueden llevar hacia un aparente caos.
El movimiento inesperado nos obliga a la necesaria inestabilidad para resurgir. De esas experiencias, el Sonido Interior que emite cada Alma cambia, según la comprensión o la resistencia.
Por lo tanto la Nota Intensa y la calidad de la Luz, vibran en el símbolo.
La voz de quienes sintonizan con el trabajo de Acuario, puede volverse “mantrica” y magnetizar con su profunda energía a quien le escucha.
Una de las definiciones que hacen sagrado a este Signo, en su esencia virginal, es la intensa percepción y amor que se tiene por el entorno, por el grupo,  la sociedad y país en donde se decidió vivir ese ciclo, superando esos conceptos en significados más altos, hasta que cada ser se convierte en ciudadano del mundo.
Realmente estamos sintiendo, viviendo y vibrando con todo el mensaje que indica el Signo y que sugiere la Era de Acuario. Como Humanidad que se sabe parte del Todo, observamos atentamente las muerte de las viejas y obsoletas formas de ser y de vivir, que decaen y mueren inevitablemente ante la llegada de todo cuanto de justo y de liberal tiene la energía que fluye desde el firmamento.
Urano, ese intenso planeta que rige a Acuario emplea en completar su ciclo,  ochenta años y desde que fue descubierto el 13 de Marzo de 1781, su estallido fue la liberación, como la Revolución francesa entre otros acontecimientos que cambiaron tantas energías cristalizadas. 
En 2011 comenzó, siempre desde el Signo de Aries, una nueva vuelta y es fácil observar que  los acontecimientos que se suceden desde entonces en nuestro planeta, están produciendo alteraciones, movimientos de rebeldía en las masas y una infinidad de enfrentamientos en todos los estamentos.
Observando el paso de nuestra humanidad a través de las Eras, podemos decir que la entrada en Acuario es la entrada en el principio de la perfección.
En ese principio es verdaderamente urgente que con total sinceridad y por un bien mayor, intentemos cumplir el trabajo de Hércules en este mes, ya que si como seres individuales no conseguimos limpiar todas las cristalizaciones que existen en nuestros vehículos, los vicios y suciedad que tenemos adherida, pondrán freno a la entrada de esas Aguas de Acuario y la Vida tardará mucho más en poder hacerse fuerte.
La basura física, mental y emocional ha de ser purificada a través de los dos ríos a los como seres humanos despiertos o discípulos, podemos acceder y que son los ríos del Amor y de la Belleza.
El amor impersonal y sin posesión es la una de las joyas de Acuario y a través de ese amor disminuye toda centralización individual y nacen pequeñas o grandes acciones que limpian los establos.
Buda dijo “cada pequeño acto de bondad hace desaparecer un pequeño acto de maldad”….por lo tanto es mucho el trabajo que podemos y hemos de conseguir. 
La belleza, ese otro río, puede cambiar el color y la imagen de lo que nos rodea. Los pensamientos, el entorno, las acciones, los pensamientos cuando se impregnan de belleza, consiguen cambiar la energía y alejar o transmutar la toxicidad de las mentes emponzoñadas.
Una inmensa ayuda llega a la Humanidad para conseguir la limpieza de esos establos a través de esas grandes Vidas que son Los Rayos.
El QUINTO RAYO  fluye a través del Signo de Acuario. Permite comprender el liderazgo haciendo que el trabajo visionado se convierta en hechos, en realidades. Permite la objetividad propia de ese Rayo de la Ciencia  Concreta.
El SEGUNDO RAYO, fluye a través de su Regente Esotérico, Júpiter uniendo Amor y Sabiduría a la capacidad de liderar.
El SEPTIMO RAYO como Regente Exotérico consigue que las ensoñaciones o visiones se materialicen y se manifiesten. Este Séptimo Rayo puede conseguir que con la fe necesaria y la seguridad de que la “energía sigue al pensamiento”, la fuerza y protagonismo de los nuevos líderes que la Tierra puedan construir un nuevo orden en nuestro planeta, ayudados por la fuerza de nuestros pensamientos.
El CUARTO RAYO llega a través de la Luna como Regente Jerárquico de Acuario y si el mayor número de mentes trabajan en el equilibrio de la personalidad, en el anhelo de que sea la Armonía la que lidere y debilite al conflicto, son muchos los triunfos que como humanidad nos esperan.
Todo lo anterior es realmente importante durante todo el tiempo en que vivimos las influencias de Acuario, pero posiblemente no podamos llegar a comprender en su totalidad los logros que nuestras mentes unidas pueden llegar a conseguir en ese tiempo único que transcurre en Luna Llena.
Es necesario, como deber social y desde la mayor sencillez, creer desde el corazón que la energía despierta y amorosa de todos los seres humanos, va a colaborar a los grandes logros del cambio.
Que esta Luna Llena de Acuario que está impregnada de las energías de Capricornio como signo que le antecede y de Piscis como signo siguiente, impregne de Luz al Universo.
Desde el corazón
Joanna

 



CAPRICORNIO Y LUNA LLENA  
Durante un largo y transmutado tiempo, Saturno regente de Capricornio, ha estado creando desde su emplazamiento en Escorpio, situaciones de vida y muerte, de luz y sombras, que han perfilado un nuevo pensamiento y sentido de “lo irreal a lo real”, tanto a nivel personal como mundial.
Es posiblemente uno de los trabajos más depuradores, más creadores e imposibles de ignorar del paso de un gran planeta, unido a la evolución de la humanidad a través de un Signo en el cual todo es intenso y profundo. Escorpio
Su entrada reciente en Sagitario, después del trabajo realizado en ese Signo, será un paso de una trascendencia difícil de predecir en estos momentos, ya que la esencia y energía del Signo en el que ahora está situado, tiene unas connotaciones profundas con el desarrollo de la humanidad y de la vida de nuestro planeta.
Si Saturno es  uno de los Señores que lo representan el Karma, ese paso tendrá fuertes connotaciones con los países que tengan a Sagitario como Signo solar o como Ascendente.
También cada persona nacida bajo este signo o especialmente con él en el Ascendente, lo notarán y lo vivirán de acuerdo a como han podido captar y materializar, las sugerencias que llegaban desde su alma, aun cuando lo importante no es –en el conjunto de la evolución planetaria- el ser en sí, sino  la forma en que como masa, como países, como forma de creer que algo tan libre y hermoso es la religión y el respeto a las creencias, se ha trabajado durante los  últimos dos años y medio.
Entra dentro de la lógica pensar que en el amplio campo mencionado, surjan duras confrontaciones.
En realidad lo estamos viendo en las noticias dado el enfrentamiento entre lo que se ha dado en llamar la Cruz y la Media Luna representando a países enlazados fuertemente por largos periodos de sangrientas luchas a través de la historia.
Pero si miramos estos hechos desde la seguridad de que hay “un Pan de Dios sobre la Tierra”, los hechos que puedan desarrollarse son una limpieza y equilibrio que llevarán sin duda, aunque sea a través del dolor, al convencimiento de que tan solo existe una Fuente que se adapta a diversas razas con una sola y única verdad.
Las energías que la humanidad recibe en la Luna Llena son intensas y necesarias. 
Primer, Tercer y Séptimo Rayo. Todas ellas ofrecen un impulso intenso para esa ansiada evolución y anhelo por profundizar en el nuevo estado de conciencia que una gran mayoría de seres humanos presiente.
En Capricornio el Alma emite con más fuerza que nunca su nota; la nota que nos recuerda qué Proyecto aceptamos en este ciclo determinado y cómo podemos contribuir en ese despertar a nivel total en nuestro Planeta.
La profunda Tierra de Capricornio está siendo contantemente agitada y transmutada por la divina exigencia de Plutón.
Nada va a quedar ocultado ni en el entorno personal, social o mundial y el trabajo conseguido, lo veremos cuando tras el paso de Saturno por Sagitario, éste entre en Capricornio y se una a Plutón. Se podrá ver entonces sin duda alguna el oro de ese cambio de consciencia que la humanidad ayudada por la Jerarquía y los Maestros está llevando a cabo.
Cuando los Dioses del cambio toman posiciones especiales en signos tan ligados a la humanidad como Sagitario albergando a Saturno y Plutón en trabajo lento e imposible de ignorar como Capricornio, están indicando que estamos preparados para el gran reto de enfrentarnos con más fuerza que nunca a lo que está en constante dualidad.
La Luz y la Oscuridad. Materia y Espíritu buscando el ansiado equilibrio.


Grandes Hijos de la Luz han nacido bajo la energía capricorniana, provocando fuertes revoluciones y cambios de esquemas en nuestro planeta.

En las Enseñanzas del Maestro D.K., a Capricornio se le llama la puerta al Reino de Dios, o el Reino de la Jerarquía Divina, o la puerta que conduce al hombre al Plan Divino. Se nos ha dicho que la energía de Capricornio nos prepara para pasar a través de esa puerta.

Siempre me ha impactado leer la frase de que “Dios plasma su firma en el rostro de Capricornio”. Esa frase está dirigida a todo aquel que ha decidido transitar por el Sendero.

Posiblemente sea éste, un momento de iniciaciones, de respuestas a preguntas emitidas en tantas vidas bajo la influencia de Sagitario previa a este Signo de Capricornio que ahora nos baña en su potente luz. Es bajo la influencia de Capricornio cuando nuestra personalidad anhela (habiendo dejado atrás tantos espejismos),  ser envuelta, admitida y aceptada por la sabiduría del Alma -del Ángel Solar.

“Perdido estoy en la Luz Suprema, pero a esa Luz le doy la espalda”. El total sacrificio de la propia claridad en el total servicio a los demás.

Que esa profundidad nos permita acoger en total devoción al Cristo interno en el corazón de todos.

Con amor.

Joanna










SAGITARIO





El Fuego vivificante atraviesa el éter y la brillante flecha de Sagitario vibra en el anhelo de conectar a la Humanidad con los ideales que llevan hacia el Sendero.
La Luz se renueva en este Signo tan conectado con el Alma y parece crear un breve descanso tras el paso ardiente por el Signo de Escorpio, pero es simplemente eso, un descanso ya que la transformación es cada vez más profunda e intensa y los momentos en los que conectamos con la divinidad que vive en cada uno de nosotros, nos llena de nuevos ánimos para alcanzar metas más lejanas.
Si hace un mes comenzamos un trabajo dentro de las energías que nos llevan hacia el camino del discipulado trabajando fuertemente sobre la personalidad, podríamos decir que en este período de Sagitario se puede llegar a vivir en un estado íntimamente religioso en su sentido más amplio y luminoso.
Sagitario es el símbolo del Espíritu manifestándose a través del alma humana. Significa Orientación del ser humano que ha despertado, hacia una meta definida.
Al estar regentado por Júpiter conductor de la Expansión esta meta representa al Maestro Oculto.
Aun cuando la energía del Signo está plena de optimismo y positividad, es un período de silencio, de profundo silencio especialmente interior ya que al igual que en el Mito de Hércules, tan solo en ese estado podremos escuchar el sagrado sonido de los Címbalos y vivir de acuerdo a la Nota que emite el Ángel Solar, trabajando incansablemente en el equilibrio entre personalidad y Alma.
La fuerza del pensamiento es más potente que el poder del Alma en la gran mayoría de la raza humana. Sólo el Amor puede conseguir el necesario equilibrio y cuando se consigue ese equilibrio y es el Alma quien dirige la palabra, todos elevamos la propia nota interior.
Vencer las ilusiones y espejismos que oscurecen y retrasan el camino o lo que es lo mismo, sentir ese profundo silencio interior mencionado, y comprender que estar en serena expectación, puede ayudarnos a alcanzar el Sol interior y vivir entonces la bella síntesis del Signo:
“Veo la meta. Alcanzo la meta y veo otra."
Esa es la gran belleza de Sagitario, ya que su significado es parte del Plan del Alma ciclo tras ciclo y nada de cuanto está ocurriendo en nuestro entorno, en nuestro país, en el Planeta debería apartarnos de la Luz emanante del Signo durante este mes y especialmente en el próximo Plenilunio.
Realmente sin la comprensión de la existencia de un Plan de Dios sobre la Tierra no sería fácil observar sin confundirnos, toda la transmutación en la que está envuelta la humanidad entera. Todo parece desequilibrarse, pero sabemos que ese caos es necesario y que la rotura o desaparición de la forma es tan solo un paso hacia una nueva forma de comprender y formar nuevas estructuras de vida.
El Cosmos entero está inmerso en ese nuevo nacimiento que inevitablemente nos afectará a todos, en una forma u otra, dependiendo de nuestro estado de atención y de capacidad de amar.
Quienes intentamos transitar por el Sendero y usamos como maravillosa herramienta a la Astrología, sabemos que las energías que fluyen desde el Cosmos hacia nuestra Planeta son únicas. Todos los Rayos actúan durante el período de Sagitario, aun cuando los Rayos principales son el 2º-3º y 6º a través de Júpiter, Tierra y Marte.
Es por lo tanto un período intenso, profundo y auténtico que comenzando en Escorpio, culminará en el Signo de Capricornio.
Vivamos pues intensamente inmersos en ese silencio que conduce al luminoso entorno de las almas, esta mística influencia de Sagitario.
Desde el corazón, siempre.
Joanna





ENTRADAS ANTERIORES: 

12. SAGITARIO
11. PLENILUNIO EN ESCORPIO





PLENILUNIO  DE ESCORPIO  


https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbdjlDYzZSWnk5OUE/view?usp=sharing


PLENILUNIO DE ESCORPIO 

Si bien las características de este Signo son difíciles y traumáticas, Escorpio consigue llegar hasta lo más profundo de nuestras entrañas causando una profunda reorientación de lo que han sido nuestras vidas captando intensamente el significado de nuestro paso por la Cruz Fija de los cielos.
Es fácil de entender que necesitamos el alimento para tener energía y movernos, pero ¿Pueden las emociones descontroladas convertirse a través de crisis en una actividad mental que nos lleve a saber discernir para sobrevivir?
Todos en ciclos determinados nos hemos dejado seducir y dominar hasta vivir, morir o matar por determinadas pasiones. ¿Después de esas catarsis esa fuerza pasional no puede llegar a transmutarse en elevadas aspiraciones?
En épocas no muy lejanas el ansia de posesión, de lujos y de poder, estaba al alcance de un número determinado de personas poderosas. En estos momentos esa posibilidad de adquirir esos dudosos dones,  está al alcance de muchísimas personas y la lucha por conseguirlo, ha sido una de las pruebas en las que más seres se han desviado del camino elegido. La sociedad durante décadas lo ha puesto fácil. El confort, la comodidad….todo se puede adquirir y con ello una falsa sensación de poder y cierto menosprecio sobre quien no tiene el mismo nivel. Solamente el hastío que se siente cuando todo lo material ya no satisface, devuelve al ser humano que se siente vació y perdido al punto que decidió.
El Eje Tauro-Escorpio está dominando el mundo y posiblemente sea necesario que todo esto suceda para que las cicatrices estén fuertemente grabadas, ya que es la única forma de saber que se ha salido triunfante de alguna de las innumerables batallas que todo discípulo ha de vivir.
Los países pactan más por temor e interés  que por alianzas que puedan ayudar a quienes tienen el sagrado deber de proteger. En un mismo campo de batalla, encontramos que una parte posee armas que les han llegado de un poderoso país, mientras se comprueba que la otra parte posee las mismas herramientas suministradas por otro país igualmente poderoso, creándose así una exportación de dolor y muerte.
Otra de las pruebas de Escorpio es el poderosos afán por el dinero que se ha convertido ya en una enfermedad para la que tampoco parece haber vacuna. Sucede en todas partes, pero en mi país esa enfermedad aumenta día a día con signos cada vez más fuertes y eso es positivo; doloroso sí, pero positivo, porque cuando el desequilibrio y la desigualdad son tan patentes, el temor que normalmente tienen las masas puede dar paso a la debida exigencia por lo justo, haciendo uso del discernimiento que es otra de las pruebas a desarrollar en este Signo. Recordemos que si bien Marte es el Regente exotérico y esotérico de escorpio, Mercurio lo rige jerárquicamente, fomentado ese discernimiento, sin olvidar la influencia de Urano.
La Fuerza de esas nueve pruebas que se han de vivir a través de las energías del Signo, se están experimentando con una fuerza más severa e ineludible debido a la presencia de Saturno en Escorpio formando un trígono de Elementos con Plutón en Capricornio.
Impresionante es el trabajo que estos planetas junto con Urano están realizando sobre nuestra humanidad.
Plutón es una energía mental profunda y transmutadora y aun cuando lógicamente ha estado siempre en su lugar en el Cosmos, se ha producido su descubrimiento por el hombre y conocido intensamente su efecto cuando la mente de millones de personas han experimentado una expansión.
Posiblemente ese despertar proviene por efecto o consecuencia del bendito trabajo hecho por grandes discípulos a finales del Siglo Diecinueve, cuando se rasgaron niveles o éteres que han permitido ese desarrollo mental.
Escorpio es en síntesis: Prueba – Experiencia – Triunfo
Marte a través del Sexto Rayo crea devoción o fanatismo, ideales, Fe y Marte es el alter Ego de Plutón el cual ayuda aunque en forma algo traumática con su Primer Rayo que debilita el exceso de potencia de la personalidad, haciendo sentir cada vez más el anhelo hacia el alma.
El sentimiento del odio –difícil prueba- es en realidad la más o menos dilatada negación del amor. En su momento adecuado la repetición de las pruebas de Escorpio, conseguirá que esa emoción negativa, se eleve a un arco superior y se convierta en amor. El mundo cambia continuamente y las facilidades en la comunicación permiten que el conocimiento y la sabiduría lleguen a todos los confines.
También Escorpio nos habla de la separatividad y dada la energía que fluye desde el firmamento, en estos importantes momentos que estamos viviendo, cualquier proyecto que contenga en sí ese sentimiento, deberá cambiar las energías de sus conceptos para poder lograr sus objetivos.
Hay una parte muy bella en los Trabajos de Hércules que define muchas cosas. “Hércules tenía que ver a la hidra como un monstruo, no como una bestia con nueve cabezas distintas. Cuando finalmente se ocupó de ella como una unidad, logró la victoria”
Y esto es un trabajo totalmente personal de cada uno de nosotros, porque si con suerte hemos visto –no digo vencido- a alguna de esas cabezas, hay otras que no vemos siendo ellas las que llevan el control.
Marte en Escorpio es fuerza y anhelo. El Sexto Rayo puede ser profunda devoción. Si fuera posible mantener esas Luces y Cualidades centradas en lo superior, en lo real, este mes podría ser un mes mágico. La Magia se relaciona con Escorpio y en este Signo encontramos a Antares una estrella roja, la más roja en los cielos simbolizando el deseo por lo superior, por lo divino.
Escorpio es el Águila libre y triunfante que desde los cielos vive fuera de la limitación del espacio y del tiempo.
Unido al Sexto Rayo y Cuarto Rayo mencionados, hemos de contemplar en respetuoso silencio que nos llega un Segundo Rayo desde Sirio. T. Saraydarian nos dice entre muchas cosas bellas que Sirio es el Ángel Solar de nuestro Logos Solar. Es también la estrella de la iniciación y su energía fluye a través de Escorpio. Es un mes de silencio, Es un mes de profundizar en el misterio de la luz, sin distraernos para evitar que la oscuridad actúe.
A.A.B. dice “mantén tu ojo en el águila; haz descender el fuego: no mires a la tierra, céntrate en la divinidad.
Que esos divinos anhelos fluyan como un manantial a través de todos.
Con amor
Joanna 








L I B R A  - ELIJO EL CAMINO QUE LLEVA ENTRE LAS DOS LINEAS DE FUERZA 


La equilibradora fuerza de Vida del Señor de Libra,  podría ser el punto focal o de energía en el que aparezca por primera vez la visión o intuición del Sendero en muchos buscadores de la Luz.
Observando el mundo que nos rodea, vemos que el reflejo de la dualidad destaca con más fuerza debido al anhelo por conseguir ese equilibrio, y poder vivir y respirar a través de los valores que durante este mes y en especial en Luna Llena fluyen a través de este signo, desarrollando la facultad analítica de la mente, tan presente en Libra.
Sentimos con fuerza en cada pulsación del corazón, la necesidad de poder influir desde nuestro centro, desde el punto de poder de cada uno, al entendimiento y a la pacificación en nuestro Planeta.

La misma lucha que el discípulo siempre siente entre alma y personalidad, la vive la humanidad en feroz enfrentamiento, entre los viejos pero fuertes y cristalizados valores y las nuevas y luminosas energías que se forman en los nuevos paradigmas, plenos de diferentes formas de construir y compartir una nueva forma de ver el mundo.
Libra es un Signo de intensa Luz que lleva hacia dentro todo aquello que esa luz nos ha hecho comprender desde el solsticio en Cáncer. Se introduce lentamente hacía una cálida y espléndida oscuridad que permitirá hacer crecer los frutos de toda aspiración, entregándolos luminosos en Capricornio, si la atención y el equilibrio nos acompaña hasta entonces. Todo en Astrología mantiene una conexión que da paso a los correctos resultados.

La intensa Luz de Libra lleva al necesario punto de indiferencia tan necesario para mantener el equilibrio que confiere libertad. Lo positivo y lo negativo puede ser observado bajo estas influencias y la observación deberá ser constante, porque solamente la voluntad puede mantener en armonía esos dos platos que mantiene Libra, otro de los símbolos del Signo.

Esa observación es en estos días de notable importancia para comprender o reconocer el propósito del Alma, sirviéndonos de la percepción de que la meta o el proyecto no es lo realmente importante, sino los medios que utilicemos para ello  ya que si lo importante es solamente la meta, es sin duda la personalidad quien dirige y nos llevará hacia la cristalización y la crisis.

En ese espacio palpitante de vida que es el Cosmos y galvanizado por la expansión de millones de conciencias en fricción con otras estancadas y oscurecidas, se están produciendo reorientaciones en los valores, como por ejemplo en todo lo que tiene que ver con la ley, con el mundo jurídico, actividades tan propias del signo.

Mucho de ello se está viendo ya en acciones de altruismo, las cuales son llevadas a cabo por un gran porcentaje de personas jóvenes, por jueces que parecen seguir sus propios criterios enfrentándose a lo cristalizado y con raíces insanas y sin embargo Libra, dentro de ese maravilloso tapiz que conforma el universo, no es aparentemente, un Signo de crisis.

Sin embargo bajo la intensa energía de Libra, se libró físicamente la batalla de Arjuna a mediados de la Era Atlante, tal como comenta el Maestro Tibetano. Todo el drama que encierra la experiencia del discípulo en aquel período, se vive de nuevo ahora, bajo una mayor consciencia y cercanía a la Sabiduría Antigua, bajo el Signo del discípulo y guerrero que es Escorpio

Las oportunidades para el discípulo mundial están en gran parte en intuir para así llegar a una iniciación, en “Elegir ese camino entre dos fuerzas”

En Libra, su Regente exotérico Venus, nos habla de sabiduría, de sutil ejemplo a seguir, de sensibilidad y de amor y todo esto pareciera que no encaja con su regente Jerárquico Saturno con su sentido estricto de severidad y enjuiciamiento. Sin embargo y aun cuando no recuerdo bien el Salmo, viene a mi algunas de sus palabras…”cuando la Verdad y el Amor caminan juntos, los seres humanos puede abrazarse

Vivamos intensamente esa búsqueda del equilibrio en esta Luna Llena, ya que estando Saturno exaltado en Libra, todo anhelo y proyecto que se cree dentro de lo ético y auténtico, dará sus frutos, vivámoslo con toda confianza, al igual que lo hace el pájaro que canta antes de que haya llegado la mañana, como tan bellamente explica R. Tagore.

Libra es Un Signo Cardinal y su elemento es el Aire. Fluyendo a través de ese Signo la energía del Tercer Rayo, influyendo si es bien aplicada la inteligencia activa, tan necesaria en las relaciones diplomáticas entre naciones.
El Quinto Rayo llega desde su Regente Exotérico Venus favoreciendo todo cuanto a través de ciencia e investigación se relacione con encontrar nuevos caminos en diversas áreas.

El Séptimo Rayo llega a través de su regente esotérico y Urano podrá, dentro de bastante tiempo, vivir en amor lo que consideramos grupos floreciendo lo mejor de cada persona así como ayudará a que desaparezca la tendencia a implantar gobiernos dictatoriales.
Rayos que son como divinas herramientas para poder navegar en el caos que de momento y en forma necesaria, parece destacar en nuestro mundo.

Como siempre, vamos a contribuir con lo mejor de todos nosotros en todas las innumerables meditaciones de plenilunio que se van a celebrar.

Desde el corazón
Joanna  







https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbS0FWYjdLYUZheG8/edit?usp=sharing


VIRGO  -  PLENILUNIO DE VIRGO 

Vivimos una de las energías más significativas del Zodíaco ya que en la pureza de este Signo, vibra el anhelo de nutrir y de proteger, cualidades que ensalzan al ser humano, estando alma y cuerpo en equilibrio y disminuyendo la constante dualidad existente.
En cualquier religión que observemos, nos encontraremos con la figura de la Virgen Madre.
Al igual que la palabra “Cristo”, no ha de determinarse que el significado pertenezca a ninguna religión en exclusiva sino como principio cristico que existe en todo ser. En el simbolismo  cósmico que representa la Virgen María, podemos darnos a luz a nosotros mismos a través de la gestación, evolución e iniciación.
Cada caminante en el sendero sabe que en su propio campo de batalla o Kurukshetra, ha experimentado infinidad de veces y en diferentes evoluciones esas vivencias que a través de crisis,  y Virgo es uno de los ocho Signos de crisis, le han llevado a un mayor estado de luz, ya que en momentos determinados hemos destruido con dolor lo construido, comprendiendo más tarde que de esa forma conseguimos en todo cuanto hacemos, más belleza y plenitud. Virgo alimenta ese proceso y cuanto más profunda es la crisis, la virginal materia aumenta su protección a fin de que los hábitos cristalizados queden destruidos.
Vulcano velado por la Luna, nos muestra con la fuerza de su Primer Rayo, que romper y liberar lo limitante del Eje Virgo-Piscis que tanto ha marcado a nuestra humanidad, nos hace nacer a la voluntad de nuevos inicios, trabajando con los inmensos valores de estos dos Signos.
El Cuarto Rayo fluye a través de Mercurio como regente exotérico y de la Luna.
Mercurio como planeta sagrado nos acerca a Budhi y e intenta equilibrar el tesoro de la mente en fricción con el pasado y lo que la Luna puede representar como prisión de emociones no superadas. Unificar y armonizar parecen metas difíciles de conseguir en nuestro mundo actual y sin embargo, son las benditas energías de Virgo las que pueden marcar ese camino, ya que también el Sexto Rayo contenido en Virgo indica sentido de servicio y puede producir o causar en nosotros nuevas visiones de entrega de todo lo que en diferentes nacimientos vividos en busca de la luz, se ha conseguido desde una espiral mayor, trabajando lentamente “en ese vientre del tiempo” que representa Virgo.
Toda persona nacida bajo el Signo de Virgo o con él en el Ascendente, comprende qué es y qué significa “servicio, dar, entregar, cuidar”, solo es necesario que la bondad de estas personas no las lleve a olvidarse de sí mismas o a no reconocer su auténtico valor, ya que entonces en gran parte de esa entrega habría un desequilibrio interior.
En esta época hay un desafío total entre la paz y armonía y su síntesis contraria, la lucha y lo material, incluyendo por supuesto la correcta comprensión de la importancia del dinero y el ansia de poder.
El dinero es necesario. Virgo desea que los bienes tengan un reparto justo de todos los valores. La Sabiduría Eterna enseña que no existe lo mío y lo tuyo, pero las actitudes hacia el dinero, mantienen dividida y separada a la humanidad por el indebido uso de su valor. Lo hemos comprobado al ver que se permite que una entidad “salvaguardadora” del mercado, haga desaparecer toneladas de grano, alimento de primera necesidad para de esta forma mantener los precios de mercado.
Por otro lado y durante demasiados años los buscadores del mundo espiritual no han mostrado interés ni responsabilidad en asuntos de orden práctico, paralizando su posibilidad de generar economía. Todo ello es afín a Virgo-Piscis.
Una vez más podemos observa que la humanidad es un Todo y cuando ese todo se desequilibra la propia ley del universo se hace patente afectando en general a nuestro planeta.
Se puede investigar, hablar y opinar, pero el resultado físico y comprobable, es que desde las zonas más ignoradas y desnutridas del planeta, han llegado dos enfermedades verdaderamente temibles. La primera no está aun superada y de la más reciente no podemos prever las consecuencias.
Todo lo anterior puede cambiar a través de la energía del entrante Séptimo Rayo y de las nuevas generaciones de buscadores, tanto en la forma unificadora de vivir lo espiritual como por poseer la cualidad necesaria para  que todo recurso genere una forma ética de reparto.
Durante este mes, es mayor la posibilidad de purificar la energía de nuestros pensamientos. Mercurio que es llamada la estrella del conflicto, nos bendice con la posibilidad de ver lo que somos o lo que creemos ser. Fuerte y exaltado en Virgo es la fuente de esos nacimientos entre el yo pequeño y el auténtico; nos nutre y al mismo tiempo nos ayuda a nutrir a quienes cerca nuestro lo necesitan. En Virgo la Chispa divina protege la materia y el sentido de la Madre ilumina a través de la lejana Eva, Isis o María.
La invocación al mundo angélico, la oración, la devoción y la claridad de la mente pueden generar en la próxima Luna Llena un acercamiento al propósito de La Jerarquía y una mayor comprensión de que a lo largo de meditaciones individuales o en grupo durante esas sagradas horas de Plenilunio, las protectoras energías de Shamballa tan cercanas a lo que significa Virgo pueden ser un bálsamo y producir un avance en la evolución y solución de los puntos de sufrimiento en el planeta.
Desde el corazón
Joanna



https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbd1BBU1U3RUU0R1U/edit?usp=sharing

PLENILUNIO EN EL SIGNO DE LEO

YO   SOY   ÉSE   Y   ÉSE   SOY   YO

“Campo de batalla de las Fuerzas del Materialismo y de las Fuerzas de Luz”´.

Así ha sido designado el Signo de Leo el cual tiene relación directa con nuestro Sol, con el Corazón del Sol y con el Sol Espiritual Central.

Fuego es espíritu y fuerza, voluntad y propósito. Desde los tres Signos Ígneos fluye espíritu, alma y cuerpo.

Cada Signo indica uno de los trabajos que hemos de llevar a cabo, pero posiblemente Leo siendo la total representación del Sol, vibra desde lo profundo del anhelo de evolucionar del ser humano. Por ese motivo el Sol rige al Signo exotérica, esotérica y jerárquicamente.

En esta Luna Llena están posiblemente implícitos más que nunca los dones o poderes que determinan al Signo de Leo. Ideales, nobleza, justicia, búsqueda de la verdad formando con el indivisible eje con el Signo de Acuario, fuerte sentido de universalidad, conciencia grupal y protección de los derechos humanos.

Toda persona nacida bajo el Signo de Leo o con él dirigiendo el propósito el Alma desde el Ascendente, puede sentir en todos su átomos una recarga y determinación en su camino de servicio o bien, un cambio total que le abra una nueva visión de la única Verdad hacia la Luz. De la misma forma Planetas en ese Signo pueden ser sugerencias para un bien mayor en su evolución.

La vertiginosa sucesión de hechos ocurridos desde hace algo más de cincuenta años, han provocado un inevitable despertar en una conciencia humana, antes indiferente ante lo que no fuese sus pertenencias materiales o el propio poder ejercido sin discriminación sobre los demás.

A ese despertar le sigue una mayor responsabilidad e implicación en todo lo que es correcto y está dentro de todo lo que consideramos ley.

Regulus es una estrella gigante en la constelación de Leo y se la denomina  Dador de la Ley y esta ley comienza en el propio corazón del ser humano que ha de liberarse “de todo lo que entorpece la aplicación de la ley espiritual” tal como se menciona en Astrología Esotérica.

Desde hace cien años es indescriptible la sangre derramada por esa dualidad materia-espíritu a través de guerras fraticidas. Puede parecer que no hay salida pero es necesario comprender que sin el caos no llega el necesario equilibrio y ahora ese caos es fuerte y deja al descubierto tantos errores y desde tantos frentes, que la inevitable transformación afectará a nuestra humanidad llevándonos a ese necesario cambio de consciencia.

Vivimos dentro de un gran hogar llamado Universo y ningún  país puede sustraerse a las energía que como guías de él emanan. El significado de esas señales las podemos interpretar según el desarrollo de la conciencia de quienes poseen el poder o dirigen naciones,  y por ello esta lunación tiene un significado especial, ya que por ejemplo Israel,  uno de los países enzarzados en una de esas guerras, tiene en su carta de fundación  Luna,  Plutón, Saturno y Marte en el Signo de Leo, siendo precisamente Acuario su signo Ascendente y Tauro su Signo Solar. La Cruz Fija actuando a través de múltiples experiencias.

Este año Leo marca una especial importancia ya que se sitúan en ese Signo, Sol, Júpiter, Venus y Mercurio, en aspecto conflictivo a Marte y Saturno transitando por Escorpio y si bien todo esto es lo que esas Grandes Vidas que son cada uno de los Signos, nos indica o sugieren, es desde aquí, desde el corazón Uno, desde cada rincón del planeta, a través del silencio y de la oración como podemos influir en el drama que nos lleva a ser por fin, sensibles a las maravillosas energías de Urano y Neptuno velados tras nuestro Sol.

https://www.youtube.com/watch?v=TDUdT5z_CBUCada vez hay más almas que alcanzan un nivel superior en su evolución. Los tiempos que vivimos los necesitan y perciben y canalizan en sus acciones una conciencia oculta y una correcta unión fusionadora que les permite el uso del empleo de la mente inteligente. Neptuno que se encuentra en Piscis, en su Signo de regencia y tiene relación también con Leo, consigue que en esa mente equilibrada se involucre la sensibilidad mediadora  través de una visión más elevada que quienes viven en la lucha por el poder.
A través del Leo y para conseguir una mayor transformación recibimos las fuerzas del Primer Rayo del Signo, el Segundo Rayo, el Sexto y Séptimo Rayo  a través de Neptuno y Urano. Poder transformado y matador de formas ya caducas, Amor al servicio que la vida nos indique, Devoción y visión clara y una mente clara y no enjuiciadora, una mente serena e inteligente. Esos son los dones que fluyen durante este mes y a los que podemos ser especialmente sensibles en esta Luna Llena de Leo.

Con amor. Joanna




https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbUXBONEtmUzVBSE0/edit?usp=sharing
LUNA   NUEVA   EN   LEO
Es importante sentir que cuando un signo como Leo va a fluir por el universo conectando con todo lo profundo de nuestro ser, la energía de la Fuente de Vida y la Luz de Sanat Kumara, puede crear oportunidades y sin duda un fuerte sentido de responsabilidad, de necesidad de un trabajo interior para que la humanidad consciente, dirija todo ese potencial hacia la Buena Voluntad, hacia el bien del todo, porque la intensidad de esa luz iguala la potencialidad de las sombras en estos momentos tensos que atravesamos.
Esa continua lucha entre luz y sombra es en los momentos actuales un llamado individual y grupal, dentro de toda forma de comprender y de seguir la vida espiritual de quienes caminan por el Sendero-
Al observar todo cuanto sucede actualmente en el mundo, nuestros corazones se estremecen por el dolor, por esa crueldad motivada por la falta de comprensión de que cuando una parte es dañada, ese acción afecta al Todo y vuelve inevitablemente hacia quien provoca ese dolor. La propia sensibilidad que nace de la persona que ha comenzado ese camino de búsqueda de la luz, hace inevitable ese estremecimiento, pero la frase conocida como “divina indiferencia”, ha de ser aplicada en estos momentos.
Posiblemente muchas personas de buena voluntad no son conscientes de cuánto se puede ayudar con la propia energía en momentos de profunda tensión, de enfrentamientos de los cuales aun no podemos prever las consecuencias.
Esa indiferencia divina, nos hace observar con amor acontecimientos en los que cientos de personas dejan en forma brusca su estancia en la tierra, sin dejarnos arrastrar por el continuo juzgar de quienes aparentemente son culpables de esos hechos.
Todo es energía. Lo sabemos y por ello, el sentimiento de profundo rechazo, la continuidad en el comentario sobre la maldad, el centrarse en la pena o dolor, sin acción posterior alguna fortalece la sombra en el mundo que representa el Morador del Umbral.
La luz llega sin duda a la desorientación de los hermanos que pasan por esas vivencias traumáticas y por tantas muertes violentas, a través de  meditaciones individuales y en grupo, y con el pensamiento de amor que intensifica y facilita la labor de los guías de Luz, de los Ángeles que tienen como divina misión concentrase alrededor de esos focos de dolor para orientar a tantas miles de personas que están entregando su vida, ya que nada sucede por azar y nacemos y desaparecemos en grupos, afectando con esos impactos a la consciencia mundial.
Por todo ello la próxima energía que fluye desde el Cosmos y que comienza el 23 de este mes, unida a la Luna nueva del 27, indican el compromiso y la obligación que el Alma demanda de que esa luz y pensamientos correctos que han estado conformando nuestra casa en el Signo de Cáncer, tomen el compromiso que mana de un Signo tan divino como es Leo.
Apartar el propio conflicto, superar situaciones que nos ponen a prueba para ver hasta qué punto podemos educar al pequeño ego para que el luminoso Yo nos una a los ideales de un signo regido precisamente por la entidad más elevada de nuestro Planeta.
En la próxima Luna Nueva, sería inmensamente útil ese recogimiento espiritual que acompaña el principio de un nuevo ciclo. Momentos de silencio que recogen las semillas de protección de idealismo de Leo. Vivir el sentido de universalidad, de participación  y reparto que ampare a los más débiles. El Maestro Tibetano dijo “La Cruz Fija es la Cruz de la Luz” y el Maestro Kumar nos habla en su libro de la Cruz de Acuario. Todos los fuegos de Dios están activos y vibrantes en este signo. El fuego cósmico, el solar y el planetario.
Tres constelaciones trasmiten el fuego del primer Rayo. Aries, Leo y Capricornio y a través de Leo vibra  la Luz del Alma.
El Segundo Rayo en Leo nos sugiere quedamente que con estas energías podemos escuchar la voz del alma que nos recuerda nuestro propio compromiso y reconducir los beneficios que experiencias difíciles y dolorosas han hecho que pequeños o grandes puntos de cristalización se disuelvan para que una mayor luz nos abrace.
Leo crea sensibilidad en las masas que han quedado iluminadas tras el paso de Cáncer.
Que el amor del Alma Una brille intensamente en los ideales de las semillas plantadas en la próxima Luna Nueva
Desde el corazón
Joanna  

https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbcFZ5djh6NDZYTU0/edit?usp=sharing


 
LUNA - CANCER – HUMANIDAD 

La Luna influye intensamente sobre los éteres planetarios y el trabajo de la humanidad en relación con ella, es de una gran importancia.
Su cuerpo no posee vida propia, no actúa ya a través de ella la fuerza de kundalini que es la energía que vivifica. Posiblemente sabemos todos que esto sucede cuando el Logos creador que la ocupaba, ha dejado de prestar Su atención por determinadas causas, hacia la Luna.
Este proceso afecta profundamente a la Tierra, nuestro hogar, puesto que recibimos energías nocivas, ya que al igual que un cuerpo humano en su proceso de disolución, la Luna en esta devolución al espacio de todo cuanto compone sus vehículos, repercute en la humanidad, ya que nuestros propios vehículos físico, astral y mental, son cuerpos lunares construidos con energías lunares.
El Signo de Cáncer representa la entrada a la vida física, a la forma de la humanidad y estando regida por la Luna, nos lleva a comprender la importancia del próximo Plenilunio.
En gran parte, nuestro planeta está construido con substancia lunar y grandes Devas lunares, llamados Pitris, continúan ejerciendo su poder, ya que la relación de la Tercera Cadena Lunar y nuestra   Cuarta Cadena terrestre, siguen estando unidas y así será durante largos ciclos, posiblemente hasta el final de la séptima ronda de esta cuarta cadena planetaria.
Todos los plenilunios representan oportunidades para evolucionar como Humanidad, como Planeta. Bajo las energías del Signo de Cáncer nos recorre y afecta una vibración especial.
La síntesis “Luna-Cáncer-Humanidad”, si estamos receptivos, nos ofrece la liberación del Fuego espiritual, de la práctica del desapego, del alejamiento del espejismo, especialmente en esta Luna Llena.
De la misma forma que la purificación de un vehículo físico pasa por el fuego, la purificación del Planeta, en los momentos intensos que nos envuelven, es posible con el Fuego espiritual a través de cualquier forma de entender la espiritualidad.
La humanidad, una gran parte de ella, lo ha comprendido y se llega a realizar entre países y especialmente en el día de la lunación,  cadenas de oraciones que cubren con los diferentes horarios, toda esa franja de tiempo en la que podemos llenar de luz nuestro mundo y nuestro ser interior, ya que la Luna al quedar totalmente iluminada por la intensidad y la belleza del Sol, debilita su poder y nos permite, dependiendo de nuestra evolución, conectar con la divina instrumentalización de Neptuno.
El Signo de Cáncer nos afecta pues a todos, especialmente a los nativos y a quienes tienen a este Signo en el Ascendente o enfatizado por cualquier otro factor en el tema natal, pero es oportuno observar en cada tema, que parte de nuestra vida, comienza en la cúspide de ese signo, para llenarlo de esa luminosidad.
Júpiter dejará de estar en Cáncer a finales de este mes, aligerando las energías de la Cruz Cósmica en su oposición con Plutón. Por una parte,  el distorsionado sentido mal comprendido de patriotismo, de lucha y guerra  posiblemente se debilite pero también se alejará su manto protector en un Signo en el que está exaltado.
Como grupos, sea cual sea la forma de comprender la Verdad, se nos ofrece el poder de evocar el alejamiento del pasado ancestral que representa parte de este Signo y sumergirnos en las oportunidades del presente.
Desde el corazón.
Joanna
https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbMkYxYUY0LVIyb3M/edit?usp=sharing
PLENILUNIO DE CANCER
La proximidad del plenilunio bajo las energías de la constelación de Cáncer, evoca en la memoria de cada uno de nosotros como parte de la humanidad, infinidad de sentimientos y de vivencias subjetivas, que se reavivan con fuerza ante un Signo a través de cuya puerta entramos a la vida de la forma física, buscando y anhelando desde entonces fundirnos con la luz.
Cercano a ese plenilunio una nueva respiración de nuestro Universo en el Solsticio que refuerza en su esencia esa relación con la Luz….¡¡¡Construyo una Casa iluminada y en ella habito¡¡¡
En estos momentos tan especiales en los cuales las energías cósmicas ofrecen con más fuerza su ayuda, nuestra Aura puede revestirse con esa Luz a través del servicio desinteresado, del profundo silencio interior, del agradecimiento por todo lo que
nos ha sido dado y que nos ha permitido obtener herramientas para la propia evolución así como poder cooperar en nuestra medida a la de los demás.
Observamos y vivimos fuertes trastornos prácticamente en todo el Planeta y todas esas convulsiones, nos indican que se están produciendo expansiones de conciencia demandadas por nuestra Alma, para que las Aguas de Cáncer no queden estancadas por las rutinas, la comodidad o lo que puede ser peor, la indiferencia.
En este Signo comenzó la influencia de la Jerarquía y tras miles de años la conciencia de masa propia de Cáncer, ha evolucionado y la luminosidad que procede de la conciencia grupal, está enfrentando injusticias a través de voces insospechadas como la de un gran ser que bajo la aparente inofensividad de una monja benedictina de Montserrat, Teresa Forcades, expone serenamente argumentos que despiertan conciencias.
Bajo esa “Casa Iluminada” y desde todos los puntos del Planeta, los hermanos mayores de la humanidad, los iniciados, trabajan intensa y calladamente para llevarnos hasta la dignidad que confiere el Signo de Leo y que culmina con el sentido de servicio y entrega de Virgo.
Es inevitable vivir o “ser vividos” si nuestra atención no está expectante, por las energías de esas Grandes Fuentes de Vida que son los Planetas y las Constelaciones.
Nuestro Sistema Solar conforma nuestro auténtico “Hogar Iluminado” y desde sus lejanos principios, su inmenso amor hacia la humanidad no ha dejado de fluir.
Desde Shamballa y en esos albores mencionados, a través de una potente conjunción entre Júpiter, Venus y la Tierra, se hizo posible por medio de ese triangulo equilátero perfecto, que los Señores de la Llama y su cohorte de entidades venusianas, humanas y devicas, colaboraran en nuestra evolución.
Siempre que busquemos luz en la Sabiduría Antigua, nos encontraremos con la presencia y la ayuda de los astros.
En esa puerta de entrada de la forma a la vida que es el Signo de Cáncer, la Luna nos lleva con su Cuarto Rayo hacia la superación de limitaciones emocionales que aprisionan al Alma, trabajando para obtener correctas relaciones.
También a través de este Signo nos hacemos conscientes del gran tesoro que representa la mente a través del Tercer Rayo y de la potencia de síntesis y ritual del Séptimo Rayo, que con fuerza imparable, nos une en grupos cada vez más amplios en meditaciones que sutilizan los éteres del Planeta.
Neptuno fuerte en este Signo y desde dos puntos diferentes, nos lleva hasta la profunda devoción y nos conecta con la nota vibracional del Alma, convirtiéndonos en instrumentos de la divinidad.
Son momentos profundos y también confusos o caóticos, debidos en gran parte a la transición de Piscis a Acuario, la cual será lenta, pero que nos permite ya ver fuertes luces, nuevos ideales y sentimientos de unidad, que debilitarán toda sombra en el Sendero que deseamos recorrer con profunda devoción y entrega.

Joanna


https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbRUZoYUE3LTZyLWs/edit?usp=sharing


LUNA NUEVA EN GEMINIS       

Las Energías de Géminis abrazan de nuevo a nuestro Planeta Tierra, haciendo más firme el significado que este Signo tiene para nuestra Humanidad y que es el Amor.
Con ese sentimiento la separatividad va perdiendo su fuerza y el despertar de nuevos pensamientos, de nuevos proyectos van iluminando y transmutando la consciencia humana.
Cualquier posición de Planetas en el Cosmos tiene influencia en esa consciencia y por su sagrado compromiso con la evolución de nuestro Planeta Tierra, cuando Mercurio y Venus forman un aspecto armónico, tal como sucede en este novilunio, la profundidad y certeza de lo que cada ser humano ha decidido llegar a SER, se ilumina y la decisión se hace más presente con la energía que esas Fuentes de Vida que son los Planetas hacer fluir hacia nosotros, en momentos tan especiales.

La unión es despertar y consagrar nuestra filiación divina. Cuando está idea está presente, la vida y sus problemas toman otro color y nos convertimos en un ejército deseoso de conseguir la victoria, de conseguir la paz, percibiendo a esa Paz como un deber social, prestando atención y haciendo uso del divino poder de visualizar para remitir armonía y luz en los puntos que ahora destacan con fuerza en el Planeta
Mercurio ilumina nuestras mentes tanto desde el necesario silencio que se ha de vivir bajo las influencias de este Signo, como desde la emisión de la palabra sanadora y plena del Amor que Venus ofrece.


La importancia que en el discípulo tiene el Signo de Géminis la comentaremos con mayor amplitud al acercarse el Plenilunio de Géminis, la tercera Lunación más importante del año.

Desde  el corazón

Joanna

 

https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbT2hobVlnRjZZYWs/edit?usp=sharing

TAURUS

El cambio de consciencia en nuestra humanidad se va haciendo cada vez más patente, como consecuencia de que la comprensión hacia el Plan de la Jerarquía de Maestros y la intensa respuesta a las influencias de Shamballa produce en forma inevitable una evolución en la sutilidad de los vehículos e incluso, en forma palpable en el resto de reinos del planeta.

Ese grado de evolución en el ser humano moderno, es en parte el causante del caos que observamos en diversos niveles. En cada país, cada vez más personas sensibles y con la necesaria preparación, son receptivas a esas sagradas energías y a pesar del uso temerario de los potenciales que nuestra humanidad posee, observado desde “el Plan de Dios sobre la Tierra”, es positivo.

Lógicamente, la misma energía  que en forma aún aparentemente poco visible, contiene la simiente de la voluntad al bien y del sentido de servicio y entrega  a los demás, despierta en personas egoístamente polarizadas, un intenso deseo de poder y de ambiciones desmedidas, las cuales a través de sus poderosas personalidades y uniéndose entre sí, engañan y convencen aún cuando sea en forma temporal usando –gran karma es este- esas energías en el engaño a otras personalidades más débiles y el resultado, tal como lo vemos cada día, deriva en guerras injustas, pisoteo de los derechos humanos y situaciones diarias de una tensión difícil de soportar.

Sin embargo este duro proceso está llevando a una gran masa de personas al despertar interior y a otras a una intensificación sobre el trabajo de purificación interior.

Tauro es Luz y cuando la luz domina el deseo taurino, éste se convierte en un ferviente anhelo hacia la Sabiduría que proviene de las duras experiencias vividas en los intentos de superar apegos, egoísmos y deseo de poseer.

Bajo la energía de la Era de Acuario y del indescriptible poder de Urano, la parte taurina de la humanidad está cada vez más influida hacia esa Luz que Tauro custodia.

Entramos de pleno una vez más después de ese principio de explosión de vida que significó Aries, en la importante Cruz Fija, la cruz del discípulo en donde debe debilitarse hasta la total liberación, la esclavizante arrogancia de las personalidades.

Las energías taurinas y las acuarianas –ambas brazos de esa Cruz- trabajan unidas con más fuerza que nunca, ya que no pueden ignorarse en los momentos que vivimos hoy, el amplio significado que ambos Signos guardan para nutrir y fortalecer el cambio de consciencia que es una de las metas principales a conseguir.

Tauro con su Voluntad y a través del yunque de Vulcano, su Regente Esotérico pleno de la fuerza de Primer Rayo, se une a las Aguas de Vida de Acuario. Preparando el camino para la llegada del Avatar, tal como dice el Maestro D.K.

El Signo de Acuario nos ofrece una percepción universal y entregada a los intereses humanos y nos lleva hacia una síntesis que signifique una religión mundial.

Por determinadas causas y por la fuerza de Cuarto Rayo del Signo, podemos decir que toda la humanidad es taurina y la importancia que esto significa, se amplía en un mes en el cual se celebra una de la Lunas Llenas más importantes del año para quienes transitan por el Sendero. El Festival de Wesak y la Bendita Energía derramada por Buda y su hermano El Cristo.

La posibilidad es inmensa, si vivimos en la mayor serenidad posible. El alineamiento de la constelación de Tauro con Las Pléyades y la Osa Mayor, el planeta Plutón y nuestra Tierra nos lleva a comprender la  posibilidad de evolución a través de la subjetividad y la de sumergirnos en esa intensa Luz que es una de las notas predominantes de este mes.

Si no es la serenidad la que domina, no hay duda que notaremos el efecto de otro potente Signo –quizás el más duro de vivir- y que forma parte de esa Cruz Fija.

Desde Escorpio fluye la potencia más efectiva para la humanidad ya despierta y en donde o bien nos elevamos o nos sumergimos en las oscuridades profundas. De la misma forma que cuando un Signo actúa, las energías totales de los otros tres Signos entran en movimiento, también la polaridad del Signo que se encuentra  en frente, refuerza su potencia.

La atención pues tendría que ser máxima para vivir plenamente el signo de Tauro bajo  el cual han nacido y también dejado el plano físico grandes seres.

Todo cuanto nuestros vehículos estén capacitados para recibir en estos importantes días, han de ser, puesto que Tauro es un Signo de tierra, en el plano externo y practico de la vida, a través del camino o del objetivo que decidimos como almas.

Bajo Tauro vivimos la belleza, la delicadeza y el oculto poder del Planeta Venus que mantiene una especial relación con nuestro Planeta Tierra, así como la inestimable ayuda de su Quinto Rayo. Venus es la energía mental que puede, entre otros factores, establecer correctas relaciones entre hombres y naciones.

El Maestro D.K. nos dice” que el Planeta Venus es para la Tierra lo que el Yo superior para la Personalidad”. Esto nos indica también la intensa influencia que Tauro tiene para nuestra humanidad, al estar regido por Venus.

La auténtica fuerza de voluntad, no la testarudez tan propia también de este Signo, nos llega desde Vulcano, Planeta sagrado que rige Esotérica y Jerárquicamente a Tauro y cuando esa voluntad está activa, ningún propósito dejará de conseguirse bajo la esencia taurina, ya que Vulcano destila lo que representa el alma, lo que nos hace ser espirituales

La fuerza impactante de su Primer Rayo consigue que surja el oro interior y si ese oro interior está activo este mes, el ansiado cambio de consciencia, el caminar firmemente en el Sendero, puede conseguir muchas de las cosas que la humanidad precisa y ayudar a tantos auténticos Servidores que dedican su vida a ello.

Desde el corazón

Joanna





https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbQ1MxOUJEVGc1M1U/edit?usp=sharing


ARIES O EL NUEVO CICLO DEL UNIVERSO
De nuevo el Universo, pleno de Poder, de Vida, de Amor, nos hace llegar su intenso mensaje. La nueva respiración de nuestro Cosmos nos galvaniza.
Nada, nadie puede quedar indiferente a la intensa energía del Signo de Aries. De él, de su arquetipo, emana bajo distintos aspecto y diferentes vivencias, las experiencias que nos hacen finalmente llegar a Ser desde el total sentido de individualidad y fuerza, al Salvador de sí mismo y de los demás al experimentar desde el Alma todas las fases, llegando a Piscis y fusionándonos con el Todo. Es un largo trabajo que constantemente intentamos repetir, que debemos repetir sin tener en cuenta espejismos, errores….todo es el camino que nos lleva hacia el Sendero de vuelta a la Casa del Padre.
¡Es un momento sagrado para vivirlo desde lo más íntimo de nuestro interior y para que le permitamos marcar con su Bello Fuego lo que va a acontecer en nuestras vidas a lo largo de  este año¡ De ese Fuego emana la divina energía ya sea desde Dios o des el ser humano como hijo de Dios.
No es fácil asimilar en nuestro ser la fuerza de Aries. Por una parte es totalmente necesaria la introducción dentro de la materia debido a su creatividad y  poder para captar arquetipos necesarios para la evolución en general y desde la entrega a todo ese esfuerzo, surge en un momento dado como una luz cegadora, la necesidad de hollar el sendero de la liberación, desprenderse de la esclavitud de la forma, entregándose con la misma intensidad, cuando lo más material ha perdido ya el interés.
El Fuego se reorganiza y se reorienta hacia la máxima regeneración que lleve a esa liberación, anhelo y necesidad de usar la fuerza vital sin que sea el propio interés el motivo principal, ya que cuando Aries nos galvaniza, respondemos a los impulsos que vienen del mundo de las almas.
Aries….vida…muerte a un tipo determinado de vida y finalmente, Resurrección cuando ya se hace posible apartar la piedra pesante de la materia que es como nuestro sepulcro.
Aries Marca un período único para el aspirante, para el discípulo para todo hijo de Dios. El Festival de Pascua. La Ascensión del Cristo viviente, Maestro de hombres y de Ángeles. Él es la expresión del Amor de Dios, dirigiendo la Jerarquía Espiritual. Es realmente un tiempo especial, para la propia meditación, la meditación grupal, y la unión más pura posible enlazada desde el pensamiento con toda la Humanidad.
El Festival de Wesak y el de la Humanidad o Buena Voluntad  fluyen a través del Éter del Cosmos, de nuestro Hogar y posiblemente, estemos viviendo todas esas energías en una forma especial, ya que las grandes Vidas representadas por los Planetas como emisarios y situados en puntos estratégicos, no pueden causar indiferencia. La masa aún no despierta, si está emitiendo la orden de “que la forma sea buscada nuevamente”, mientras que quienes están en el camino desde hace ciclos, hace más que nunca el axioma a espiritual de “Surjo, y desde el Plano de la Mente, rijo”
Seguimos observando con interés y amor almico todos los hechos que suceden en el mundo. Enfrentamientos, demandas por la propia dignidad, protestas y exigencias de derechos humanos, mientras que al mismo tiempo y aun cuando sea el principio solamente,  los poderosos que no han utilizado bien el Poder, están quedando al descubierto sin que ese peligrosa y potente energía que es el dinero, pueda prestarles inmunidad.
La Cruz Cardinal es la Cruz de la Mónada, es la Cruz de Dios. Todo es más enérgico cuando vivimos su experiencia y en Aries podemos intentar utilizar la fuerza de Primer Rayo y moldear nuestra forma, el idealismo de Marte su Regente Exotérico,  y sentir la devoción auténtica que llega desde el alma, intentando no contribuir con la fuerza de nuestros pensamientos de odio, juicios, opiniones apasionadas, al fanatismo que tanto contribuye a la separatividad entre países y grupos.
En el próximo mes de Abril de este 2014, entre otras confrontaciones de intensidad planetaria, este Marte potente en estos días formará una oposición con Saturno desde el transmutador Signo de Escorpio.
Plutón desde Capricornio formará otra oposición con Júpiter en Cáncer por lo que debemos estar atentos, absortos en el sentimiento de paz y de amor, ya que el fanatismo unido al karma del aspecto mencionado y al sentido de patria de Cáncer con Júpiter exaltado facilitará el resurgimiento de viejas heridas, de antiguos karma y, de inesperados encuentros
Mercurio como Regente Esotérico es una inmensa ayuda cuando ésta es dedicada con intensidad a la armonía, a la creación continua de pensamientos positivos. Aries gobierna la cabeza, es el signo del pensador y bien sabemos que todo principia en la mente.
Son infinitas las energías y los alineamientos que siempre suceden en el mes de Aries, pero por lo sugerido en líneas anteriores, podemos imaginar que este mes tiene unas connotaciones especiales.
Luz, Amor y Poder
Que así sea. Joanna


    
https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbSzE2X19ZLW9tNFE/edit?usp=sharing
LUNA NUEVA DE ACUARIO 
 En el período de Luna Nueva, nuestras energías, nuestro contacto con el Ser, evoca y precipita diferentes estados interiores cuando la intención es intensa e impersonal, uniendo en ese anhelo a miles de almas en el Planeta que comprenden el inevitable y ansiado efecto que todo ello producirá.
Durante ese período de Luna Nueva, nos concentramos en cómo puede manifestarse el Plan, considerando los diferentes medios, a través de los cuales "el poder de la Vida una" y el "amor del Alma una", se pueden expresar a través de los servidores del mundo. En la Luna Nueva se pone énfasis en comprender qué energías fluyen hacia nuestro planeta a través del Signo en el cual la luna comienza su camino.
Se hace necesario ser conscientes de la importancia que la reunión de diversos y diferentes grupos con un mismo anhelo impersonal tiene en estos momentos, ya que siendo vivencias vibrantes del Cosmos, nos afectan directamente como seres humanos que vivimos y respiramos en él, pudiendo desde esa consciencia fluir a través de unas energías tan importantes como son las que vamos a tratar en esta lunación.
El nivel de madurez de Acuario en cada ser humano, está en el determinado nivel en que su sentido de ser y de conocerse a sí mismo, le permite desde su madurez en Leo, entregar su inmenso potencial al amor impersonal y grupal de Acuario. Este es uno de los ejes que más pueden ayudar a que la humanidad avance cambiando el sentido de importancia del pequeño yo a una octava mayor. Leo y Acuario son energías que emanan la necesidad de sentimientos e ideales nobles, de anhelos profundos por poder formar parte de ese grupo de servidores del mundo que sin perder su sentido de identidad, viven y trabajan entregando su tiempo al servicio de un Todo mayor. Las Aguas de Vida, son la dulce semilla que la Era de Acuario que estamos viviendo, nos lleva a estar despiertos a todo cuanto se mueve en el mundo. La indiferencia va perdiendo terreno a medida que las mentes despiertan. El “nosotros” se está haciendo una realidad y el apoyo sincero y fuerte a personas, vivencias, problemas, en lugares lejanos, rompe los esquemas que durante tanto tiempo han permanecido fuertes dando potencia a lo oscuro, a lo egoísta. En las horas previas a la Luna Nueva, el interior de todo ser humano que ha despertado a la luz, ha de procurar vivir en la mayor serenidad y silencio.De esa misma forma se recogen las fuerzas en el Universo. Las energías están prontas a llegar y las semillas prestas a ser plantadas según el nivel de evolución de cada persona.
Oportunidad – Iluminación – Fraternidad.
Estas son cualidades de Acuario. Dentro de la responsabilidad grupal que Acuario y el sentido profundo y consciente que tiene la Casa Once, se crea una espiral mayor de la comprensión del “nosotros” de la Casa Siete. Nos fundimos en esa conciencia grupal, pero ahora ya sin el peligro pisciano de poder perder la propia identidad y seguir a mentes magnéticas que puedan no tener un ideal puro.
Podemos manifestarnos en unidad total de almas; ese es uno de los mensajes de Acuario, haciéndolo a través del auténtico amor, del amor que no necesita poseer, que vibra al entregar.
Ese es el sentido esencial de acuario.
Amar incondicionalmente viviendo el desapego. Son energías para acercarnos a esa Fuente de Aguas de Vida que nos pueden ayudar a incorporar esa forma difícil de mantener y de vivir en el amor.
Desde el corazón.
Joanna






https://drive.google.com/file/d/0B1qeo2BlgVBbOFNwRHdVeW9WMlk/edit?usp=sharing

No hay comentarios :

Publicar un comentario